Inicio Columnas LA BIPOLARIDAD DEL SNTE: EXIGUOS AUMENTOS A SUS BASES Y COSTOSAS CIRUGÍAS...

LA BIPOLARIDAD DEL SNTE: EXIGUOS AUMENTOS A SUS BASES Y COSTOSAS CIRUGÍAS A SUS LÍDERES

5053
0
Cepeda y corifeos buscan perpetuarse en sus cargos

Tiempo de lectura aprox: 5 minutos, 5 segundos

*  Mientras más de un millón 200 mil profesores recibirán un magro aumento de 3,4% a su salario, dirigentes de la cúpula magisterial hacen toda clase de ostentaciones y derroches, tales como realizarse costosas cirugías plásticas, con miras a ser candidatos a suceder a Alfonso Cepeda; tal es el caso del Secretario de la Presidencia del SNTE, Miguel Ramírez, uno de los tantos traidores a la ex líder, Elba Esther Gordillo, quien regresa para recobrar su poder sindical

Por Giuseppe Gatopardo

Especial para Expediente Ultra

El famélico incremento salarial del 5,9% a los maestros del país—3,4% directo al salario y 2,5 en prestaciones–, resultó una sonora bofetada y una franca burla para aquellos que ni en los tiempos de la pandemia han descuidado su labor con el fin de sacar adelante el calendario escolar, mientras su frívola dirigencia prosigue en gastar considerables cantidades de dinero en caprichos personales como fiestas privadas, viajes en clase premier y hasta cirugías estéticas.

Para el coahuilense Alfonso Cepeda y miembros de su primer círculo, la extendida cuarentena les cayó de perlas para ganar tiempo en contra de la democratización interna y darse un relax  en su cambio de imagen con miras, dicen algunos, a ser considerados como probables sucesores del trono sindical, que desde la llegada del traidor Juan Díaz de la Torre, convirtió en millonarios a casi la totalidad de los funcionarios del Comité Ejecutivo Nacional del magisterio, que vendieron a precio de oro a Peña Nieto, la cabeza de la maestra Elba Esther Gordillo, quien ahora con sus Redes Sociales Progresistas y la luz verde del INE, viene por la revancha.

El desleal coahuilense y el charro Peralta

Pero mientras llega la hora de los asegunes y el ajuste de cuentas, algunos consentidos de Cepeda, como su Secretario de la Presidencia, Miguel Ramírez Sánchez, andan presumiendo a sus amistades, su nuevo rostro de personaje de Jet-Set. Se comenta al interior del SNTE que el ex dirigente de la Sección 42 de Chihuahua, no perdió el tiempo y se puso en manos de un hábil cirujano plástico para que le quitará unas cuantas arrugas, papadas, cachetes y le estilizara un poco la nariz.

Los profesores de Chihuahua se preguntan “¿quién pompo?” la carita nueva al veleidoso Miguel, que aprovechó el tiempo en su tierra natal para tratar de hacer amarres en su sección de origen con el fin de que no le vayan a tratar de “resucitar” muertos y cuentas pendientes como el homicidio de quien fuera su acérrima opositora, la maestra Sonia Madrid, en su proyecto personal por relevar en el cargo a Cepeda. Madrid fue arteramente asesinada y hasta hoy pesa sobre Ramírez la sospecha de la autoría intelectual.

Cercanos al chihuahuense, dicen que la “hojalateada” al aspirante al trono magisterial le costó una buena cantidad no menor a los 200 mil pesos, por lo que al enterarse de su nuevo “look”, los empobrecidos maestros del país han terminado por acrecentar su indignación y reafirmar que en el proceso de elección interna que se avecina –y deberá realizarse de acuerdo a las nuevas reglas del juego de la Reforma Laboral–,  su voto tendrá que ser en contra de los “millonarios excéntricos”, solapados por los traidores, Juan Díaz y Alfonso Cepeda.

A los mentores no les falta razón de estar de verdad indignados cuando han tenido a lo largo de dos sexenios a una caterva de líderes fatuos, más preocupados por quedar bien con el gobierno en turno que por defender los derechos de sus miles y miles de agremiados.

Y no conformes son su exacerbado servilismo, han tratado de tomarles el pelo, diciendo ahora que gracias a su “lucha” se logró echar abajo a la “mal llamada” Reforma Educativa de Peña, cuando en su momento fueron ellos mismos lo que se profesaron como los más voluntariosos impulsores del bodrio educativo.

Los profesores de todo el país ya preparan una demanda para que desde el Congreso de la Unión, los legisladores promuevan una rendición de cuentas y declaración patrimonial de los actuales dirigentes tanto nacionales como seccionales del SNTE.

