Inicio País “La Mafia del Poder”, a Morena

“La Mafia del Poder”, a Morena

1244
0

*Solo falta se sume Carlos Salinas a las filas morenistas

*Ambición mata principios: AMLO arropa a TV Azteca y Televisa

*¿No que no? La mafia del poder, ahora la Mafia de AMLO

 

Joaquín Herrera

CD de Mx, marzo 3/2017 (agencia acento) Morena dio su brazo a torcer. En la guerra –electoral- se vale todo…menos perder…Al diablo los principios de primero los pobres. Ahora, primero el poder.

PUBLICIDAD

La que el líder tabasqueño, por tercera vez enfilado a alcanzar la Silla Presidencial-  llama en público La Mafia del Poder (contra la que lucha y jamás se uniría) parece que ya no es el demonio. Ahora, bajo las aguas bautismales de Morena, esa otrora mafia, ahora es parte de la salvación de México.

Y para ello, se suman fuerza con Morena. ¿De verdad no apuestan también a otros partidos?

Encabeza a ese grupo de los dueños del dinero y del poder, son gente de Televisa, TV Azteca y otras élites (o elegidos en francés) como bien los describía Andrés Manuel López Obrador, ahora son amigos y hasta parientes por ley a su derredor.

Morena se asume al papel del Río Jordán, que todo lo purifica. Personajes otrora odiosos  dejaron de ser el Anticristo. Ahora son los Ángeles de  López Obrador.

No. No es una broma de mal gusto

AMLO desoyó siempre la sentencia china: “escoge bien a tus enemigos –los de la Mafia del Poder incluidos- no te les vayas a parecer mucho”.

Algunos que ahora son fans, ya eran viejos aliados y mecenas desde sus primeros suspiros por la Presidencia, desde cuando llegó a su trono en el Gobierno del DF, el llamado Mesías Tropical.

Por ejemplo, Carlos Slim, que tan buenas migas hizo con El Peje (este le entregó el Centro Histórico) y el dueño de Telmex y medio millar de emporios triple AAA, virtual dueño de México, ahora corresponde a El peje. Y le lleva adeptos.

El hombre más rico de México jaló al hijo de María Elena Marqués y Miguel Torruco, estrellas del cine en su edad de oro, Miguel Torruco  a las filas de AMLO y luego a las de Miguel Ángel Mancera, en cuyos gabinetes fue funcionario hasta hace poco.

Torruco dejó la Secretaría de Turismo del DF. Contribuyó  a duplicar el boom de turistas a la capital. Pero sus nexos con López Obrador, fueron más fuertes y se va a formar parte de su grupo, con miras al 2018.

Da la casualidad de que su hija, María Elena Torruco (nieta de los artistas mencionados), se unió en matrimonio con Carlos Slim Domit.

Ni modo de decirle no al suegro ni al heredero del magnate que incluso ha rechazado la idea de ser Presidente, ahora que en las redes se soltó la idea de que podría contrarrestar por su poder económico a Trump.

Si alguien creía que la izquierda odia a los ricos, eso es cosa de discursos. No de la realidad.

La “mafia del poder”, en Morena

Lo de la “Mafia del Poder”, es parte del show. En corto, todos son bienvenidos a la “cargada” que por tercera vez intentará llegar a Palacio Nacional.

Y, si no pregúntenselo a Emilio Azcárraga Jean.  Él está enlazado. Ahora ya no como parte de  La Mafia del Poder.

Azcárraga está en un papel similar al de  Slim, cuyos intereses –supuestamente- chocaban con los pobres, los de AMLO, pero no.

La prueba de que Dios los hace y ellos se juntan está en que Marcos Fastlich Sackler, suegro de Emilio Azcárraga Jean, presidente del grupo Televisa (está casado con su hija menor, Sara), es un empresario inmobiliario, filántropo constructor, experto en derechos humanos y asesor de AMLO.

