Inicio Opinión OMISIONES SIN CASTIGO

OMISIONES SIN CASTIGO

228
0

“Al poder le ocurre como al nogal, no deja crecer nada bajo su sombra”: Antonio Gala


• IMSS, Conagua y Fayad se lavan las manos
• Q. Roo:Torruco y CJ montan próximo show
• Acepta AMLO: es todo dentro del gobierno

Por Lilia Arellano

Ciudad de México, septiembre 8, 2021.- Se han hecho múltiples denuncias sobre la corrupción galopante, la del pasado y la del presente; han ocurrido colapsos y tragedias en donde la omisión está a la vista; la violencia se ejerce no solamente por parte de la delincuencia organizada sino forma parte de la estrategia de la autoridad para supuestamente imponer orden y hacer retornar la seguridad; movimientos con los cuales se afecta el patrimonio nacional o se violan leyes están debidamente registrados ¿y? En México no hay responsables pese al acumulamiento de pruebas, las justificaciones van más allá y se han convertido en auténticos mantos de impunidad.

Mienten tanto Zoe Robledo como Omar Fayad justificaron su indolencia, las omisiones, con las cuales lograron incrementar el número de fallecimientos de mexicanos y generaron una tragedia más. Desde el viernes anterior tanto el Ayuntamiento de Tula como la propia Conagua advirtieron de la posibilidad del desborde del río y de las presas. Tuvieron los de la Comisión Nacional de Agua todo el fin de semana para desfogar las presas, sin embargo nada hicieron. Protección Civil municipal se limitó a mandar un aviso a la misma área dentro del gobierno estatal y no fueron capaces de empezar a organizar a la población, de alertarla para poder ser evacuada y ni siquiera se pusieron en contacto con las autoridades del IMSS para señalar que, habiendo sido construido el hospital de zona a solamente 100 metros del río, el peligro era inminente, debían desalojar el nosocomio.

Sumaron 17 muertos y no hay un solo culpable, nadie para ser castigado por omisiones. La Conagua ya cometió una gran pifia al crear otra tragedia en Tabasco, cuando llevaron a López Obrador a decidir inundar comunidades para evitar se diera éste fenómeno en Villahermosa. No desfogaron las presas entonces, tampoco lo hicieron en Tula. Al respecto no hay un solo señalamiento sobre los responsables, sobre la dirigencia de zona, de la central de esta Comisión. La irresponsabilidad permea en los tres niveles de gobierno y sobre las torrenciales lluvias, en efecto, no puede hacérsele ningún señalamiento al presidente, aunque si debe exigírsele se castigue a quienes incumplen y provocan semejantes tragedias.

Zoe Robledo señala no fueron advertidos, Omar Fayad lo acepta y dice los tomó desprevenidos el desbordamiento y la tormenta, argumenta cínicamente Tula no debió levantarse en esa zona pero lo hicieron los Olmecas. Ese sentido agrio, de humor necrófilo, lo pinta de cuerpo entero. ¿Lo tomó por sorpresa un evento que tuvo lugar tres días después de haber sido alertados? ¿No sabe si su dirección de Protección Civil estaba informada y haciendo la tarea que le corresponde? Zoe Robledo no ha inspeccionado los hospitales del IMSS, tampoco les han dado el mantenimiento debido y el colmo es no estar pendientes de todo lo relacionado con la electricidad, servicio con el cual se salvan vidas o se provoca, como se vio, lo contrario. Ni emergencias, ni quirófanos, ni las zonas de terapia intensiva y media puede quedarse sin luz. Pero para toda esa indolencia no habrá ningún castigo.

Como puede verse tampoco lo habrá para Omar Fayad quien, de inmediato, puso en marcha la gran farsa haciéndose víctima por la volcadura de su lancha, “se le hizo agua la canoa” le replican en las redes sociales. Justificó no actuar a tiempo porque padece de divertículos y de salmonelosis, lo cual no lo exime de responsabilidad. Tampoco Zoe Robledo tiene justificación alguna, menos aún cuando refiere el IMSS cuenta con todo tipo de protocolos y entonces ¿por qué tuvieron los vecinos del hospital ser quienes rescataran a los enfermos? Ambos dicen todo los agarró desprevenidos, no lo esperaban, fue una sorpresa, no les informaron y ninguno acepta la responsabilidad por la espantosa, terrorífica, erizante muerte de quienes buscaron recobrar la salud en ese nosocomio para encontrarse cara a cara con la parca.

