Inicio Opinión CONTRARREFORMA PONE EU “LOS PUNTOS SOBRE LAS ÍES”

CONTRARREFORMA PONE EU “LOS PUNTOS SOBRE LAS ÍES”

190
0

“Quien no quiere ser aplastado, debe negociarlo todo”: Carlos Monsiváis.

  • Quintana Roo: contienda sin equidad: sólo un gallo
  • Sensibilidad, exigen los panistas a la Sheinbaum

Por Lilia Arellano

Ciudad de México, 23 de enero de 2022.- Las reuniones de la secretaria de Energía de Estados Unidos, Jennifer Granholm, con funcionarios del gabinete del presidente López Obrador, no fue “miel sobre hojuelas”, como lo intento hacer pasar el tabasqueño y su equipo de comunicación. Todo lo contrario: la funcionaria estadounidense en todo momento dejo en claro la preocupación de su país por los efectos que causaría, de aplicarse tal y como lo pretende, la iniciativa de contrarreforma eléctrica. No dejo lugar a dudas sobre las afectaciones y sus consecuencias al dañar los intereses norteamericanos, lo cual obligaría a la aplicación de medidas restrictivas e impositivas ya conocidas como parte del conjunto de represalias dictadas por el vecino del norte.

A pesar de los intentos del régimen de AMLO de plasmar que no existen desacuerdos con Estados Unidos en torno a su propuesta de reforma constitucional en materia de energía, Jennifer Granholm subrayó en su discurso de despedida el viernes pasado: “… confío en que puedan resolverse las cuestiones de la reforma energética que se debate actualmente en México para llegar a la oportunidad de que ambos países se asocien para generar energía limpia”. Durante la “Mesa redonda sobre las mujeres en el sector energético de México”, en el cual apareció para darle entrada triunfal a otra farsa, la secretaría de Energía de México, Rocío Nahle. Con ese auditorio la funcionaria estadounidense presentó los dos mensajes enviados por el gobierno de su país:

Primero: Estados Unidos ve una gran oportunidad en asociarse con México para la energía limpia de aquí en adelante, para poder hacer de América del Norte un área económica unificada con objetivos hacia la descarbonización”. Segundo: Estados Unidos se enfoca en la generación de energías limpias y en resolver cuestiones que puedan suscitar controversia con la reforma eléctrica que ahora se debate en el Congreso mexicano.

Ante tal posicionamiento, poco pudieron hacer el presidente López Obrador, Marcelo Ebrard, Rocío Nahle, o el líder parlamentario Ricardo Monreal para “suavizar” las declaraciones de la Granholm, quien fue muy clara en sus mensaje: no afectación de la inversión estadounidense con la reforma eléctrica y trabajar juntos por las energías limpias y la descarbonización. López Obrador admitió haber recibido una lista de las empresas estadounidenses y canadienses inconformes, y señaló: “si consideran que hay una injusticia, se revisarán todos los casos”. Granholm manifestó a su regreso a Estados Unidos :“se me garantizó que México está comprometido a apoyar las energías limpias y a resolver las actuales disputas dentro del marco de la ley”.

En Estados Unidos, las preocupaciones sobre la contra reforma eléctrica de AMLO siguen aumentando. Para calmar los ánimos de los empresarios e inversionistas de Estados Unidos, Gina Raimondo, secretaria de Comercio; Katherine Tai, representante de Comercio de EU, y Jennifer M. Granholm, secretaría de Energía, enviaron una carta al congresista Earl L. “Buddy” Carter, en la cual señalaron:“El comercio y la inversión en energía entre Estados Unidos y México son cruciales para garantizar la seguridad energética y la prosperidad económica de Estados Unidos y América del Norte”. Subrayaron:“entendemos y compartimos sus preocupaciones sobre las reformas constitucionales que propone México y las acciones recientes que afectaron a las compañías de EU y a los inversionistas en el sector energético”. Aseguraron:“están comprometidos a asegurar un trato justo para los exportadores e inversores estadounidenses”. Resaltaron:“La oficina del representante comercial sigue revisando detalladamente estas medidas y sus implicaciones para el compromiso de México bajo el T-MEC.

Las diferencias entre las posiciones de ambos países no serán fáciles de conciliar, sobre todo si AMLO logra la aprobación de su iniciativa tal y como está en el Congreso de la Unión. El año pasado, López Obrador propuso una reforma constitucional para restringir las ventas de electricidad de las empresas generadoras privadas y favorecer a la compañía estatal mexicana. El proyecto cancelaría los contratos mediante los cuales 34 plantas privadas venden electricidad a la red nacional. La iniciativa también declararía “ilegales” 239 plantas privadas que venden energía directamente a clientes corporativos en México. Casi todas esas plantas operan con fuentes de energía renovables o con gas natural.

