Inicio Columnas TABASCO ROJO EN ALERTA MÁXIMA

TABASCO ROJO EN ALERTA MÁXIMA

1287
0

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 12 segundos

*Hay que aprender rápido de los errores, para salvar vidas, y compactar el mensaje que urgentemente se tiene que hacer llegar a toda la población.

Por Samuel Cantón Zetina/@SamuelCanton

En base a la colocación de Tabasco en semáforo rojo y alerta máxima por parte del gobierno federal (punto intenso de transmisión del virus); de la manifiesta y exhibida irresponsabilidad de muchos ciudadanos, y de pronunciamientos de Hugo López Gatell, Adán Augusto López Hernández y Silvia Roldán, se puede resumir:

Tabasco tocó pico y su curva de contagios está en declive (Gatell), pero el peligro continúa: “¿Queremos hospitales colapsados, más contagios y más muertes?” (Adán), y Tabasco no regresará a la nueva normalidad “por lo menos este año” (Roldán).

No habrá en junio regreso a clases aquí, tampoco se ha abierto nada -únicamente hay luz verde para las actividades esenciales-, y las decisiones que se tomen serán en base al comportamiento de la enfermedad en lo que resta de mayo (Roldán).

Bajo esas condiciones, la sana distancia, el uso de cubrebocas y la sanitización de espacios tienen que ser permanentes (Roldán), y no habrá más remedio que prorrogar el confinamiento. En España, luego de dos meses de resguardo domiciliario, la autoridad propone ¡un mes más!

En ese contexto, donde la ambigüedad resulta criminal, el gobierno de Tabasco debe echar mano de todas sus competencias para someter la ignorancia y la terquedad de la gente, reconociendo -a la vista- que no bastaron los exhortos.

Por el Día del Niño, el anterior fin de semana fue donde más hospitalizados hubo desde que inició la emergencia (45 diarios).

“No quiere decir que se acabó, cuando pasamos el pico más alto; aún falta la otra mitad. Si se relaja -la disciplina-,  irremediablemente resurgirá la epidemia” (Gatell).

Además, la OMS advierte de la posibilidad de rebrote en otoño (septiembre-octubre).

No más señales encontradas que confunden a la población, ni titubeos para proteger a los tabasqueños hasta de sí mismos, con la fuerza pública si es necesario.

Los propios polis se juegan la vida malmatándose con tanto choco semirústico.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here