Inicio País El Chapo experto: hizo 62 túneles en la frontera norte

El Chapo experto: hizo 62 túneles en la frontera norte

*Zambada, El Chapito, El Lic y El Minilic, en “Operación Fuga”

808
0

De la redacción

A nadie debe sorprender la fuga por un túnel. Son la especialidad del hombre que ha perforado al menos 62 de ellos, para llevar droga a EU y regresar con armas, en un intercambio letal permanente. Esa es una de las revelaciones que han salido a la luz, ahora que El Chapo hizo otra de las suyas.

Pero nunca ha actuado solo. El Mayo Zambada y los hijos de El Chapo, pero más su compadre, Dámaso López Núñez, “El Licenciado”, estuvieron en la “Operación fuga” de Joaquín Guzmán Loera, cree la PGR.
Se cree que al menos un centenar de sus operadores, trabajaron al menos lo que va del año, para liberarlo.

Recaban evidencias de que al “Señor Puente”, como lo llaman expertos, fue ayudado desde dentro y fuera del penal.

El Chapo es un experto en túneles. Probó ser un experimentado «constructor» de oquedades para fugarse de otros arrestos o para traficar droga de México hacia Estados Unidos, ya no por aire, mar o tierra, sino el subsuelo.
«En la frontera México-Estados Unidos, en varios puntos de México, como Tijuana, Mexicali, Ensenada, Tecate, Nogales, dejó una estela entre al menos 120 pasadizos subterráneos descubiertos para pasar droga de ida y armas, de regreso, según datos de la Secretaría de la Defensa Nacional,  la PGR.
De ellos 62 fueron construidos por El Chapo reveló en una entrevista a CNN José Reveles, autor del libro El Chapo: entrega y traición. Y Por ello titula a un capítulo de su libro,  «Un Chapo con vocación de topo».

«Obviamente (El Chapo) tiene una gran experiencia. Pasan por debajo de la barda, en la frontera en algunos puntos, o utilizan los ductos que son naturales para el desagüe, en los dos Nogales, en Arizona y en Sonora», agregó.

Entre  las hipótesis sobre quién o quiénes estuvieron atrás de la fuga de El Chapo, la PGR se centra en comprobar que si fue El Mayo Zambada.
Y, como publicamos recientemente en este medio, hay la sospecha que participaron o al menos sabían cada movimiento de la “operación fuga” sus dos hijos, pero más Iván Archivaldo, quien tuiteó y se ufanó de que “el general pronto regresará”.
¿Quiénes lo ayudaron?

 

Las autoridades mexicanas admitieron que el túnel por el que escapó ‘el Chapo’ de la cárcel del Altiplano I contó con alta tecnología (AFP).

Y ahora que está libre, una sospecha que se trabaja por agentes federales de México, es la de que el ex subdirector del penal de Puente Grande, Dámaso López Núñez, fue el que dirigió una estrategia del primer  escape.
Este hombre había fugado a criminales en prisiones de Morelos, en donde era funcionario de esa área, al final de los años 90.  Este hombre fue mencionado por el Departamento del Tesoro de EEUU, como el sucesor de Guzmán Loera al ser arrestado.
En tanto, para el exagente de la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos, Phil Jordan, era previsible la fuga de esta vez.
Lo advirtió desde el arresto de Guzmán hace 16 meses, (febrero de 2014) que escaparía de nuevo. «Es una captura significativa siempre y cuando lo extraditen inmediatamente a Estados Unidos», dijo.
«Si no lo extraditan, le permitirán escapar dentro de cierto tiempo… Si de hecho lo encarcelan hasta que lo extraditen a Estados Unidos, será lo mismo de siempre», alerto Jordan, quien conoce el tema Chapo; trabajó más de 30 años para la DEA.
Al saber de la fuga este domingo 12, el experto entrevistado por CNN no se sorprendió por la noticia de esta semana de que Guzmán había escapado.

Zambada, El Capito Iván; El Lic y El Minilic

La PGR va sobre esa línea de investigación, sobre la teoría de que Zambada se valió de Dámaso López Núñez, El Licenciado, funcionario en el sector policiaco de Sinaloa mucho antes de que encargado de Guzmán Loera fuera tan famoso.
El Licenciado fue funcionario de seguridad penal en Morelos y de ahí, recomendado para Puente Grande, la catedral de las prisiones entonces. Llegó a subdirector y fue cuando le tocó saber de El Chapo y se hicieron inseparables.
Joaquín Guzmán duró trece años preso, las visitas son muy contadas, si las llegan a tener, pero no para el penal del que el amigo de El Chapo era el subdirector, Dámaso.
“Casualmente” con ese encarcelamiento, que se supone es tan severo que los procesados solo tienen “cuotas”, El Chapo despachaba para, desde ahí, operar el cártel de Sinaloa.

Se valió de su compadre,  El Mayo Zambada. Este mantuvo el control de la organización a nombre de Guzmán Loera y se supone que compartió el liderazgo con los hijos de El Chapo.
Fueron tiempos en que el cártel de Sinaloa sufrió agresiones armadas de grupos leales a los hermanos Beltrán Leyva.
Aún preso, el emporio de Guzmán se mantuvo. Aumentó su presencia en Baja California y Chihuahua. Se apoderó de áreas de los Arellano Félix y Carrillo Fuentes, tras la detención de sus líderes.
Dámaso fue señalado como demasiado cerca de El Chapo. Graciosas a él, la última esposa de Guzmán, tenía visitas frecuentes, siempre acompañada de Iván Archilvaldo, hijo de ambos. Eso contaría años después el ahora un joven formal, preso en El Altiplano y liberado hace unos meses e hijo de ambos.
El hijo de Dámaso, homónimo suyo, El Minilic como El Lic, son mencionados en corridos compuestos a El Chapo. Sus menciones son las de sus excesos como narcojunior.

El Mayo Zambada también es de los más buscados por el gobierno mexicano y se ofrece una recompensa de 30 millones de pesos por aportar datos para su captura.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here