Inicio Columnas MAY SIN LASTRE

MAY SIN LASTRE

1151
0

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 4 segundos

Por Samuel Cantón Zetina / @SamuelCanton

Tabasco va a tener a partir de octubre a su primer gobierno de izquierda.

O a su primera administración libre de priistas, panistas y perredistas.

Es decir: a algo verdaderante representativo del nuevo modelo de transformación nacional impulsado por Andrés Manuel López Obrador.

Por los nombres dados a conocer, habrá viejos luchadores sociales, fundadores del movimiento, y una nueva generación de servidores públicos afín ideológicamente a los líderes del proyecto.

Ya se verá si la caterva de desertores de otros partidos que en los últimos años se trepó vergonzosamente al barco de la 4T para agarrar “hueso”, o no ser marginado, permanece leal al navío guinda fuera del presupuesto.

No es nada probable…

Menudo desafío emprendió May Rodríguez al decidir jugársela sin “la experiencia y el oficio” de los priistas, que primero se apropiaron del histórico triunfo andresmanuelista del 2018, y luego desplazaron de los cargos públicos a los que desde siempre creyeron en AMLO y marcharon incondicionalmente a su lado.

Por esa invasión de personajes multicolores corruptos, conocidos y señalados por todos los tabasqueños, desde hace 5 años y medio no se cumple en el edén en ruinas ninguno de los tres principios fundamentales de la 4T: No robar, No mentir, No traicionar.

Sin embargo, a cambio de comandar sin trepadores, el político de Comalcalco deberá asumir las consecuencias del resultado del experimento.

Un eventual fracaso de su gobierno -que nadie quiere, y a nadie conviene- ahora sí sería de la izquierda.

De allí la importancia, extrema, de la respuesta que darán, para cumplir al estado y a sus gurús, los 7 hombres y 7 mujeres llamados por May para gobernar.

“No les vamos a fallar”, asegura el mandatario electo, y habla por todos.

Ojalá su equipo dé el ancho, y no regrese al poder la runfla de incapaces y sinverguenzas del PRIAN, y del propio MORENA, que hundió a Tabasco en la mediocridad y la marginación…

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here