Inicio País FALTA DE VITAMINA “D”, FACTOR DE RIESGO PARA CONTRAER COVID, ADVIERTEN LA...

FALTA DE VITAMINA “D”, FACTOR DE RIESGO PARA CONTRAER COVID, ADVIERTEN LA SEDENA

123
0

Jorge Medellín / @JorgeMedellin95 /EstadoMayor.mx

Un estudio elaborado por médicos cirujanos e investigadores del Hospital Central Militar de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) vinculados al seguimiento del coronavirus ha encontrado que en más de un 70 por ciento de los casos de quienes han enfermado gravemente o han fallecido a causa del COVID-19 se detectó una importante falta de vitamina “D”, la cual es producida por el cuerpo humano mediante la exposición a la luz solar.

La investigación realizada por los médicos especialistas y pasantes Arturo Rodríguez Tort, Edgardo Alonso Montelongo Mercado, Adriana Martinez‑Cuazitl, Ana Victoria Puente Nieto y Rocío Adriana Reyes Pérez, titulada “La deficiencia de vitamina D es un factor de riesgo de mortalidad en pacientes de COVID-19”, buscó establecer la validez de esta premisa en un universo de pacientes internados en el Hospital Central Militar (HCM) por este padecimiento.

El estudio fue recibido el 20 de abril de este año y aprobado para su publicación en la Revista de Sanidad Militar el 30 del mismo mes, bajo la hipótesis de que “el papel de la vitamina D parece tener un papel fundamental en la inmunidad en infecciones respiratorias”. El objetivo del estudio es el de “determinar la asociación entre los niveles de vitamina D y la mortalidad en los pacientes hospitalizados con COVID-19 en el Hospital Central Militar”.

Los médicos señalan que en este estudio “se incluyeron a 172 pacientes con diagnóstico de COVID-19 y a los que se les determinó vitamina 25-(OH)-D; se consideró como caso a los pacientes que fallecieron por COVID-19 y controles a los que sobrevivieron”.

Los resultados indicaron que “el 95.92% presentó niveles de vitamina 25-(OH)-D debajo del óptimo. Los pacientes con niveles menores a 8 ng/mL presentaron 3.68 más riesgo de morir”.

El estudio establece que “los pacientes con COVID-19 que requieren hospitalización tienen deficiencia de vitamina D, y niveles de bajo de 8 ng/mL es un factor de riesgo para mortalidad por COVID-19, por lo que se deben tomar acciones que mejoren los niveles de vitamina D como la suplementación de vitamina D en este grupo de pacientes”.

En el desarrollo de la investigación se detalla que “la vitamina D juega un papel sumamente importante en la regulación del calcio y fósforo, contiene propiedades antiinflamatorias, antitumorales y apoya al sistema inmunológico”.

Existen múltiples mecanismos por los cuales la vitamina D podría potenciar el sistema inmunológico y reducir la gravedad de infecciones del tracto respiratorio. Los tres mecanismos más conocidos son: 1) la vitamina D mantiene las uniones celulares estrechas; 2) elimina los virus envueltos mediante la inducción de LL-37 y defensivas y 3) reduce la producción de citoquinas proinflamatorias, de esta manera modera la respuesta inmunitaria responsable de neumonías graves, agrega el estudio.

Los autores indican que fueron revisados los expedientes de los pacientes hospitalizados en el Hospital Central Militar con diagnóstico mediante un análisis denominado “retrotranscriptasa de reacción en cadena de la polimerasa (RT-PCR) para SARS-CoV-2 o con sospecha de COVID-19, en el periodo de marzo a abril” de este año. Se indica también que “para este estudio sólo se incluyeron a los pacientes mayores de 18 años, con determinación de niveles de vitamina D en suero”.

Además, “se excluyeron a los pacientes a los que se les determinaron los niveles de vitamina D por otro motivo o fueron encamados por otras razones”. Se eliminaron también a los pacientes con expediente incompleto. El estudio fue aprobado por el Comité de Investigación del Hospital Central Militar con número 051/2020, apegado a los lineamientos de la Declaración de Helsinki y al Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Investigación para la Salud.

