Inicio Columnas CASO CERRADO. CRISTÓBAL JAMÁS ME HA AGREDIDO: MARÍA ORTEGA

CASO CERRADO. CRISTÓBAL JAMÁS ME HA AGREDIDO: MARÍA ORTEGA

903
0
  • Lalo Orihuela, gran aliado de los temas de género

Por Martha Elba Torres Martínez

Por 15 años, Cristóbal Arias Solís ha cargado con la acusación en su contra, por parte de su esposa, de presunta violencia física presentada en marzo de 2005. En aquel entonces, señaló: “Si alguien tiene que aclarar algo, si así lo juzga conveniente, tendrá que ser ella, para que más tranquila y serenamente, comentar sobre cómo exactamente ocurrieron los hechos y de cuál fue verdaderamente el motivo de la discusión”.

Pues María ortega se tardó un poquito.

Apenas esta semana, a través de un mensaje en su red de Facebook, la abogada y entonces fiscal para la Atención de Delitos de Violencia Intrafamiliar de la Procuraduría de Justicia del estado, negó haber sido víctima de violencia:

“Cristóbal jamás me ha agredido físicamente. Fue un problema marital, que fue debidamente aclarado y superado y nos reconciliamos. Llevamos 40 años casados y nunca nos hemos separado”.

Después de dos intentos de ser gobernador de Michoacán bajo las siglas del PRD, el hoy senador por Morena, se encuentra en condiciones muy favorables para cumplir su anhelo, por lo que el mito de la corretiza con cuchillo en mano, tenía que desentrañarse.

Cristóbal Arias se la pasó prácticamente en la banca, durante los gobiernos de Lázaro Cárdenas Batel y Leonel Godoy Rangel. Pero el famoso cuchillo volvió a blandirse mediáticamente en la campaña para el escaño en la Cámara Alta. Ahora el proyecto es de mayor alcance y magnitud.

El lunes 14 por la noche, Ortega Ramírez subió a su red un mensaje de apenas dos minutos para referirse a la intromisión de unas mujeres en la conferencia de prensa del día 11, del diputado federal Mario Delgado y que acompañaba el senador Arias Solís. Ahí, quienes se identificaron como integrantes de la Red Colectiva Feminista de Michoacán lo señalaron de “agresor de mujeres”.

María Ortega les respondió:

“Este grupo de 8 mujeres se presentaron para increpar y sacar a relucir un problema marital de hace casi 20 años, que fue debidamente aclarado y superado. Cristóbal jamás me ha agredido físicamente. Nos reconciliamos, llevamos 40 años casados y nunca nos hemos separado.

“Este grupo de mujeres violentó todos mis derechos humanos, como mujer, esposa, como madre, como abuela, lesionando también los sentimientos de mis hijos y dañar la imagen propia y de mi esposo ante la opinión pública. Utilizaron mi imagen, mi nombre, mis apellidos, para tratar de dañar políticamente a quienes ellas mismas manifestaron, es la persona que encabeza las preferencias para ser el candidato a gobernador por el partido Morena.

“Aquí hay un trasfondo de carácter político y operado, no se porqué intereses y a quiénes sirven este grupo de mujeres. La mayoría de los michoacanos ha opinado en las más de 30 encuestas, que Cristóbal es el que encabeza la preferencia para las elecciones del año que entra, y eso tiene a otros preocupados. Aquí esta el fondo de todo este espectáculo que fueron a montar estas mujeres”.

Y aunque pudo tardarse un poco en aclarar los hechos de hace 15 años, Mary no se equivoca en el fondo de las cosas: el grupo de mujeres se centró en pedirle a Mario Delgado, quien encabeza a su vez las preferencias para la dirigencia nacional de Morena, que le frene el paso al senador en sus aspiraciones a la gubernatura.

Evidente también, que las jóvenes no contaban con la información completa, pues aseguraron que Arias Solís cuenta con la denuncia en su contra, pero apenas sobrevivió unos días. Incluso, Cristóbal nunca fue citado por la PGJE para declarar, y solo otorgó una entrevista a un medio para hablar al respecto, en su propia casa y entre los retratos intactos de la pareja.

Fue a esta redactora y publicada en la edición impresa número 2, del 13 de mayo de 2015 del Semanario Los Periodistas. Cabe mencionar que la revista tuvo tal demanda, que se realizó un segundo tiraje.

En esa entrevista, Cristóbal habló de diversos temas, del refrigeradorazo en que lo mantuvo Cárdenas Batel, de su mala relación con el “dirigente policía” -Leonel Godoy- y del declive del PRD, pero también de su afinidad desde entonces con López Obrador, cuyo liderazgo al frente del sol azteca, lo catalogaba desde entonces como el mejor. Así que quien diga que fue un advenedizo en 2018, se equivoca. Aquí, su versión sobre el escándalo de 2015.

