Inicio Columnas MIENTRAS MÁS SE CREE DIOS, MÁS ACTÚA COMO EL DIABLO

MIENTRAS MÁS SE CREE DIOS, MÁS ACTÚA COMO EL DIABLO

149
0

POR FRANCISCO RODRÍGUEZ/@pacorodriguez

Nada es más importante que el empeño del “caudillo” por robarse la elección intermedia, asegurar su mandato con mayorías infladas y consolidar su reelección. Se trata, a final de cuentas, de saldar las cuentas consigo mismo, de solucionar sus problemas infantiles, de ser el verdugo personal de su memoria, el enano del tapanco de sus molinos de viento, el ejecutor de sus atormentados recuerdos.

En su cabeza ya está el relevo generacional: ¡es él!

Ceñirse de nuevo la corona de lo fallido, aunque deba tomar posesión sobre montañas de cadáveres que den fe de su victoria. Aunque deba seguir rindiendo informes ñoños de su actuación frente a auditorios despoblados de almas muertas, de vacíos y de ecos sonámbulos. Todos los micrófonos acomodados al tamaño de su pequeñez.

La única recuperación que realmente le importa es la electoral, no la sanitaria, ni la alimentaria, ni la productiva, ni la del progreso. Todas tienen que someterse al supremo objetivo de la razón de Estado, que corre paralela a la destrucción del país de la realidad.

La expresión pública es su imagen de frustración y de rabieta. Su lenguaje se atasca cada vez más en el lomo de las mulas necias, en el camino perdido del ambiente enrarecido y letal por necesidad. No hay otra salida para este dictadorzuelo prematuramente envejecido, ya no puede olfatear los vientos favorables, sólo conoce de los de fronda.

Está a punto de decirle adiós al poder, sin haberlo conocido nunca ni ejercido en bien de nadie. El botarate destruye la moral de las Fuerzas Armadas, revuelve los principios constitucionales, exonera a los indeseables, perdona a los enemigos y carga con toda su furia con los indefensos y los pobres de siempre.

Es incansable en las pifias, trabaja encabezando un gobierno destartalado, dirigiendo una sinfonía macabra, aniquilando a un país entero a base de mentiras, de una semántica infame, de un lenguaje paupérrimo, glorificando el prevaricato y la colusión con los indeseables. Somete a todos, hasta que se den cuenta que no representa a nadie.

Y concluirán que sólo es un aventurero que perdió la razón

En los últimos días, a la rabieta se suma el ridículo camp y el macartismo más reaccionario, la caza de brujas desde la cual exige a los partidos lo que él no cumple: que no postulen candidatos con antecedentes penales por lo que ordena a la Fiscalía General de la República se convierta en su brazo infumable para conectar a los postulantes a cualquier carpeta de investigación criminal, o lo que se le parezca.

Siempre y cuando respeten a sus propios candidatos impresentables. Siempre y cuando la dictadura de huarache se imponga sobre un pueblo lúcido y combativo. No sabe la que le espera.

Impondrá sus caprichos hasta que llegue el momento en que todos, habitantes y colaboradores cercanos, civiles o armados, concluyan que sólo es un aventurero que perdió la razón, un atarantado en busca de pretextos para no cumplirle a nadie, un extraviado que se ha burlado de la confianza del pueblo.

Nueva deuda: dos billones de pesos que no podremos pagar

The New York Times, The Guardian, El País, tres de los periódicos más prestigiados del mundo occidental lo “atacan” porque quieren desestabilizarlo, porque no soportan su brillantez, porque son dirigidos por enemigos del pueblo. Psicótico paranoide al que hay que analizar como a cualquier bicho, opinan en el exterior las plumas más lúcidas.

Sus ridículos son insoportables para la inteligencia. Saben ya que es un peligro declarado, no porque tenga razón en sus demandas, sino porque ya no hay con qué pagar los exabruptos. Se debe demasiado dinero en intemperancias e insensateces que deberá pagar el pueblo, con sus bolsillos exprimidos. Ni para donde hacerse.

Los Fobaproas de las obritas fallidas, las cancelaciones, las rabietas de una ley eléctrica que viola el ambiente, los negocios pactados y la naturaleza de la razón, suman ya una cifra cercana a los dos billones de pesos, una cantidad que ni en sueños podremos pagar varias generaciones de mexicanos.