El mismo Cepeda, va a sudar frío cuando no sepa cómo explicar de dónde sacó para poner clínicas de salud y cadenas de farmacias en Coahuila. Misión imposible con su sueldo de maestro. Miguelito menos lograría justificar los recursos para su “refinamiento” corporal. A lo mejor las facturas son con cargo al SNTE, o mejor dicho, a las cuotas de los depauperados maestros, lo que no evadiría la desviación y abuso de los recursos sindicales.

Miguel Ramírez, imagen renovada; candidatura en puerta

Pero ni Alfonso Cepeda ni su socio Juan Díaz de la Torre y muchos menos, los apuntados prospectos al relevo que deberá darse por elección libre, directa y secreta de todos los sindicalizados y no por las acostumbradas convenciones de delegados donde el ungimiento era mero trámite, pueden echar las campanas al vuelo y menos cantar victoria.

Al interior del SNTE, la maestra Elba Esther aún cuenta con innumerables aliados, dispuestos a iniciar la operación revancha en cuanto la ex líder moral les dé la señal. Todos los que se confabularon contra la maestra y creyeron que se haría realidad aquello de su epitafio: “Aquí yace una guerrera…”, deben encomendarse a todos los santos porque la 4T no solo permitió su “resurrección”, además, le colocó en sus manos la herramienta perfecta de su venganza: el visto bueno del INE para contender electoralmente con su partido Redes Sociales Progresistas.

En LA ESQUINA DEL MOVIMIENTO les comento un hecho que demuestra hasta dónde la profesora Gordillo ha recobrado sus amarres políticos y, en consecuencia, su fuerza y respeto sindicales. Tras su caída, a una maestra de nombre Verónica García que fue por muchos años una de sus secretarias, le fue cancelada su licencia sindical por lo que tuvo que regresar a laborar a sus dos plazas sindicales.

Hace tres años y aquejada por un problema de salud, acudió a solicitar el apoyo del entonces secretario de Juan Díaz de la Torre, Miguel Ramírez—el ahora bautizado como el “Dorian Grey” del magisterio–, para que la ayudara con su comisión sindical. Ramírez la envío con el líder de la Sección 9, Julio Peralta, otro de los personajes que traicionaron a Gordillo Morales, quien lo sacó del ostracismo político de Chiapas para traerlo al Comité Nacional en la Ciudad de México. Peralta llegó al cargo producto de un “charrazo” alentado por Juan Díaz de la Torre y se ha hecho célebre por sus dispendios y rumbosas fiestas. Se comenta en la nueve que ya se enfilan en su contra demandas por acoso sexual.

Pero volviendo al tema, sucedió que la maestra García le comentó de buena fe a Peralta de sus dos plazas sindicales y lejos de ayudarla, ¡se las quitó¡ La acongojada profesora fue de nueva cuenta a buscar la ayuda de Ramírez, pero éste ya no la recibió.

Vueltas que da la vida, pues nos comentan que hace seis meses la maestra Verónica García recuperó sus plazas por intermediación de su ex jefa, Elba Esther Gordillo quien habló al más alto nivel de la SEP para que se corrigiera la injusticia cometida por el chico “Dorian Grey” y el charro Peralta. Esto como una pequeña muestra de que la ex líder moral, está de vuelta y más fuerte que nunca.

Seguramente que Cepeda y su selecto círculo le apuestan a que tirándose al piso al presidente López Obrador como lo hicieron con Peña Nieto, tendrán asegurada su permanencia en el trono del magisterio, gozando de las mieles del poder que les permitieron hacerse millonarios y vivir rodeados de lujos y toda clase de excentricidades.

Diputados exigen a los dirigentes abrir el juego democrático

Están sumamente confiados y por eso ya elaboraron su reglamento interno de elecciones donde no quieren que ninguna autoridad se meta a revisar el desaseado documento hecho a modo para que sea uno de los actuales títeres de Cepeda el que pueda sucederlo, en caso de que éste decida no lanzarse. Uno de estos es Miguel Ramírez que buscando mejorar su imagen luce ahora un rostro más terso y juvenil.

El problema es que ya diputados como Fernando García Hernández, han promovido en San Lázaro un punto de acuerdo para que dicho reglamento se apegue a lo establecido en la Reforma Laboral y no a los intereses de un reducido grupo que pretende manipular la elección interna donde más de un millón de maestros deberán ejercer su voto libre, directo y secreto para renovar a sus comités seccionales y a su comité nacional.

Cepeda y sus corifeos le han apostado a la extendida cuarentena para ganar tiempo y una vez que se retorne a la “nueva normalidad”, tratarán de vender a los maestros la peregrina idea de que será mejor, en aras de la “autonomía” del SNTE, hacer las cosas a su manera.

Aquí en LA ESQUINA DEL MOVIMIENTO, estaremos atentos a ver el desarrollo de este proceso que será inédito en el país y donde probables candidatos como el ex líder de la Sección 42, ya están más que listos, estrenando rostro nuevo, pero conservando sus viejas mañas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here