Inicio Columnas MAY Y MAQUIAVELO

MAY Y MAQUIAVELO

909
0

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 6 segundos

Por Samuel Cantón Zetina / @SamuelCanton

A pesar de sus repetidos llamados a la concordia, y a las veces que ha dicho que no dividirá al partido, Javier May no parece tener más opción que enfrentar a sus enemigos de dentro de MORENA, y ésta vez propinarles una derrota definitiva.

Una paliza que los quite de su camino el sexenio que gobernará.

Aquellos que por todos los medios -incluyendo los más sucios- trataron de impedir que obtuviera la candidatura, no aceptaron su mano amiga, y aunque aseguran en público que van con él, por debajo del agua (no tanto como para que no se vea) insisten en hacer hasta lo imposible para zancadillarlo.

Él lo sabe.

Algunos se colaron en candidaturas guindas, otros se disfrazaron de abanderados de otros partidos, y un tercer grupo -Caballo de Troya- tiene como estrategia acercarse a él y a su equipo.

Todos promueven el voto de castigo contra el campeón de las encuestas.

En el peor de los casos, como sucede siempre, buscan debilitar el liderazgo y la legitimidad con la que May arribará al poder, para -cuentas alegres- “cogobernar” a su lado en Tabasco.

Por lo pronto, rezan a todos los santos para que los órganos electorales de la Federación, ante los que muy probablemente acudirá la oposición -socios para este ruin efecto-, descarrilen el tren del de Comalcalco.

Hay que recordar que AMLO mantiene la lucha contra los privilegios de los jueces, magistrados y consejeros electorales, y éstos se defienden como gatos boca arriba.

Y siendo May el candidato del movimiento en su propia tierra, pues no deja de ser una tentación para los gandallas del TEPJF.

Como pintan las cosas, el ex director de Fonatur tendrá que decidir entre “continuar poniendo la otra mejilla”, para no afectar a MORENA, o dar un golpe de timón e imponerse desde ahora, para no dar muestras de debilidad que salen caras.

En 1513, Maquiavelo escribió en El Príncipe: “El que tolera el desorden para evitar la guerra, tiene primero el desorden, y después la guerra…”

Así…

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here