Sobre todo, defendió a su esposa

“Fue un problema muy íntimo, muy privado, de una situación que se da en todos los ámbitos familiares y que se hizo público. Yo lo lamento, porque creo que nuestras diferencias conyugales deben quedar en lo privado y no trascender. Pero si quiero decirte, que no voy a convocar a los medios para dar mi versión de los hechos. Primero, porque no soy aficionado a las telenovelas ni soy actor para dejar que mi vida privada se convierta en una telenovela para los michoacanos, no somos Juan Osorio y Niurka. Segundo, no voy a atacar ni descalificar a Mary. Es la mujer de la que me enamoré, con la que me casé, y es madre de mis hijos. Entonces, por respeto a ella y a mis hijos, a nuestro entorno familiar y de amigos, no voy a entrar al terreno de la disputa.

“Creo que si alguien tiene que aclarar algo, si lo juzga conveniente, tendrá que ser ella, para que más tranquila y serenamente, comentar sobre cómo exactamente ocurrieron los hechos y cuál fue verdaderamente el motivo de la discusión.

“Ella es la que tendrá que precisar con el tiempo y aclarar las cosas, y bueno, que la autoridad determine si soy sujeto de alguna investigación, si encuentra probables elementos constitutivos de algún delito, ya que también la autoridad entró a las declaraciones.

“Es decir, la Procuraduría de Justicia a través de su titular (Miguel Ángel Arellano Pulido, hombre cercanísimo de Godoy Rangel) emitió declaraciones que no he querido refutar por no revivir un escándalo que nunca debió darse. Por eso creo que la instancia encargada de las investigaciones debe ser la que de a conocer los resultados, así como lo hizo su titular para hablar públicamente del asunto.

“Lo que quiero decir, es que me siento con la conciencia tranquila, que estamos unidos en familia; que me conocen en muchos aspectos de mi vida y que no tengo nada qué ocultar; que no me siento ni soy culpable de nada. Que lamento que se haya hecho un escándalo de orden público, un asunto íntimo y familiar. A Mary jamás habré de descalificarla, al contrario, si algo tengo que agradecerle, es que me haya aceptado como pareja y por esos buenos momentos que también vivimos. Ella siempre estuvo a mi lado apoyándome en mi vida política, en las buenas y en las malas”.

La ayudadita

“Lo que también te digo, es que quienes quisieron ver esto como un golpe político y demoledor hacia mí, te aseguro que se han equivocado. Porque aquí estoy, me siento fresco, lozano, con ánimo y se que este golpe más moral e íntimo, que político, habré de superarlo. Estoy preparado para más y se van a quedar otra vez con un palmo en las narices los que se regocijaron y creyeron que ésta sería la puntilla para acabarme. Se que no estoy solo, pues tengo el apoyo solidario de mis hijos, mis familiares y amigos. Como parafraseaste a Nietzsche: lo que no mata fortalece. Yo añadiría, como buen rockanrolero, a John Lennon con Yo Soy la Morsa: yo creo en mí, no creo en otras cosas, soy quien soy y esa es mi realidad”.

El hoy senador morenista también compartió su impresión de la “ayudadita” que recibió su esposa, para que la denuncia penal por violencia doméstica, trascendiera más allá de los límites del estado, e incluso del país.

Efectivamente, de forma extraoficial, desde las esferas del gobierno lazarista surgió la convocatoria a medios del estado y corresponsales nacionales, a la declaración que emitiría la fiscal María Ortega, luego de presentar la denuncia contra su esposo, por violencia.

“Resultó curioso que haya tenido (Mary) ese gigantesco poder de convocatoria a medios locales, nacionales e internacionales, para que una cuestión hasta cierto punto especulativa, resultara de tanta trascendencia, como si fuera un acontecimiento de gran magnitud”.

Hoy la misma “ayudadita” le quiere cerrar el paso al senador Cristóbal Arias en su aspiración a la candidatura de Morena, pues ayer comenzó a comentarse en redes, la eventual incorporación como candidata, de Camila Cárdenas Batel.

Por eso, muy pocos medios retomaron el mensaje de María Ortega Ramírez. En este caso, el video se obtuvo de otro perfil, ya que desde hace mucho me borró de su comunidad de amigos por no creer en López Obrador. Como sea, caso cerrado…

                                                                               ***

Consulta Mitofsky publicó ayer en El Economista una fotografía sobre el clima electoral rumbo a los comicios del 2021, y me dio gusto encontrar entre los mencionados para la candidatura a gobernador del PRI, al diputado local Lalo Orihuela, aun por encima de Víctor Silva.

Simpatizo con Lalo, por su concepción sobre el género, es un abierto defensor de los derechos de las mujeres, incluso en el tema más polémico que es la interrupción del embarazo. Comparte plenamente la idea de que es un derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo y sobre su vida. Que no puede hablarse de igualdad cuando se les criminaliza por homicidio por parentesco a ellas y los corresponsables, intocados por la ley.

Y la bancada del PAN que no ha quitado el dedo del reglón en la penalización del aborto bajo cualquier circunstancia, pero en cuanto la ponen en la mesa ha ido para atrás, gracias a mentes abiertas y solidarias como la del diputado Orihuela Stefan…

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here