Para llevar adelante el estudio se recabaron los datos de edad, género, situación laboral o derechohabiencia, niveles de vitamina D y mortalidad de los pacientes hospitalizados con diagnóstico o sospecha de COVID-19, explican los autores.

Se consideraron niveles óptimos, con insuficiencia y deficiencia de vitamina D de acuerdo con los niveles de 25-(OH)-D según la Sociedad de Endocrinología de EUA. Se consideraron como casos a los pacientes confirmados o con sospecha clínica de COVID-19 hospitalizados y fallecidos; y como controles a todo caso confirmado o sospechoso de COVID-19 hospitalizado y dado de alta vivo, se lee en el documento de la SEDENA.

En este estudio, abunda el texto, “se incluyeron a 172 pacientes con diagnóstico de COVID-19, de los cuales predominó el género masculino (77.3%) y sólo 43.6% de los pacientes eran militares en activo. La edad promedio de los pacientes con COVID-19 fue de 51.44 ± 14.21 años de edad, siendo mayor en los pacientes femeninos y en los derechohabientes los pacientes que fallecieron tenían niveles deficientes (77.1%)”.

El estudio confirmó que los pacientes que fallecieron tenían niveles menores de vitamina D (13.60 ± 6.36 ng/ mL) comparado con los pacientes que sobrevivieron (17.30 ± 7.44 ng/mL). Además, los pacientes que tienen niveles menores de 8 ng/mL tienen un riesgo de 3.69 veces de morir comparado con aquellos que tienen niveles mayores a 8 ng/mL, reveló la investigación de médicos militares mexicanos.DEFICIENCIA-EN-VITAMINA-DDescarga

En su investigación, los médicos militares encontraron que la población hospitalizada por COVID-19 tiene niveles deficientes de vitamina 25-(OH)-D, de acuerdo con la clasificación de la Sociedad de Endocrinología de EUA, esto sin diferencia entre el género o la situación laboral.

Aunque no hay diferencia estadísticamente significativa entre la mortalidad de los pacientes y la categorización de los niveles de vitamina 25-(OH)-D, “se puede observar que de los pacientes con niveles óptimos ninguno murió, mientras que la mayoría de los pacientes que fallecieron tenían niveles deficientes (77.1%)”, advierte el estudio.

En este estudio encontramos mayor prevalencia de pacientes masculinos hospitalizados por COVID-19 que femeninos, lo cual concuerda con lo reportado en la literatura actual, señala la investigación, que en su parte final destaca que los datos hallados “muestran mayor porcentaje de pacientes masculinos (77.3%); esta diferencia puede estar dada porque en nuestro estudio sólo se incluyen aquéllos con COVID-19 hospitalizados, en comparación con los reportes nacionales que incluyen a los no hospitalizados”.

Los médicos militares enfatizan que sus resultados “son sumamente importantes para evidenciar este problema, la alta prevalencia de pacientes con déficit de vitamina D afecta predominantemente al sexo masculino con una asociación de mortalidad, lo que da como resultado cuatro veces más riesgo de morir con una vitamina D debajo de los 8 ng/mL”.

Concluimos que es primordial asolear a nuestra población entre 15 y 20 minutos tres veces por semana, exponiendo por lo menos 35% de superficie corporal protegiendo siempre la cara para que recupere sus niveles sérios de vitamina D antes de reanudar actividades, ya que la mayoría llevan más de dos meses en casa con falta de exposición solar, lo cual pudiese ponerlos en riesgo de sufrir la enfermedad de manera grave, indican los investigadores del Hospital Central Militar de la SEDENA.

“También recomendamos la suplementación de nuestra población en riesgo; médicos, enfermeras y demás personal de salud que no sólo están en continuo contacto con la enfermedad, sino que muy seguramente sus niveles de vitamina D son bajos por su falta de exposición solar.

“Asimismo, se sugiere, para los grupos de riesgo, la ingesta de colecalciferol de por lo menos 4,000 UI al día, siempre consultando a su médico antes de consumirla, así como la realización de protocolos prospectivos en los que se evalúe el efecto de estas medidas”, añaden.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here