Inicio Mundo *El TUCOT, Todos Unidos Contra Trump, crece en EE.UU, México y...

*El TUCOT, Todos Unidos Contra Trump, crece en EE.UU, México y en el mundo

978
0

* Empresas en el país inician boicot contra empresas como Ford a la que cancelan pedidos de autos para este año; acciones de resistencia civil se promueven en Estados Unidos y en diversos países

 

Por Joaquín Herrera 

Foto especial

Especial de Expediente Ultra

CD de México, enero 17 (agencia acento).-  Cierran filas contra Trump, activistas en EU y México:

Empresas que operan aquí, contestan a Trump, que si veta inversiones en México, ellos vetarán compra de autos allá.

En tanto, en telecomunicaciones –en que hay inversiones estadounidenses, la ley de solo permitirlo en 49%, evitaría abusos de uno u otro lado.

Empresarios del sector cierran filas contra injerencia de Trump y al parecer este si respeta a Carlos Slim y no parece poder meterse con Televisa y las inversiones mexicanas en EU en telecomunicaciones.

Crece idea de resistencia civil

En tanto, líderes defensores de derechos humanos  en el vecino del norte promueven rebelión que incluye resistencia y desobediencia civil contra la política persecutoria de migrantes que trae la nueva administración a partir del viernes.

En el sur de Estados Unidos se gesta un movimiento de resistencia civil con un ejército de abogados para proteger a los migrantes contra abusos que proyecta el gobierno entrante desde este viernes.

Desde Tucson, Arizona, Isabel García encabeza la Coalición de Derechos Humanos, una organización que desde los años 70 se ha dedicado a la defensa de los migrantes y que ahora aprieta el paso ante la amenaza abierta del que será el nuevo ocupante de la Casa Blanca.

Abogada de formación, García ha sido testigo de cómo el sistema de justicia está lastimando los derechos de quienes solo buscan una mejor oportunidad en Estados Unidos, país al que lo mueve más el negocio que la humanidad.

“Trump dice que va a dar 5 años de prisión a cualquier persona que regrese y sea deportado. Trump ha prometido esto a las empresas privadas que manejan las cárceles, que sus acciones ya venían bajando, ahora ya subieron, porque bien saben que van a tener mucho dinero. Ese es el negocio. El criminal internacional le va a dar mucho negocio a estas personas”, asegura.

Enrique Morones, presidente y fundador de Ángeles de la Frontera (Border Angels, en inglés), una organización con base en San Diego, California, advierte sobre el aumento en las muertes que se presentarán en la frontera, pues las personas buscarán seguir pasando aunque se construya un muro o se aumente el número de agentes de la Patrulla Fronteriza.

“Lucrecia Domínguez quería cruzar. Contrata un pollero que le dice: ‘Mañana voy a cruzar un grupo, pero no traigas a esos dos niños porque nos van a demorar’. Son Jesús, de 15 años, y Nora de 7. Ella llega ese día y claro que los trae, son sus dos hijos; su punto (por lo que quería cruzar) era reunión familiar, ni modo que deje los hijos atrás.

“Se enoja el pollero, pero le cobra más y le dice: ‘Ok, vamos’ y cruza al grupo por el desierto de Arizona. Mientras están cruzando, los niños sí demoran al grupo y el pollero los abandona y deja a Lucrecia con sus dos niños. Y Lucrecia Domínguez, literalmente, muere en los brazos de Jesús; de su hijo Jesús, de 15 años. Esto está pasando todos los días, gente que busca trabajo, que quiere estar con su familia”, narra Morones.

Ambos activistas nacieron en Estados Unidos, pero sus padres fueron mexicanos. Los dos ya rebasan los 60 años y más de la mitad de su vida la han dedicado a ayudar a los migrantes y defender sus derechos en distintas partes de la frontera.

Para Isabel García, activista y defensora de migrantes en Tucson, Arizona, el episodio no solo es reflejo de la similitud de lo que está haciendo ahora Estados Unidos contra los mexicanos, sino que es la causa de que hoy se viva una crisis de migración, publica hoy Reporte Indigo.

“Estados Unidos tiene más de 100 años invitando al pueblo mexicano a venir a trabajar. Cuando hubo una gran ola de trabajadores chinos en Estados Unidos, se les comenzó a culpar de todos los problemas – igual que hoy Trump culpa a los mexicanos-, y se hizo que las empresas pagaran un impuesto por cada trabajador extranjero que tuvieran.

“Pero necesitaban gente para ser la mano de obra que construyera Estados Unidos. Así que cabildearon en Washington y lograron una excepción para pagar por cualquier trabajador extranjero excepto por los trabajadores mexicanos. Así surgió el Programa Bracero y otros”, narró.

