Inicio CDMX INTERESES POLÍTICOS DETRÁS DE ANGÉLICA DÍAZ Y JULIO MIRANDA PARA GOLPEAR A...

INTERESES POLÍTICOS DETRÁS DE ANGÉLICA DÍAZ Y JULIO MIRANDA PARA GOLPEAR A CLAUDIA SHEINBAUM

47049
3
Angélica y Julito, hasta que la ambición los separe

Tiempo de lectura aprox: 5 minutos, 45 segundos

* Tomando de pretexto supuestas irregularidades en el pago del FONAC a los trabajadores del GCDMX, el candidato perdedor de la Sección Uno y la eterna suspirante a diputada por Iztacalco, son manipulados por personajes del PAN y asesores de Marcelo Ebrard, para tratar de restar votos a la ex Jefa de Gobierno; el fondo de sus protestas es político y no sindical, pues a ambos personajes las bases del interesan un rábano, como lo demuestran contundentes pruebas en sus redes sociales

Por Giuseppe Gatopardo

Especial para Expediente Ultra

Ya entrada la noche del pasado martes 15, en las afueras de las oficinas del Gobierno de la Ciudad de México en el Zócalo Capitalino, una mujer regordeta lanzaba sin ton ni son, furifundos ataques contra la ex Jefa de Gobierno y sus funcionarios sin excluir en su perorata a los dirigentes del Sindicato Único (SUTGCDMX).

La razón de su presencia –argumentaba– era la “defensa” de los intereses de los sindicalizados a los que según ella y los miembros del membrete denominado Foro Permanente de los Trabajadores del Gobierno de la CDMX, las autoridades les estaban birlando parte del Fondo de Ahorro Capitalizable, mejor conocido como FONAC, que se les entrega cada año en este mes de Agosto.

Días antes, acompañada de su inseparable y fiel escudero, Julio Miranda Valeriano, fallido candidato a la Sección Uno de Limpia y Transporte, había iniciado una arremetida contra los dirigentes del Único publicando panfletos ofensivos en las redes sociales, atacando de paso a Claudia Sheinbaum, aspirante a dirigir los Comités de Defensa de la 4T, junto con otros cinco enlistados por Morena.

Pero para que los lectores y los trabajadores sepan qué intereses mueven a esta mujer, les diremos que se llama Angélica Adriana Díaz Bustamante. Sin una carrera sindical destacada, perteneció en algún momento a un comité de la Sección 15 del SUTGCDMX y desde hace años ha soñado con ser diputada local por Iztacalco o su alcaldesa.

Juntos impulsaron la raquítica Coalición del ex líder del Único

Esto no tendría nada de particular, como tampoco su derecho a manifestarse en la plancha del Zócalo capitalino, sino fuera porque tras de su persona viene un cúmulo de oportunismos e intereses políticos torcidos y malsanos, que terminan por derrumbar su imagen de aparente luchadora social y sindical.

Le cuento: a finales del 2017 y en vísperas de la sucesión presidencial del 2018, entró en pláticas con el ex dirigente del Único, José Medel Ibarra para conformar la que llamaron Coalición del Frente Democrático de Trabajadores del GCDMX. Años atrás, Angélica Adriana Díaz, había buscado la diputación local del Distrito XV de Iztacalco, apoyada por los partidos PRD, Movimiento Ciudadano y PT, pero como Medel le apostaba entonces todavía a su partido, el PRI, decidió cambiar de aires y vestirse de tricolor.

José Medel le negoció con el entonces aspirante a la Jefatura de Gobierno, Mikel Arreola, la candidatura a la alcaldía de Iztacalco. Claro, por el PRI. En su Revista RS, creada ex profeso para chantajear a quien llegara al Palacio del Ayuntamiento, Medel Ibarra le publicó notas a la candidata Angélica Adriana al lado del aspirante presidencial, José Antonio Meade.

En 2018, la priísta que quiso gobenar Iztacalco

El triunfo avasallante de Morena les echó abajo a Medel y a la nuevamente frustrada candidata, sus planes, por lo que decidieron tratar de replantear las cosas y vestirse de guindas. En el inter del proceso electoral, el ex presidente del Único, convocó a toda una suerte de ex dirigentes seccionales, la mayoría cartuchos quemados, para sumarse a su Coalición que en un principio estuvo lidereada por Angélica Díaz Bustamante.