Nadie debe prevalecer encima de su ignorancia de las leyes

A un país como México, donde un día ultiman a un periodista, ‎otro día a un activista, otro día a un juez, otro día queman vivas a quince personas, masacran a once mujeres, otro día dejan catorce cadáveres al bordo de las carreteras, otro día se rocían los gases lacrimógenos contra las manifestantes, no se le puede cobrar lo que se debe. Es el círculo cuadrado de la inepcia y de la complicidad con el narcotráfico.

En menos de cuarenta y ocho horas se han decretado siete suspensiones provisionales contra la vigencia de la fallida ley eléctrica. Pero él, el “caudillo” de marras pedirá a la Corte y al Consejo de la Judicatura que investigue y castigue a los jueces que lo determinaron. Serán reducidos al despido, para recalcar sus afanes dictatoriales.

Todo el peso de la ley contra los jueces federales. Una mezcla perfecta del ridículo camp y de la cacería de brujas al estilo del macartismo más reaccionario y vengativo. Nadie debe prevalecer encima de su ignorancia de las leyes, de la violación antinatura.

Somos testigos de que el poder está en manos del más incapaz

Dice en las “mañaneras” que él irá a la Corta de Justicia a defender su ley eléctrica. No hay necesidad. Todos sabemos que lo arreglará con un telefonazo al culiempinado Arturo Zaldívar, que para eso está. Con cualquier amenaza o sin ella, lo pone a temblar como hoja seca. Y ya veremos todos, como los ministros se pliegan a sus caprichos.

Todo el mundo ha sido testigo de que el poder está en manos del más incapaz. Pero que quien lo ostenta cree todo lo contrario, porque tiene otros datos y aduladores. Termina arruinándolo todo. Los rasgos inconfundibles de inmadurez psicológica, formación cultural pobre, desarrollo humano imposible, brillan en toda la inmensidad.

Su sentimiento de superioridad y la preocupación exagerada por creerse insustituible, despreciando a los demás, lo alejan cada día más de la realidad. Los aumentos en cascada de los precios de comestibles de consumo popular, el agravamiento de las masacres por la delincuencia protegida desde el Palacio Nacional es la única razón de Estado.

La persecución implacable de los charalitos que caen en manos de la Unidad de Inteligencia Financiera ñoña, el criterio supremo de certeza, aunque nunca vaya más allá de las amenazas y de los improperios. A cada pregunta, contesta un chalado desde el púlpito de las “mañaneras”.

Un país como México no se gobierna con murallas chairas

Lo dicho: los hombres sin atributos son más comunes y corrientes de lo que se piensa. Se insertan y florecen en un engranaje sin memoria. Son los trepadores de la pirámide, los utilitarios de ocasión, los desclasados.

Pero ellos creen que la historia los necesita, el mundo los requiere. Están absolutamente seguros de que no están enfermos. Es lo más grave, y lo más peligroso para nuestra convivencia en libertad. Mientras más se cree Dios, más actúa como el diablo

Un país como México no se gobierna ni con murallas chairas, ni con juicios de desafuero al gusto, ni con periodicazos. El Estado no está equipado para impartir justicia, menos para corretear adversarios políticos. Y aunque todo el mundo burocrático se desviva por halagarlo, el aprendiz de brujo no sabe ni qué fuerzas desata. La historia más reciente lo juzgará.

Ante lo único importante, robarse la elección intermedia, las urnas de junio serán las fiscales idóneas.

¿No cree usted?

Índice Flamígero: Competencia de elogios al “caudillo” entre el titular de la SSA y el subsecretario de esta. Y es que luego de que López-Gatell dijera hace meses que “la fuerza del presidente es moral, no es una fuerza de contagio”, su supuesto jefe, Jorge Alcocer Varela, apenas se descosió en glorificaciones a AMLO: “Algunos dudaron y decían que no había tenido la enfermedad. Sí la tuvo y si no hubiera sido por su formación ya individual, su capacidad de respuesta inmunológica positiva, rápida y buena, que no fue gratuita, no la compró, se la regaló la población cuando los visitó durante no sé cuántas veces ha recorrido el país y ahí ha tenido contacto con la gente, con los alimentos, y reforzó su inmunidad, producto del desarrollo que le dieron sus padres, eso es así de sencillo”, dijo el secretario de Salud. Titular y segundo de a bordo de la SSA son sus nuevos tapetes de Lieja.

https://www.indicepolitico.com indicepolitico@gmail.com @IndicePolitico @pacorodriguez

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here