Inicio Columnas EL CANTO DEL CISNE

EL CANTO DEL CISNE

583
0

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 56 segundos

DE FRENTE Y DE PERFIL

POR RAMÓN ZURITA SAHAGÚN

El nombre de Adolfo López Mateos es recordado como el de un Presidente sumamente carismático y, tal vez, el último Ejecutivo federal que recibía aplausos y no reproches en sus apariciones públicas en eventos masivos.

Fallecido en 1969, cinco años después de terminar su administración gubernamental, Adolfo el joven, como se le conocía, dejo recuerdos satisfactorios, tanto que sigue siendo un referente en el plano de la política nacional.

El entonces Presidente abrió el panorama nacional hacia el exterior, recorrió diversos países para mostrar la oferta económica, turística y productiva del país, además de recibir en México a diversos dignatarios extranjeros.

López Mateos aparecía de improviso en una pelea de box, en una plaza de toros, en un restaurante o, incluso, en una taquería. Se le veía desplazarse por calles del desaparecido Distrito Federal, manejando su auto deportivo.

Eran otros tiempos y, a diferencia de los más recientes Presidente de la República, no aparecía públicamente rodeado de guardaespaldas o escoltas.

De sonrisa cautivadora, el entonces Presidente tenía fama de encantador y de esa forma conquistó a Angelina Gutiérrez Sadurni, una jovencita con la que mantenía una diferencia de edad de 33 años.

La historia de ese romance es conocida, aunque los detalles de la misma y de la familia procreada (dos hijos) con ella son muy difusos y poco ventilados.

Adolfo López Mateos falleció víctima de un aneurisma cerebral, cinco años después de dejar la Presidencia de la República.

Elena López Mateos producto de esa relación decidió ventilar dicha historia en un libro con el título de “El Canto del Cisne”.

En el prólogo del mismo, Elena narra “es desde un estado de paz interior, muy anhelada, que me evadió casi toda mi vida, que finalmente encontré el valor de escribir en un principio, las anécdotas del increíble romance entre mi papá el expresidente de México, Adolfo López Mateos y mi mamá, Angelina Gutiérrez Sadurni.

De 57 años de edad, la mayor de los dos hijos procreados por López Mateos con Angelina Gutiérrez, Elena (cuyo nombre recuerda al de su abuela, Elena Mateos), narra que el título del libro rememora las palabras con las que su padre se despidió de su madre “te amo como el canto del cisne.

Cuenta que sus papás se casaron por la Iglesia Católica y hasta recibieron una dispensa del Papa Juan XXIII.

En una plática con ella, Elena narra las anécdotas del verídico romance entre un Presidente de la República y una jovencita de 21 años y donde no importó la diferencia de edades (33 años).

Explica que por primera vez y con desgarradora honestidad, habla de esta historia que ha causado chismes, difamaciones y falsedades por varias décadas.

Explica que ella con tres años de edad y su hermano Adolfo con dos no pudieron acudir al sepelio de su padre y que a los 15 años se fue a vivir a San Diego, regresando a México a estudiar un par de años en la universidad y actualmente radica en Francia.

………………………

La próxima presidenta del INE tendrá a su disposición una serie de plazas de funcionarios del instituto que presentarán su renuncia a partir del 31 de marzo, algunos de ellos pertenecientes al entorno de Lorenzo Córdova. Edmundo Jacobo se va con él y con los otros consejeros que terminan su período.

Email: ramonzurita44@hotmail.com

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here