En este ejército de chocolate se encontraban personajes como el ex líder de la Doce, Rogelio Sanabria (a) “El Santanero”, el ex vicepresidente del Único, Carlos Gonzáles Merino y otros más como Heladio de la Rosa y Hugo Miranda Valeriano, aspirante a la Sección Uno de Limpia y Transporte.

Desde esos años, Angélica Díaz y Julio Miranda, al parecer hicieron click en sus ambiciones políticas y se les vio muchas veces juntos en las marchas y mítines –donde nunca juntaron más de 100 asistentes–, haciéndole la talacha política a Medel Ibarra.

Trató de sorprender a la Dra. Sheinbaum

Su naturaleza protagónica y sus intereses, la llevaron a romper con el empresario experto en tranzar al gobierno capitalino con la venta de vestuario chafa, dejando como su “oreja” a Miranda Valeriano que le informaba a pie juntillas todo lo que ocurría en las oficinas del Barrio de Santa Anita donde se reunía la Coalición, para que después se filtrara a los medios.

Tras su salida de la Coalición y viendo que en Morena nada más no le iban a comprar el cuento de ser una mujer de izquierda, y menos aún en el SUTGCDMX donde en su sección nunca ha tenido una aceptable popularidad, Angélica Adriana Díaz, inició sus acercamientos con Acción Nacional, sin dejar de mantenerse cercana a su amigo y verdadero Mentor Político, Marcelo Ebrard, ex jefe de gobierno y canciller, cuyo Jefe de Asesores, Justo Federico Miramontes –Director de Personal en la administración de Ebrard–, le ha servido siempre de enlace.

No olvidar, ojo, que Marcelo está en la lista de las corcholatas que buscan la presidencia en el 2024. Y es aquí donde, como dicen en los pueblos, la puerca comienza a torcer el rabo y se explica de qué lado masca la iguana.

Pero prosigamos: al abrirse los procesos electorales en el Único, iniciando por la elección de Aarón Ortega Villa como su presidente, vinieron después de las de secciones como la Uno, la más importante por el número de sus afiliados, en el SUTGCDMX. Aparecieron a escena dos candidatos. Hugo Alonso Ortiz y Julio Miranda, todavía apoyado y financiado por José Medel y su Coalición.

Priísta, perredista, peteista, etc, etc

Una foto indiscreta dio al traste con la alianza de Medel y Julio Miranda, como también con el aspirante a la Sección 12, Alejandro Mayen, pues sucede que el ex líder del Único fue visto y captado por la lente de un celular nada menos que de la mano de Hugo Alonso y Benigno Martínez, aspirante también a Doce.

La indudable traición de Medel Ibarra dio paso a otro engendro de corta duración: el Colectivo de Unidad de los Trabajadores del GCDMX (COU), disuelto porque ni Julio mi Mayen ganaron, pues como se recordará, Miranda Valeriano ni siquiera pudo juntar el 20% de las firmas necesarias para su registro como lo marcan los estatutos del Único. Y, curiosamente, aquí aparece la otra puerca torciendo el mismo rabo, pues Julito se dio a la tarea de buscar los reflectores en los medios para hacerse aparecer como mártir de la democracia sindical.

Y más sospechoso resultó el verlo de la mano y posando en el recinto del Congreso Local con un diputado panista de nombre Diego Orlando Garrido López, quien sin más trámites se ofreció a lanzar un exhortó a la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, pidiéndole atender las “peticiones de las y los trabajadores afiliados al SUTGCMDX”. Y de paso, no entregar las cuotas de los trabajadores a los dirigentes de las 40 secciones.

La petición abonada por un sinfín de incoherencias en 9 cuartillas, de fecha 28 de marzo pasado, fue desechada lo que provocó la ira de Julito, quién en sus redes sociales, escribió que en la sesión ordinaria del 12 de abril, los diputados de Morena le “habían fallado” a los trabajadores al no hacerle el caldo gordo a su descabellada petición y, obvio, a Acción Nacional.