La reforma lopezobradorista también cancelaría muchos contratos a largo plazo de abastecimientos de electricidad y programas de compras preferenciales de energía limpia, lo que a menudo afecta a empresas extranjeras. El plan del presidente coloca a las plantas termoeléctricas que utilizan gas natural casi al final de la fila –apenas delante de las plantas estatales que utilizan carbón- en cuanto al derecho a vender electricidad a la red, a pesar de que la producen 24% más barata. Las termoeléctricas estatales que queman combustóleo tendrán preferencia sobre las plantas eólicas y solares. El proyecto del presidente garantiza a la compañía eléctrica estatal una participación de mercado de al menos 54%, aun cuando el acuerdo de libre comercio entre México, Estados Unidos y Canadá prohíbe favorecer a las empresas locales o gubernamentales.

Medios de comunicación internacionales, como el británico The Economist, han advertido de los riegos para la inversión que conlleva la reforma eléctrica de López Obrador al señalar que es una grave amenaza, no sólo para la economía de México, sino también para el estado de derecho. Para el semanario británico, el mandatario mexicano, con su propuesta energética, quiere hacer que retroceda el reloj a la década de los años setenta, cuando era joven y vio que Pemex benefició a su estado natal, Tabasco. Pero apunta: “México ha cambiado mucho desde esos días, al igual que el negocio energético”. No obstante, subraya, el pensamiento de López Obrador no ha cambiado desde entonces. El artículo expone que la narrativa de López Obrador en cuanto a que su reforma eléctrica va a salvar a México de los “terribles daños” provocados por la reforma energética de Enrique Peña Nieto, “resulta todo lo contrario”, pues aseguran su propuesta, “es una grave amenaza, no sólo para la economía, sino, también, para el estado de derecho”.

DE LOS PASILLOS

No es exagerado el calificar de desaseado, de cochinero, pero también de interesante lo ocurrido en cuatro de las seis entidades en donde habrá cambio en la gubernatura a partir de la elección de junio próximo. Aparecerá, como es costumbre, el enojo de quienes pierden, pero, como en la mayoría de los renglones impactantes en la existencia, son las maneras, la forma en la cual se llega a la derrota lo irritante En los casos en donde se registran inconformidades, las acciones emprendidas por Mario Delgado, los montajes, las farsas, la exhibición de resultados de encuestas de manera amañada, la elaboración de éstas bajo criterios marcados por quien las pagó, entre otras, son causantes del enojo. A ello se agregan las declaraciones: en el caso de Oaxaca, afirmó fue desde el CEN que se determinó mandar como candidato a Salomón Jara Y esa misma determinación tomada a raja tabla se presentó en Quintana Roo con la nominación de Mara Lezama, alcaldesa reelecta en Benito Juárez, Cancún, sobre quien pesan denuncias presentadas no sólo ante la Fiscalía sino directamente frente a AMLO en dos de sus acostumbradas mañaneras, dando santo y seña de irregularidades, corruptelas, abusos de autoridad, falta de cumplimiento en sus responsabilidades, abandono de la seguridad, entre otras y ¿que pasó?, nada. Pero no conformes con lo hecho y contemplando seriamente la posibilidad de la derrota, se han dado a la tarea de limpiarle el camino a la locutora interviniendo para bajar de las candidaturas o buscar se nomine a otros sin mayores posibilidades para evitar le representen peligro a su abanderada. Estrategias perversas son las puestas en marcha para hacerse del poder y ya no alcanza la posibilidad de extorsión o de presiones hechas por los del Partido Verde para justificar errores, caprichos, pataletas del tabasqueño. Quintana Roo está en la mira de autoridades de otros países a raíz de la penetración de la delincuencia organizada en la zona hotelera, las balaceras se llevan a cabo en el interior de los hoteles o desde las playas y, recordemos, la supuesta candidata morenista abdicó de la responsabilidad de manejar la policía preventiva y ya se retiró de una contienda por temer a las amenazas. Dirá AMLO ese no es problema sin solución, le mandamos miles de uniformados del Ejercito y la Marina, de la Guardia Nacional y, todos celebrarán sea así, solamente quedaría por aclarar a quien pondrán a limpiar, a barrer, a administrar, a garantizar la gobernabilidad, a establecer las políticas públicas faltantes, a presentar un rostro preparado y experto en las lides turísticas ¿también a uniformados? Algunos pensarán ante tanta gallina de raro plumaje, irán gallo…

Luego del cambio a semáforo epidemiológico amarillo por Covid-19 en la Ciudad de México, el coordinador del PAN, Christian Von Roehrich, solicitó al gobierno central dar a conocer cuáles serán las medidas sanitarias, qué tipo de apoyos económicos se entregan o entregarán o qué acciones hay para frenar la transmisión de virus. “La estrategia de Claudia Sheinbaum, es pasar la factura de la pandemia a los propios ciudadanos, quienes siguen peregrinando por un empleo, por ingresos y luchando por retener su patrimonio para recuperar sus negocios o empresas”, condenó el diputado.

Esperamos sus comentarios al correo: Lilia_arellano@yahoo.com;
www.facebook.com/liliaarellanooficial Twitter @Lilia_Arellano1
Disfruta de los programas que tenemos para ti en nuestro canal oficial de www.youtube.com/liliaarellano

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here