Inicio Exclusivas TODOS CONTRA “ALITO”; SUS ANTES ALIADOS COMO PACO OLVERA AHORA EXIGEN SU...

TODOS CONTRA “ALITO”; SUS ANTES ALIADOS COMO PACO OLVERA AHORA EXIGEN SU SALIDA

10858
0

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 52 segundos

*  Enfrentando la peor crisis de su historia el PRI amenaza fracturarse internamente ante el descaro de Alejandro Moreno por reelegirse en la dirigencia nacional, tras perder todo en los pasados comicios; cuadros como el ex gobernador Olvera Ruiz, firman desplegados exigiéndole que se vaya, pero sospechosamente no exigiendo también la salida de la Secretaria General, Carolina Viggiano, lo que conlleva a suponer que se alienta una probable estrategia para que sea la hidalguense la que releve al terco y torpe “Alito”

Por Antonio Ortigoza Vázquez / @ortigoza2010

Especial de Expediente Ultra

Pese a contar con solo el apoyo de su círculo cercano, la pretensión de Alejandro Moreno “Alito”,  por reelegirse como dirigente nacional del PRI, ha terminado por sacar de su letargo a  muchos ex presidentes nacionales del tricolor y destacados cuadros que tras la publicación de una carta abierta a la opinión pública, le exigen al campechano renunciar tras la peor devastación electoral que mandó a un vergonzoso cuarto lugar a un partido retornado al poder en el 2012, solo para permitir que una generación de ensoberbecidos y corruptos tecnócratas le dieran el tiro de gracia.

El PRI vive la peor crisis de su historia desde que viera la luz en 1929 bajo las siglas del Partido Nacional Revolucionario (PNR), que unificó a los generalatos y caciques regionales en un instituto donde se incluyó también a las diversas expresiones populares a través de los llamados sectores, obrero, campesino y popular.

El nido de auténticos buitres tejido bajo el liderazgo de “Alito”, terminó por ignorar a las bases y simpatizantes, pero también a los liderazgos municipales y estatales que en aras de proteger los intereses de un ex gobernador pusilánime y corrupto, consintió que una panista como Xóchitl Gálvez, le arrebatara la candidatura presidencial a un PRI, cavando su tumba con la debacle de la insustancial candidata.

Habrá que ver lo que sucede en la anticipada Convención a la que convocó de manera ilegítima el también ilegítimo “Alito” que debió concluir su mandato por estatutos, en agosto del pasado año, luego de que en las elecciones intermedias del 2021, perdiera ocho gubernaturas y otras tantas alcaldías y posiciones legislativas, donde sólo él y su séquito de incondicionales como Rubén Moreira y su esposa, la hidalguense Carolina Viggiano, se sirvieron con la cuchara grande en los cargos de elección, tal como lo repitieron este año, pero con la salvedad de que muchos de sus aliados como el ex gobernador Francisco Olvera, se quedaron con las ganas de llegar al Congreso.

La ciudadanía les dio la espalda y sin votos no se ganan elecciones, eso sí, “Alito” y sus cómplices aseguraron diputaciones federales y senadurías, salvando su pellejo a costa de los demás. La carta de referencia fue firmada por infinidad de cuadros como la ex líder nacional, Dulce María Sauri, pero también en Hidalgo apareció hace un par de días una misiva dirigida a “Alito”, sancionando su reelección por considerarla generadora de divisionismo para lo que queda de las cenizas priístas en el país.

Entre los firmantes aparecieron el propio Paco Olvera, como también los mismos que en el 2021 y tras la estrepitosa derrota del PRI en el país, estamparon su firma en un desplegado, exigiendo unidad partidista, lea usted, nada menos que en apoyo a “Alito”. Algunos de ellos cercanos a la actual Secretaria General del PRI y candidata perdedora a la gubernatura, Carolina Viggiano, como son los casos de Alberto Jonguitud Falcón y Jaime Costeira Cruz, ex delegado del CONAFE cuando fue su titular la señora Viggiano.

Habrá que preguntarles a estos personajes si como en el 2021 actúan bajo los lineamientos y consigna de la diputada Carolina, pues en su momento buscaron apoyarla para que asumiera la dirigencia nacional del PRI. Y de ser así, es más que interesante conocer los motivos del ex gobernador Olvera Ruiz, al respecto, porque hace apenas unas semanas previas a la elección del 2 de junio, no se cansó de lazar loas y exaltar la figura política de “Alito” y aparecer en repetidas conferencias de prensa al lado de la Viggiano Austria.

¿El quedarse sin el manto protector de la impunidad a través del fueron legislativo, motiva a Olvera a sumarse a la rebelión en la granja tricolor?

¿Dónde quedó además su apoyo incondicional, leal e inquebrantable a Carolina Viggiano? Esta última, por cierto, viendo los toros desde la barrera, apuntándose quizá como la sucesora natural de su socio venido a menos.

Inevitable que Rubén Moreira y su esposa se salven a la corresponsabilidad en la ruina total del PRI, donde deben de compartir parte de las culpas junto con el campechano. La tozudez de “Alito” por mantenerse en el poder ha terminado por fracturar y exhibir la falta de probidad y congruencia de políticos como el ex gobernador Francisco Olvera.

¿Qué papel asumirá la señora Viggiano en este momento crucial para su partido? No deberá extrañar a nadie si al estilo de su amigo Paco Olvera, decide en aras de su insaciable ambición, iniciar en la torcida asamblea partidista una noche de cuchillos largos contra el propio “Alito”.

Cosas de la política tricolor con su estilo ya costumbrista de cambiar de lealtades como cambiar de zapatos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here