Inicio Columnas IDOLATRÍA

IDOLATRÍA

1909
0

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 11 segundos

Arturo Cruz Flores/ @arturocruz_

Amable lector qué gusto encontrarnos una semana más en esta columna de difusión cultural y periodismo musical, y análisis de fenómenos sociales, espero que usted tenga unas semanas increíbles y vaya mejorando para bien en todos los sentidos.

Cómo siempre agradecido de su atención.

Como bien sabe soy podcaster, realizo diferentes programas de radio en este formato que usted puedes escuchar a bien en la plataforma de Ivoox en mi perfil como Arturo Cruz Flores.

Dentro de este que hacer periodístico y radiofónico de un servidor, abordé un tema que tiene muchos ángulos y reflexiones en su manifestación en la actual cultura pop de nuestra sociedad.

La idolatría de los músicos.

Siempre ha dejado historias y crónicas periodísticas de conciertos, de ruedas de prensa, de presentaciones sobre artistas sonoros que han manifestado conductas antisociales al subirse en un pequeño escalón y entonces dejan de ser del pueblo para convertirse en una especie de semidioses.

Tengo entendido que un músico trabajará hasta el último esfuerzo, con la finalidad de que todo el mundo pueda escuchar su material musical, sus discos, sus canciones, que se identifique un público con él, que lo solicite a las estaciones de radio, que lo quiera ver por videos en línea en internet.

Y eso es una virtud que lo hagan y mucho más que lo logren.

Pero sin duda alguna ninguna persona se encuentra preparada para llevar todos los días eso que la gente del espectáculo ha llamado Fama, y si bien es un concepto y una ilusión, muchos músicos deciden elevarse sobre los demás y convertirse en ídolos de piedra.

Es un tema interesante, ser alguien desde la nada, un músico por lo regular surge de un determinado nivel socioeconómico, tiene interés de primera instancia que parecen honestos, es decir en si búsqueda quieren y buscan que la gente consuma sus productos sonoros, quien que la gente cante sus canciones, y al final del día buscan salir, de nivel.

Hola visto historias de éxito de diferentes artistas que lo han conseguido, quizás una de las historias más conmovedoras que exista en la música mexicana contemporánea es la del Príncipe de la Canción José José.

Gracias a un nivel interpretativo elevado, una gran calidad vocal y su pasión por la canción le llevó a una de las cúspides más elevadas posibles, llegando a tener dinero, prestigio, status, y una carrera y trayectoria sonora incomparable.

Sin embargo, sus demonios internos y la manera en como asimiló su éxito le llevaron al nivel más bajo que pudo experimentar en vida propia, en un tiempo considerablemente corto.

En otra historia de éxito vemos por ejemplo a la banda británica de Rolling Stones, sus Satánicas Majestades, supieron manejar esto. Cómo negocio, los integrantes siguen vivos y siguen creativos y productivos, aún este 2020, la banda género música nueva.

Y desde el confinamiento en el que nos encontramos gran parte del planeta, ellos siguen haciendo música como indico, hacen ejercicio se cuidan y siguen siendo unos ídolos.

Pudieron dominar a los demonios de la fama, controlar la idolatría y entender que es mejor seguir vivo, y siendo artistas productivos, su última canción ya le dio vuelta al mundo haciendo una reflexión sobre los pueblos fantasmas que se convirtieron las ciudades tras la pandemia.

El artista sonoro debe comprender que será importante el controlar todas aquellas situaciones que se presenten cuando deje el anonimato en para convertirse en personaje público.

Hay casos donde la gente termina odiando lo que llegaron hacer, pero me pregunto yo, ¿cómo es posible?, Si trabajaron, se esforzaron, y aspiraron a ello, ahora deben salir de sus casas envueltos en disfraces para no ser reconocido.

Este será un tema que seguiré dando seguimiento, muchas gracias a usted amable lector por prestar atención a estas líneas, nos encontraremos la próxima semana y agradezco como siempre a Expediente Ultra el espacio.

Twitter

@arturocruz_

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here