Inicio Columnas UN PASADO DE CORRUPCIÓN PERSIGUE AL NUEVO SUBDELEGADO DE LA SADER, EN...

UN PASADO DE CORRUPCIÓN PERSIGUE AL NUEVO SUBDELEGADO DE LA SADER, EN HIDALGO

1921
0

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 46 segundos

*  Jesús Emmanuel Trejo Castillo, solicitó recursos para proyectos de su familia y amigos, en Tula, cuya aplicación está en tela de juicio y se presume fueron a parar a sus bolsillos: ahora, el funcionario aparece desde hace meses como protegido del superdelegado en el estado, Abraham Mendoza Zenteno

Por Antonio Ortigoza Vázquez/@ortigoza2010

Las huellas de la corrupción del pasado sexenio perviven en el gobierno de la 4T y peor aún, buscan ser borradas para lavar de culpas y malversaciones a personajes que empiezan a incrustarse en cargos de primer nivel, prueba de ello es la designación de Jesús Emmanuel Trejo Castillo, como Subdelegado de Administración de la SADER, en Hidalgo, protegido del superdelegado, Abraham Mendoza Zenteno.

Siguiendo la regla de que en política nada en casual, un dato ilustra el cobijo político de Mendoza al joven contador público, oriundo del municipio de Tula: el pasado 29 de mayo durante un evento en el municipio de Mineral de la Reforma, Trejo Castillo apareció al lado del alcalde Raúl Camacho, como “representante personal” del superdelegado.

Pero ¿cómo es que en tan solo unos años Trejo ha logrado no solo mantenerse dentro de la administración pública de primer nivel sino ahora estar en las estelares de la sucesión del estado?

Apenas en 2014, ingresó a laborar a la Dirección de Recursos Humanos dependiente de la Oficialía Mayor de la entonces SAGARPA, pero por azares del destino se relacionó con el ingeniero Sergio Díaz Estévez, líder de la organización de profesionistas de agronomía, que a través de Prorural A.C, se comenta que tejió toda una red de corrupción en la dependencia.

Según consta en documentos de transparencia en poder de este columnista, proporcionados por funcionarios de la Secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), el ahora nuevo Subdelegado de Administración no perdió el tiempo para echar mano del tráfico de influencias en aparente beneficio a sus familiares y amigos por medio de la obtención de recursos para impulsar supuestos proyectos en la localidad del Llano de Tula, sitio donde nació. Al final, los recursos, señalan nuestras fuentes,  “fueron a parar a sus bolsillos”.

Veamos:

En 2017, Jesús Emmanuel convenció a sus parientes, todos originarios de la misma localidad de El Llano, en Tula Hidalgo para que le prestaran sus documentos, bajo la promesa de conseguirles un apoyo económico del Programa Fondo para el Apoyo a Proyectos Productivos en Núcleos Agrarios FAPPA.

Sus consanguíneos y amistades accedieron y con documentos en mano  le fueron autorizados los siguientes proyectos:

Construcción de un invernadero por un monto de $201,000.00 (doscientos un mil pesos 00/100 M. N.) a nombre de Juana Angélica Castillo, presidenta del grupo denominado El Llano Productivo. Este proyecto fue autorizado bajo el folio número: FP-HGO-17-08861-160722.

Uno más fue para la supuesta construcción de otro  invernadero por un monto de $201,000.00 (doscientos un mil pesos 00/100 M. N.) a nombre de Julio Jared Tapia Méndez, presidente del grupo denominado Trabajo para el Llano. Este proyecto fue autorizado bajo el folio número: FP-HGO-17-08802-159780.

Y un tercero para la construcción de un invernadero por un monto de $201,000.00 (doscientos un mil pesos 00/100 M. N.) a nombre de Judith Lemanya Tapia Méndez, presidente del grupo denominado Pequeños Productores de Tula. Este proyecto fue autorizado bajo el folio número: FP-HGO-17-08850-160446.

Pero para desgracia de su bien intencionada parentela, quien se quedó con los recursos de estos proyectos autorizados por el Fondo para el Apoyo a Proyectos Productivos en Núcleos Agrarios FAPPA 2017, fue precisamente Jesús Emanuel Trejo Castillo, el  hoy  recomendado y protegido de Mendoza Zenteno para ocupar la oficina de la Representación de la SADER en el estado de Hidalgo, a través de la Subdelegación de Administración.

Pero estos actos de corrupción y presunta malversación de recursos públicos se tornan más graves cuando ahora las autoridades de esa dependencia tratan de exonerar a Trejo en una abierta contradicción en sus informes, pues sucede que mientras en el escrito de contestación a la solicitud de información de transparencia niegan que dos de los proyectos fueran autorizados, en la información anexa aparecen las fechas de cobro de los tres proyectos, cuyos recursos fueron entregados con solo un día de diferencia: el 12 y el 13 de octubre de 2017.

Curiosamente la fecha de cancelación a los grupos El Llano Productivo y Trabajo para el Llano, es de apenas el primero de marzo de 2019. El monto total entregado fue de 604 mil 800 pesos. Los funcionarios encargados de la transparencia en la SADER no precisan el lugar exacto, dirección y localización, donde supuestamente debieron ejercerse estos recursos.

La pregunta es: ¿Por qué se busca proteger la imagen de Trejo Castillo? ¿Quiénes están interesados en que no trascienda esta información?

Insistimos: en política nada es casual y sería pertinente cuestionar al superdelegado Mendoza Zenteno sobre los motivos para brindar su protección a este joven contador, que dista mucho de reunir el perfil de honestidad de la 4T.

¿No lo cree así, amigo lector?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here