Aún permanece en twiter el llamado de alerta ante el probable desbordamiento del río Tula desde el viernes anterior. Hubo tiempo para instalar albergues, para llevar a cabo evacuaciones y traslados de pobladores en peligro y de todos, absolutamente todos los pacientes internados en el hospital del IMSS. Nada hicieron y no presentan un solo responsable. La crueldad gubernamental y el desapego por proteger la vida de los ciudadanos se vio claramente con las justificaciones lanzadas por el Ejecutivo federal con el fin de dejar sin culpa tanto al titular de Conagua como al del IMSS, extendiendo su manto protector a Omar Fayad quien cínicamente le da la razón a Robledo al referir lo inesperado de los sucesos.

Aunque esperar ver caer responsabilidades y castigos es una quimera. Ni con 17 o con 29 muertos estas autoridades impondrán algún castigo. Van a buscar, seguramente, al obrero que atornilló los pernos o a quienes hicieron las soldaduras de la parte colapsada de la Línea 12, ya se verá a quien compran para que se culpe y así Carlos Slim, convertido de nuevo en gran amigo del tabasqueño, pueda seguir cotizando a la alza las acciones del Grupo Carso. No hay responsabilidad alguna para el o los peritos nombrados por el gobierno para supervisar las obras, al constructor se le protege porque va a pagar la reactivación del transporte, las cabezas: Ebrard, Mancera y Scheinbaum, seguirán tan campantes, dos buscando la candidatura presidencial, el jamón del emparedado curándose de la diarrea porque susto si le dio, pero nada más. El colapso de la L-12 enterró no sólo a víctimas, sino la podredumbre de la política practicada en la capital del país.

Tristemente observamos como el vecino del norte, por ejemplo, llevó al gobernador de Nueva York a renunciar a su cargo ante la denuncia presentada por acoso sexual, aquí se produce muerte y no pasa nada y, si de ese tipo de abusos se trata, se le tiende alfombra roja a quienes cometen estos delitos. Recordemos que, según Santo Tomás, la omisión es un grave pecado, se castiga si se descuida el actuar bajo circunstancias en las que puede y debe actuarse. ¿No que muy creyente don Andrés? Tormenta y temblor, para la mañanera “ya pasó, ya es otro día el de hoy” uno en el cual se acumularon 277 réplicas. Seguimos temblsando

PURO CUENTO CARIBEÑO

Como en el presente todas las farsas son aceptadas, las mentiras tienen bienvenida, los espectáculos se presencian dentro y fuera de Palacio Nacional, no hay ningún impedimento en la extensión de la farándula. Así llegamos a la instalación de fuentes danzarinas en torno a la megaescultura en cuyo interior, se dijo en alguna ocasión y se repitió en otras, instalarían las oficinas de la Secretaría de Turismo. Gastaron otros 22 millones en ese juego de luces con el cual pretendían enamorar al turismo. Como se recordará la megaescultura tuvo un costo multimillonario al sumarse el pago a Sebastián, para poner su obra en el mar, todo el gasto para poder cimentar el peso de la obra. Durante años se pagó la renta de la maquinaria puesta frente al lugar porque la inconformidad de los chetumaleños por semejante gasto interrumpió se terminara la construcción. Se sabe llegaron a un arreglo económico con Enrique Carbajal para poder utilizar la megaescultura, aún sin terminar, y ofrecerla a la Sectur.

