Inicio Columnas Guadarrama, su doble discurso y su borrascoso pasado

Guadarrama, su doble discurso y su borrascoso pasado

618
0

ENTRELÍNAS

Por Emmanuel Islas

Especial de Expediente Ultra

 

¿Quién en estos tiempos electorales otorga veracidad al discurso y las miles de promesas de los candidatos a algún puesto de elección popular, que hacen en sus actos de campaña? Creo que la respuesta es evidente; nadie en su sano juicio, cree hoy en día en un político, y máxime si este personaje tiene un pasado oscuro y siniestro.

Este espacio,  querido lector, lo dedicaré para recordar algunos pasajes de una vida de mentiras y atropellos  por los ha transitado José Guadarrama Márquez, actual candidato, que por segunda ocasión, busca ser el titular del gobierno del estado de Hidalgo, bajo las siglas del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Comenzaré señalando que gracias a este politicastro,  la oposición en Hidalgo no avanza, y seguirá inerte  mientras existan oportunistas al interior de los partidos políticos, que como Judas, se venden por unas monedas de oro.

¿Qué acaso Guadarrama pretenderá que la sociedad hidalguense es retrasada y sin memoria?, para nadie es un secreto el hecho de que el ´profe´ de Jacala le hace el trabajo sucio al gobierno del estado, y éste a cambio le dio la posibilidad de ser el abanderado del PRD a la gubernatura, así como fuertes cantidades de dinero, además de presencia en la prensa estatal, a fin de «ganarle» a Isidro Pedraza Chávez, en la contienda interna del Sol Azteca.

Siempre polémico, Guadarrama nunca se ha distanciado del partido que no sólo le dio poder, sino también dinero y un estatus dentro de la política nacional, al codearse con gente como el finado ex candidato del PRI a la presidencia de la República, Luis Donaldo Colosio; Roberto Madrazo, Francisco Labastida, Manuel Camacho Solís, entre otros.

Hoy, después de algunas cirugías para verse «más joven», en sus discursos de campaña critica ´duramente´ lo que no se ha hecho en más de 80 años de gobiernos priistas en Hidalgo, lo que significa -según sus palabras-, que ni él siendo parte de ese sistema, pudo hacer algo por sacar del retraso a los hidalguenses.

Muchos de sus incondicionales de antaño lo han dejado sólo, porque saben qué tipo de persona es en la traición a  la amistad  y su desmemoria a  los compromisos políticos; casos como el de la familia González, Nabor Rojas -otro vendido de la política-, Luis Corrales, el mismo Luciano Cornejo, que coadyuvó para que al interior del PRD fuera aceptado, hoy en día lo descalifica por su actuar.

Una de las fundadoras de este instituto político en la entidad, y con mucha calidad moral, Teresa Samperio, en un inicio apoyó de sobremanera a José Guadarrama, a grado tal que se enemistó con las tribus internas de este partido; pese a ello, esa lealtad la pagó muy mal el jacalense, y hoy ella es su mayor crítica.

Así, podría ir creciendo la lista de personajes que en algún momento se la jugaron con él, y que ahora le han dado la espalda precisamente por sus ideas, y sobre todo por su falta de convicciones.

En su momento, Expediente Ultra  ha señalado parte de sus arbitrariedades,  dando a conocer sus oscuros secretos que lo señalan como multiasesino de perredistas.

De acuerdo a la información con la que cuenta este medio de comunicación, en base a una recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), registrada bajo el número de expediente 75/1991, el ´profe´ es señalado de haber asesinado en una emboscada a una persona de apellido Santos, en un lugar conocido como «La Vega», en los límites de los municipios de Jacala y la Misión.

Según este documento oficial, -mismo que curiosamente fue dado de baja del archivo electrónico de la CNDH-, se detalla que al siguiente día, durante el sepelio del señor, un grupo de personas, entre los que se encontraba José Guadarrama, asesinaron a dos personas más, mismos que se identificaban como perredistas.

El mismo Guadarrama ha sido el orquestador de echar abajo las posibilidades de alianzas entre el PRD y el PAN, bajo el argumento de que él es el único que está bien ubicado en las encuestas, situación que evidentemente esta fuera de la realidad.

También ha declarado que en este momento, la contienda electoral para la gubernatura de Hidalgo, sólo es entre él y el aspirante Omar Fayad Meneses; cuando en realidad, en las encuestas no pagadas por Guadarrama, aparece arriba del «perredista», el candidato panista, Francisco Xavier Berganza, quien por cierto, con canciones y sin un trabajo detrás, pretende ganarse la simpatías de la sociedad hidalguense.

Por lo anterior, se llega a la conclusión de que José Guadarrama Márquez, no tiene nada de diferente al resto de los políticos que buscan cargos de elección popular, sino más bien una extensa cola, una larga lengua para mentir y un doble discurso para seguir simulando su inexistente moral.

 

 

 

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here