Inicio Mundo EL LIENZO QUE NOS DEJÓ EL 8M

EL LIENZO QUE NOS DEJÓ EL 8M

661
0

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 6 segundos

Autor: Fernando Díaz Naranjo

Co-autora: Nily Moreno

 imagenes: Paste Up Morras

En este 8M, las calles del Centro Histórico, no solo fueron pintadas de color violeta por los paliacates que portaban las (más de) 90 mil mujeres que asistieron a la marcha, sino se convirtieron en el lienzo de ilustradoras, comunicologas, diseñadoras industriales y gráficas, para protestar a través del arte urbano.

Paste Up Morras, es una colectiva antipatriarcal que tiene como objetivo, ocupar el espacio público a través, de la realización de carteles pegados con engrudo, para transmitir mensajes sobre cuestiones de violencia que atraviesan las mujeres, disidentes y personas de la periferia. En las calles podemos encontrar, pegados con frases como: “Súbete, vamos a tirar el patriarcado”; “Ya nada me calla” o “Somos fuego”.

Y no solo realizan pegados el 8M que es el Día Internacional de la Mujer o el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, sino a lo largo del año, efectúan diversos murales, talleres y acompañamientos, en los espacios que defienden y habitan en la cotidianidad, como en Ciudad Nezahualcóyotl, Ecatepec, Aragón o Periférico.  

Una de sus labores como activistas gráficas, es apoyar a las familias de víctimas de feminicidios o a las mujeres que privaron de su libertad por defensa propia, con tandas o donaciones de playeras con ilustraciones y obras de otrxs artistas, con el fin de utilizar el dinero para seguir pagando abogados en las audiencias.

Paste Up Morras

De igual manera, invitan a todas las mujeres a tomar talleres en donde les muestran bases para realizar gráficas, calcomanías y pegados, siempre con el fin de expresarse libremente.

En este mes de marzo, expondrán en el Museo del Chopo el “Taller de calcas. Hazla tu mismx”, donde enseñarán a hacer calcomanías con recursos reciclados, para toda mujer que busque protestar a través del arte urbano.

Como memoria, recordemos que la primera vez que se intervino un monumento histórico en México por el movimiento feminista, fue el Ángel de la Independencia en el 2019, y esto fue el inicio de una ola de protestas artísticas que hoy en día, siguen fortaleciendo la lucha colectiva de todas las mujeres.

Es necesario que las artistas acuerpen el espacio público, a través de símbolos que registren la historia de la mujer en México y que, a través del arte urbano, se pueda salvaguardar la lucha como símbolo de resistencia.

El realizar pegados o pintas, aportan a la deconstrucción y conservación del arte en donde muestran las dos caras de la misma moneda, porque representan un pasado y un presente que existe, y no se puede negar.  

Darío Gamboni, en su obra La Destrucción del Arte (1997), interpreta que el vandalismo/iconoclasia, es un fenómeno complejo que va más allá que la destrucción del mismo arte o historia, sino confronta el miedo que tiene el ser humano de desaparecer físicamente de su historia al aferrarse a su pasado y no aceptar la propia muerte.

Paste Up Morras

La iconoclasia expone los miedos humanos, de aquellos que viven de su pasado, que no aceptan su presente y se preocupan constantemente por el futuro. Y lo mismo pasa con los monumentos, el idealizar la eternidad y la construcción de esta representación del pasado, no permitirán la trascendencia de los cambios del presente y con esto, las nuevas ideas y movimientos que llegaron para sanar y resanar este duelo colectivo que viven las mujeres.  

También podría interesarte: El patrimonio cultural y la recuperación del tejido social

Fuente:

-La Destrucción del Arte. Iconoclasia y vandalismo desde la Revolución Francesa (1997) por Darío Gamboni.

-Entrevista con Paste Up Morras.

Frase clave: el 8M en el centro histórico, el zocalo este 8M

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here