Ahora que Estados Unidos ya pasó su etapa de desarrollo, criticó, los trabajadores mexicanos no son bien vistos y todo indica que se repetirá una situación similar a la de aquellos años.
Isabel García criticó además que el debate migratorio en Estados Unidos no sea visto de forma integral y se oculte a la gente la información de que la intervención de ese país en naciones de Centroamérica ha provocado crisis internas que obligan a la gente a emigrar.

Otra situación histórica que se ha repetido con los mexicanos es el uso del sistema de justicia penal para controlarlos. Igual que como ocurrió con la comunidad afroamericana cuando se libró del yugo de la esclavitud.

Crimen: Dar un paso hacia EU

La primer acusación que lanzó Donald Trump contra los migrantes mexicanos fue que se trata de personas criminales. La frase iba acompañada de la amenaza: los indocumentados serán deportados.

Para los migrantes ilegales, ser indocumentado es en sí un delito. A partir del 2005, con el inicio de la Operación Streamline, miles de personas han sido juzgadas por cometer un solo delito: entrar o permanecer en Estados Unidos de forma ilegal.

Este solo hecho es considerado un delito federal por el que una persona puede pasar entre 30 y 180 días en prisión.

En caso de que una persona sea deportada y vuelva a entrar ilegalmente, el crimen se convierte en grave. La pena de prisión puede ir de los dos a los 20 años.
Isabel García, quien dirige la Coalición de los Derechos Humanos, en Tucson, destaca que casi la mitad de los procesos criminales que Estados Unidos lleva a cabo, se trata de casos por delitos de migración, lo que le cuesta miles de millones de dólares a EU y destruye la vida de muchas familias de migrantes.


Más muro, más muertes

En 1994, la migración se vio impactada no solo por el levantamiento zapatista, la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, y la propuesta 187 – que buscaba negarle servicios médicos, educativos y sociales a los indocumentados, sino por el inicio de la construcción del muro fronterizo.

La Administración de Bill Clinton decidió que era buena idea construir un muro en la frontera de México y Estados Unidos. Como parte de la Operación Guardián, se construyó un muro de mil 123 kilómetros en varios tramos de la frontera.

Esto potenció las muertes, al empujar la migración por zonas más peligrosas, como el desierto de Arizona o el profundo Río Bravo.

“Ese muro, que cubre aproximadamente un tercio de la frontera, ha causado la muerte de más de 11 mil personas (…) Nosotros hablamos de 11 mil personas, de ambos lados de la frontera, muchos de los cuales no están identificados, no los han encontrado. Nosotros hemos encontrado muertos, pero hay muchos desaparecidos.

“La gente que cruzaba por Tijuana, sin muro. Después la gente empezó a pasar por los ríos, canales, por el desierto, y en lugar de una o dos personas muriendo al mes, ahora era al día a veces una, a veces dos, a veces más”, comentó Enrique Morones, presidente y fundador de la organización Ángeles de la Frontera, en San Diego, California.

Con la construcción de un muro más amplio, las muertes podrían potenciarse, consideró, pues la migración pasaría por zonas más inhóspitas y peligrosas.

Hay quienes intentan brincar el muro que existe hoy día. El salto les toma 20 segundos. Arman escaleras con cuerdas o varillas de metal para llegar a lo más alto y dejarse caer. La altura varía entre los 3 y los 5 metros.

Muchos de ellos pagan con su salud el intento. Al caer pueden lastimarse o hasta quedar incapacitados.

Hay quienes deciden intentarlo a nado. En la esquina que une a ambos países, en San Diego y Tijuana, el muro se interna algunos metros en el Océano Pacífico. No todos son tan buenos nadadores para vencer al mar.

Cancelarán compras  a EU

Ante la guerra económica de Trump contra México, como parece el veto que lanzó y obligo a Ford salir de SLP, empresarios mexicanos advierten que cancelarán compras de autos o partes a Ford, como anunció Héctor Ovalle, de Coconal, constructora del aeropuerto capitalino.

Asimismo, Excaret, de Cancún se suma a esa idea, de no comprar autos de EU y optar por marcas de otro país, ante la posición del gobierno de Trump que inicia este viernes y de antemano alerta sobre una guerra económica contra el mundo, como parece.

En tanto, AT&T, de capital estadounidense, parece ser la política opuesta al presidente electo, donde dominan las empresas de Carlos Slim y Televisa, que incluso tienen una especie de barrera al exterior, aunque por ley se comparten oportunidades de inversión hasta con el 49% de inversión extranjera, conforme a La Reforma Peña en telecomunicaciones.

Incluso, en materia de telecomunicaciones, se cree que poco probable que Trump se meta con Slim, a quien Trump respeta y con quien ya dialogó, reveló Gabriel Sosa, analista.

En tanto, Jorge Bravo, analista de Media Telecom Policy Law, cree que Televisa y Slim, no tienen qué temer por sus inversiones en EU y aquí tienen asegurada su expansión.

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here