Inicio Columnas Una tormenta en un vaso de agua

Una tormenta en un vaso de agua

344
0
SEADE, EN APRIETOS. FOTO ESPECIAL.

* Un tema que pudo haberse arreglado sin conferencias ni viajes intempestivos a Washington.

El sábado a mediodía, la Cancillería citó a una conferencia urgente que encabezaría el subsecretario Jesús Seade Kuri, principal negociador comercial del gobierno mexicano y protagonista de las recientes conversaciones con Estados Unidos sobre modificaciones al T-MEC.

Seade dio a conocer la inconformidad de México respecto de una parte de la redacción de la iniciativa HR5430 que el gobierno del presidente Donald Trump envió a la Cámara de Representantes del Congreso estadunidense para implementar el T-MEC.

“En términos generales, la legislación presentada ayer en Estados Unidos contempla los apartados habituales de este tipo de legislación”, leyó Seade ante los medios de comunicación.

“Sin embargo, adiciona la designación de hasta cinco agregados laborales estadunidenses en México, con la responsabilidad de monitorear la implementación de la reforma laboral que está en curso en nuestro país”, añadió.

El subsecretario dijo que por esta razón había enviado una carta al representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y que se trasladaría de inmediato a Washington para plantearle a él y a los legisladores su desacuerdo.

“Es preocupante que, a través de una iniciativa de ley, se pretenda ir más allá de lo necesario para cuidar el buen cumplimiento de lo negociado entre las partes”, decía la carta. “Nos reservamos el derecho de revisar los alcances y efectos de estas disposiciones”, y establecer eventualmente “mecanismos recíprocos” en defensa de los intereses nacionales.

El domingo, ante las diversas interpretaciones a que dieron lugar la conferencia y la carta, Seade subió a Twitter una serie de mensajes hilados.

Se defendió diciendo que los términos de la iniciativa enviada al Congreso estadunidense no habían sido consecuencia de un trabajo mal realizado por parte del equipo negociador mexicano –compuesto esencialmente por él mismo–, sino “de decisiones unilaterales” de Estados Unidos.

En un tuit que luego borró, Seade explicó que EU actuaba con base en “la desconfianza a nuestro país” y culpó de ello a “la inacción de gobiernos anteriores”, sin precisar cuáles ni sobre qué aspecto. “Estamos pagando justos por pecadores”.

Ayer, durante dos horas, Seade se reunió con Lighthizer en Washington y, posteriormente, éste hizo pública una carta, en la que aclara que los agregados laborales serán funcionarios asignados a la embajada estadunidense en la Ciudad de México, que “brindarán asistencia técnica” en asuntos relacionados con la reforma laboral, pero “no serán ‘inspectores laborales’ y cumplirán con todas las leyes mexicanas relevantes”.

Es decir, simples attachés o agregados como los que, todos los días, crea algún país en alguna embajada suya, sin mayor trámite que una notificación. Como si México no fuese suficientemente soberano para expulsar a cualquier funcionario extranjero que se extralimite en sus derechos y deberes diplomáticos. ¿Se habrá olvidado que, en 1971, el gobierno de Luis Echeverría echó a cinco miembros de la embajada soviética?

Total, una gran tormenta en un vaso de agua. Un tema que pudo haberse arreglado sin conferencias de prensa ni viajes intempestivos a Washington. ¿O la idea era envolverse en la bandera nacional para contrarrestar las críticas de los expertos al protocolo modificatorio del T-MEC?

En todo esto quedó de manifiesto la concentración de funciones importantísimas en una sola persona, el subsecretario Seade, quien cree que puede solo con el paquete –al grado de no hacerse de algún asesor que hable inglés y prescindir de la experiencia de quienes sí saben del tema, como los integrantes del llamado “cuarto de junto”–, y hacer decir al Presidente cosas como que el gobierno de Trump envió “de manera clandestina” una iniciativa de ley al Congreso de su país para crear la figura de “inspectores”.

https://www.excelsior.com.mx/opinion/pascal-beltran-del-rio/una-tormenta-en-un-vaso-de-agua/1353612

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here