Sabido es Don Miguel Torruco no tiene la menor intención de llevar la dependencia a su cargo a la capital quintanarroense. Chetumal, en su opinión, no tiene el atractivo turístico suficiente para albergar semejante secretaría cuyo presente refleja inutilidad. Ante la visita de López Obrador y consciente de la importancia que para el mandatario tiene el Tren Maya volvió a sacar sus cuentas alegres y habla de 430 proyectos hoteleros con los cuales se crearán 137 mil empleos, lanza gran verborrea sobre los Pueblos Mágicos, los cuales se encargo de desaparecer, de dejarlos sin recursos ni promoción y luego pretende tomarle el pelo a los chetumaleños afirmando todo está dispuesto para el traslado de laSectur. Por lo pronto hoteleros, prestadores de servicios, comerciantes, restauranteros, habrán de ajustarse a la publicidad de voz en voz, la misma que hace más de 45 años empezó a dar a conocer Cozumel, la Isla con la cual despegó turísticamente Quintana Roo.

Pero hoy habrá de nuevo show al presentar Carlos Manuel Joaquín González su penúltimo informe de gobierno. Ya no le tocó hacerse la gran fiesta a la cual se asistía por obligación. Cuando ya van de retirada solamente los siguen unos cuantos, pero el argumento de protegerse por la pandemia y dar links al por mayor para seguir el evento cumplimiento con los protocolos evitará se vea la realidad de su entorno en donde el PRI no lo quiere de regreso, el PAN no pudo sacarle jugo ni respaldo y tampoco lo desean en sus filas y con los perredistas terminó totalmente distanciado, peleado. De los dos partidos estatales solamente le queda el formado por él desde la gubernatura y eso mientras les siga dando dinero, porque el otro el MAS, aliado con Morena no quiere ningún trato y menos a estas alturas cuando los militantes y la dirigencia no lo pueden ni ver.

Como no son privativos los espectáculos y los escándalos para un solo poder, el Judicial quintanarroense tiene lo suyo. Fidel Villanueva, magistrado de salida y ex titular del TSJ, hizo lo propio dejándose ver en los centros nocturnos más atractivos de Cancún con féminas de portada de revista, también con relación al manejo de recursos entregado para la capacitación de jueces ante la puesta en marcha de los juicios orales y ni que decir de los millones para la construcción de otras instalaciones del Poder Judicial. No oculta da patadas en la mesa porque no quiere dejar el cargo, sabe lo que puede llegarle pese a haber contado durante muchos años con la protección de su sucesor Antonio León quien nada aprendió de Lizbeth Song Encalada, ni en lo legal ni en lo relacionado con la honestidad. De entre los magistrados de ese tiempo quien se lleva las palmas es Carlos Lima, ligado hace muchos años a operaciones fraudulentas de todo tipo, pero ahí sigue, protegidísimo.

DE LOS PASILLOS

Lo extraoficialmente conocido se afirmó, ahora si oficialmente ayer. El presidente reconoció que ya no puede estar haciendo el trabajo de la Secretaría de Gobernación –santo madrazo Batman a doña florero-, por eso le pidió a su paisano López Hernández encargarse de esas área. “Yo necesitaba en esta nueva etapa un apoyo de alguien que me auxiliara en todo lo relacionado con cuestiones políticas, es decir, la relación con los gobiernos de los estados, con el Poder Legislativo, con la PGR, con el poder Judicial, con todo lo relacionado con reformas y lo que tiene que ver con denuncias, amparos, me ligera porque yo también tenía que hacer eso, porque en esta nueva etapa necesito más tiempo para consolidar el proceso de transformación”. O sea, ha sido totalmente cierto no se ha movido la hoja de un árbol sin su orden y también es cierto va a seguir en campaña porque tal consolidación va de la mano de mantener a Morena en la silla presidencial…Todavía le quedan 130 mil millones de pesos a Ramírez de la O de los colchones financieros dejados por los neoliberales, ayer al entregar el paquete financiero los encargados de espulgarlo profundamente los van a buscar…Envidiable la impunidad con la cual gozan Romero Deschamps, Napoleón Gómez Urrutia, Yeidckol Polevnsky, Alberto Anaya, Emilio González, entre otros pero, sobre estos no es cobija, es una plancha. En fin, el presidente escogió las mulas con las cuales arar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here