Lo que no dijo Julito es que el hermano del diputado, Diego Orlando, César Mauricio Garrido fue suspendido de sus funciones como Director de Gobierno y Asuntos Jurídicos por la Contraloría capitalina, por presuntos delitos de extorsión en la Miguel Hidalgo. Nada nuevo en la alcaldía donde se asentó el Cártel Inmobiliario. Y con sobrada razón, muchos se preguntaron: ¿Cómo fue que Julito llegó a los brazos del PAN? ¿Quién lo acercó?

Diego Orlando Garrido, protector de Julito, ligado al cártel inmobiliario

En las redes hay diversas imágenes de Angélica Adriana Díaz con la Senadora Xóchitl Gálvez, lo mismo que con panistas como la alcaldesa de Álvaro Obregón, Lía Limón, otra especialista en conculcar derechos laborales y reprimir trabajadores.

Por eso, lo que se captó en algunos medios y en las redes sociales en los pasados días, donde nuevamente Julito y Angélica aparecieron muy cercanos, terminó por explicar las cosas: ambos han estado trabajando en común acuerdo para golpear políticamente a Claudia Sheinbaum, usando como pretexto una supuesta defensa de los sindicalizados del Único, a los que por cierto, ha trascendido, Díaz Bustamante rentea por una dudosa “asesoría legal”.

Otro de sus embustes vertido en las redes es la supuesta inexistencia de la toma de nota del Presidente del Único y otros Secretarios electos con el voto de las mayorías. Plácido Morales, presidente del TFCA y máxima autoridad al respecto, opina lo contrario.

Sus patronas en turno

En el actual contexto de sucesión y en la cercana encuesta para definir al coordinador o coordinadora de Morena –y virtual aspirante presidencial–, es evidente la carambola de tres bandas a la que ambos personajes juegan, pretextando el asunto del FONAC y otros más que se les ocurran: por un lado golpean a Sheinbaum para restarle votos ante Marcelo; y, por el otro, ya hacen talacha a favor de Xóchitl Gálvez, la precandidata de la Alianza opositora, y ya encarrerado el ratón, negocian para que Angélica haga realidad su sueño de ser diputada, ahora pintada de azul con Julito como su suplente, con toda seguridad.

Por donde se le vea, no pierden y, seguramente, cobran por partida doble. Por eso, a pesar de que tanto el dirigente del Único, Aarón Ortega Villa emitió un comunicado explicando el desglose del pago del FONAC, lo mismo que las autoridades del GCDMX, este dúo de ventajosos camaleones siguen y seguirán usando a un puñado de ingenuos o maiceados trabajadores, ahora con el membrete del Foro Permanente, para meter ruido en los medios con el objetivo de golpear a Claudia Sheinbaum. Más claro ni el agua.

Las bases les interesan un soberano rábano. Ante todo, hay que desquitar la chuleta, que ni qué…

Nos leemos en nuestra próxima ESQUINA DEL MOVIMIENTO…

3 Comentarios

  1. Esta nota no explica el robo de $3 mil pesos a trabajadores sindicalizados y $5 mil pesos a los no sindicalizados de los fondos del FONAC

  2. Bueno pues con esta explicación, cosa que ya sabíamos de esta mujer, queda claro como se mueven todos los que pertenecen a ese mundillo del único. Pero muchos de los secretarios actuales también dejan mucho que desar. También Claudia los termino chantajeando cuando la pasada elección se hizo un cochinero y los sentó a negociar para que pudieran tomar sus respectivas secciones aún sin ser legal. El único no es democrático. Se enquistan los secretarios y no sueltan. A Claudia también le vale un rábano la base trabajadora, lo que hizo fue aprovechar y chantajear a los secretarios. Los supuestos avances en renivelación, etc, son obligaciones que las autoridades tienen para con sus trabajadores, sabiendo que el gasto en publicidad, por ejemplo, no fue barato ni muchos menos autero. Además de toda la financiación de su figura al interior de la república. Entonces, ¿Porque ser hipócritas y condenar a unos cuando en realidad se parecen mucho entre ellos y ellas? La base trabajadora es la.que hace la chamba no los que están en la cúspide. Y mucho menos les.interesa hacer un reconocimiento de sus errores y del trabajo que ha saco a la CDMX a flote. En fin.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here