Inicio Columnas GOBIERNO NO ASESINA

GOBIERNO NO ASESINA

1333
0

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 5 segundos

Por Samuel Cantón Zetina / @SamuelCanton

Javier May, candidato de MORENA al gobierno de Tabasco, tuvo razón al acusar a los enemigos de la 4T (oposición y conservadores de la prensa y de la política) de presentar la inseguridad como si el gobierno matara y asesinara.

“No es el gobierno o la policía los que promueven la violencia. Es la lucha entre grupos criminales…”, sostuvo.

Los hechos -precisó- se dan entre ciudadanos.

El ex alcalde de Comalcalco acertó tambien al decir que la violencia es fruto de la descomposición que heredamos.

Calificó de lamentable lo que acontece, y pidió a la ciudadanía confiar en el gobierno. “Está costando trabajo, pero a pesar de los desafíos, vamos en el camino correcto”.

Mostró fe en que las cosas se irían apaciguando en el edén, y que la presencia de las fuerzas federales garantizará la paz.

No hay duda, como estableció el candidato, que los adversarios del régimen politizan con oportunismo el tema, y que hacen campaña manipulando la verdad.

Llevan años atacando al presidente, y ven en la violencia y en las cifras sexenales de homicidios dolosos que ellos mismos difunden, su talón de Aquiles.

Y sí, la brutalidad que enluta a las familias viene de los tiempos del PRIAN.

Sin embargo, es igualmente cierto que a pesar del tiempo transcurrido desde que Felipe Calderón declaró “la guerra” al narco: 11 de diciembre del 2006, gobernadores y alcaldes han sido irresponsables y omisos en la obligación de preparar a las fuerzas públicas locales para enfrentar la amenaza.

Tres sexenios después, estados y municipios -salvo Yucatán y algún otro- dependen casi por completo de que las corporaciones federales acudan en su auxilio.

Tampoco -hay que decirlo- los poderes Judicial y Legislativo asumieron el compromiso de combatir el flagelo.

Por claramente ser una prioridad, Javier May tendrá que revisar de entrada los presupuestos de Seguridad Pública, y el destino que se les da, y hacer los ajustes drásticos que evidentemente hacen falta.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here