Es obvio que en los procesos electorales, los dueños del dinero, suelen apostarle a más de una opción. Así, siempre ganan. La fama de no ser precisamente enemigos del PRI, salta a la vista o al menos esa idea se ha hecho clara ante la memoria colectiva.

Así que lo de la Mafia del Poder no aplica para los Slim, como se ve, ni los Azcárraga.

Ahora que en lo que se refiere TV Azteca, también tiene lo suyo.
Allí opera Esteban Moctezuma, amigo de AMLO, desde que el Presidente Ernesto Zedillo y el tabasqueño fueron dos poderes en romance.

Este personaje no dejó de ser famoso cuando salió de la Segob. Poco después pasó a sumarse al poder de la pantalla de Cristal en la Fundación Azteca.

Zedillo necesitaba parar los reclamos de un presidente sustituto, y había marchas pidiendo su caída y alentando la idea de un golpe de estado, se sumaba a la enemistad declarada de La Maestra Elba Esther, que juraba que lo iba a envenenar usando magia, conforme al libro “Los brujos del Poder” de José Gil.

“Cuando Zedillo resultó el elegido…La Maestra supo que su suerte estaba echada y que era el momento de hacer algo para contrarrestar los malos designios Y no era para menos, desde el primer minuto de su gobierno, Zedillo mandó un mensaje claro a la lideresa del SNTE; palabras más, palabras menos, le soltó mediante un allegado: “Es mejor que se vaya del país”.

Elba se sumó al perredismo que buscaba encabeza AMLO (era candidato a la dirigencia) y encabezaban Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo.

El Presidente Zedillo  confesaría Muñoz Ledo, después-  llegó a un pacto con el recién formado PRD. Y ofreció a Cuauhtémoc la capital del país, a cambio de ayudarle a mantener la gobernabilidad.

Y AMLO fue obvio en la “respuesta”, al hablar en Tierra Blanca, en mayo de 1995: “Queremos el poder, pero jamás sobre la república” y puso fin a las demandas de “un sustituto” en Los Pinos. Y el PRD ganó de calle en el DF y luego en media docena de estados en sucesivas elecciones que nunca ganaba.

Ese Moctezuma que era el brazo derecho de Zedillo, ahora lo es con López Obrador. Zedillo de suyo jamás ha sido nombrado como parte de la “Mafia del poder”, sino solamente Carlos Salinas, casualmente enemigo a muerte de Zedillo, como es sabido.

En la “cargada” de Morena, operan empresarios como lo hicieron en 2006 y en 2012, sin éxito en su empeño de llegar así al poder.

Pero el triunfo de una opción, difícilmente se ha traducido en derrota de empresarios tan poderosos. Ellos siempre han caído bien parados. Son los casos de Raúl Elenes Angulo, del sector pesca (en la subsecretaría); Jaime Bonilla, en área de telecomunicaciones, ahora en auge con la reforma del Presidente Peña, en Baja California; Isaac Masri, en el área del Arte.

Pero la cabeza del sector empresarial que deja la capucha de Mafia del Poder –no de ahora- es Alfonso Romo, quien antes fue foxista. ¡Faltaba más! Ya quedó en el olvidó cuando en 2005 se sumó a la idea del desafuero a López Obrador, en el Movimiento Opción Ciudadana.

No solo se suma al tabasqueño: es la cabeza del sector empresarial, como dice la bella Yeidkcol Polevsnky. Supuestamente empresaria, supuestamente Yeidckol (se cambió tres veces su nombre, como nos lo reveló a medio centenar de periodistas en conferencia de prensa en el hotel Melia) ella nunca ha tenido una empresa, ahora es secretaria general de Morena.

Lo riesgoso de casos como el de Poncho es que sus empresas han quebrado y él salió de la lista de Forbes que lo hacía de los hombres más ricos del país y, por tanto, parte de la Mafia del Poder, conforme a la idea de El Peje.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here