Inicio Columnas El PRESIDENTE HIZO UN RETRATO HABLADO DE SOSA CASTELÁN

El PRESIDENTE HIZO UN RETRATO HABLADO DE SOSA CASTELÁN

247
0

*AMLO promete combatir los Cacicazgo­­­­­s en universidades

Por Antonio Origoza Vázquez/ @ortigoza2010

El Presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró su decisión de ir contra los cacicazgos enquistados en “varias universidades públicas” que son emblemáticas del “manejo del poder” y de hecho, hizo un preciso retrato hablado de Gerardo Sosa Castelán al enfatizar  que “no sólo tienen bajo su dominio las instituciones (sino que) nombran rectores y tienen diputados y senadores”, señaló en la conferencia mañanera del pasado miércoles 17.

Ya en ocasión anterior, en una gira de trabajo, el Primer Mandatario dijo con vehemencia que “¡ya se acabó eso de dame y dame y no rendir cuentas… no es posible que los mismos de hace años sigan malversando fondos aprovechando el concepto de autonomía” (en alusión a las exigencias de sustanciales incrementos de presupuesto sin mecanismos de control de ningún tipo)

Y recalcó: “Eso se acabó, se terminó, no vamos a apoyar a los cacicazgos, estamos por la política de la transparencia, que no haya malversación de fondos, que no haya cacicazgos, los que en algunos casos son emblema de cómo se controla, de cómo se concentra el poder, lo mismo como sucede con los sindicatos”.

Fue evidente que el Presidente López Obrador aludía a sórdidos personajes como Gerardo Sosa Castelán, de la UAEH y Raúl Padilla, de la U de G, los más notorios caciques universitarios, además de los grupúsculos que controlan hace decenios la Univesidad Autónoma de Puebla, bajo dominio total de los miembros del desaparecido Partido Comunista, el clan de los Doger Corte, Doger Guerrero y sus paniaguados, que se rotan en la rectoría  pero con mansiones con alberca bajo techo y avión privado.

El caso de Sosa Castelán es paradigmático de un feroz poder personal, que fue escalando a lo largo de decenios desde el liderato de un grupo de porros a la dirigencia estudiantil, a la rectoría y después  a la presidencia del Patronato Universitario, desde pone y quita rectores y que en las elecciones del año pasado, logró una alianza con el candidato AMLO y colocó a toda la diputación de Morena en la legislatura local, con los diputados Humberto Veras Godoy, Susana Ángeles, Roxana Montealegre, Rafael Garnica, Armando Quintanar, Jorge Mayorga, José Antonio Hernández, Rosalva Calva y Doralicia Martínez, 14 en total que no obedecen directrices de Morena, sino únicamente de Sosa Castelán.

Además, es del todo evidente que el rector nominal, Adolfo Pontigo es sólo una marioneta en manos del cacique.

El pronunciamiento reiterado del Presidente, de ir contra los caciques universitarios de las universidades públicas,  deja en claro, por si fuera necesario, que las acciones emprendidas por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), que jefatura Santiago Nieto, al congelar 156 millones de dólares en cuentas de bancos suizos, van en serio contra Sosa Castelán.

En los medios políticos y empresariales del estado ha comenzado ya a sentirse que los días de poder del que fuera férreo cacique de horca y cuchillo están contados.