Inicio Opinión LA CANCELACIÓN DEL NAIM, NECEDAD Y SÓLO ESO…

LA CANCELACIÓN DEL NAIM, NECEDAD Y SÓLO ESO…

313
0
Compartir
Foto especial

*En las leyes de New York, una cancelación de proyecto, como el del  NAIM, equivale al default (impago) de todo el bono, y esto implica que se tendría que pagar anticipadamente el valor de todo el bono a face value (valor nominal), más una penalización del 20 al 40% del valor nominal del bono. Los inversionistas podrían irse a litigio, tendrían que pagar unos 220,000 millones de pesos sólo a los tenedores de bonos. Más la degradación y contaminación que tendría con la deuda soberana mexicana. El incremento en la paridad, el incremento en los intereses para servir la deuda soberana, podría meternos en una recesión, una crisis financiera.

Especial para Expediente Ultra/Fotos especiales

 

Rodolfo Sosa Cordero

Por Rodolfo Sosa Cordero .— El NAIM que tuvo a bien “votar” entre el pueblo “sabio” AMLO y que cancelaron su construcción, que, por cierto, no han podido y veremos si podrán.

Es un aeropuerto que en su primera fase tendrá 3 pistas de operación simultánea y que podría terminar en 6 dentro de 70 años. En EU no hay aeropuerto con esa capacidad en Europa sólo el Schipol de Ámsterdam que tiene 6. Es una obra para el presente y el futuro, sería capaz de manejar más de 130 millones de pasajeros al año, dentro de 60 años, y 70 millones al ser inaugurado. Tendría 550,000 operaciones al día y dentro de 70 años un millón.

Tendría 172 posiciones de contacto.

Una terminal de carga para 2 millones de toneladas anuales.

Generaría 450,000 empleos entre directos e indirectos,

Y la Ciudad Aeropuerto que se construiría en el actual AICM tendría 500,000 m2 de desarrollo hotelero, comercial, oficinas, residencias, servicios industriales de logística. Esto generaría otros 500,000 empleos.

Ganó el premio AEC Excellence Awards 2007 a lo mejor de la arquitectura, en la categoría “Mejor Proyecto de Infraestructura”.

Ha sido AVALADO por:

MITRE: Organización sin fines de lucro dedicada a la investigación y desarrollo en materias de tráfico aéreo y aeronavegación a nivel global.

OACI (Organización de Aviación Civil Internacional): agencia de la ONU para temas de aviación y aeronáutica mundial, reglamentos y normas.

IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo): da soporte a la actividad de las aerolíneas y formula políticas y estándares en la industria.

CANERO (Cámara Nacional del Aerotransporte)

COCTAM (Colegio de Controladores Aéreos de México)

Múltiples Científicos e Investigadores de la UNAM y el IPN: en temas relacionados con desarrollo urbano, impacto ambiental, ingeniería estructural, ecología, transporte, geotecnia.

Más Colegio de Ingenieros Civiles de México, Unión Mexicana de Asociaciones de Ingenieros, IMC, Asociación sindical de pilotos y la de los sobrecargos, CONCAMIN, CCE, CMHN, etc.

PLAN HÍDRICO

Todos los argumentos en contra sobre que el lago etc. Son erróneos en la figura muestro como quedarían las 5 laguna, entre ellas el Nabor Carrillo, que nunca se pensó en secarlo, las áreas verdes que rodearían al aeropuerto, la posibilidad de reinyectar agua al manto freático (un lago no aporta al manto puesto que por eso es lago, su fondo es impermeable).

La construcción se diseñó y se construye para obtener la certificación LEED Platinum (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental, en español).

LEED es un sistema de certificación con reconocimiento internacional para edificios sustentables. Para alcanzarla, se deben cumplir lineamientos que logren soluciones de alta eficiencia energética y medioambiental. Y, el nivel más alto es el Platinum.

La imagen muestra cómo quedaría el NAIM, sus lagos, sus bosques que lo rodearían. De esto no se dice mucho

.

MANTENIMIENTO

Esto ya lo había escrito y se refiere a los supuestos costos exorbitantes de mantenimiento.

Esto está extraído de un documento del GACM (el dueño del actual AICM y NAIM):

“Aunque inicialmente el costo de construcción de las pistas y su cimentación es un poco más elevado, en mantenimiento será mucho menor. El primer servicio se les dará a los 8 años de su apertura y después, cada 5 a 8 años.”

Según el GACM, “el mantenimiento de cada pista será de 350 millones de pesos cada 5 a 8 años; menor a los 460 millones al año por pista del AICM.”

Así que énfasis CADA 5 A 8 AÑOS, el actual AICM CADA AÑO.

Así que menor a los del actual AICM que ¡También se hunde! y ¡También está sobre lo que era el lago de Texcoco!

Así que no se van a ahorrar nada manteniendo el AICM. Al contrario, van a pagar mucho más, como 8 veces más en mantenimiento de pistas.

Hasta el mes de octubre de 2018, el avance global de la obra era del 32.5 por ciento, según Parsons.

El Financiamiento a la obra debe decirse fue premiado en 15 ocasiones por instancias y publicaciones internacionales.

En 2018, el financiamiento se reestructuró y ahora consta de sólo el 10 por ciento de inversión pública y del 90 por ciento de inversión privada que se fondeará a través de diferentes instrumentos.

Esto es, sólo 28 mil 800 millones de pesos los pondría el gobierno. Esto contrasta con los 1.8 mil millones de USD unos 36 mil millones de pesos, que ya andan poniendo para recomprar los bonos. ¡Qué absurdo!

El NAIM es autofinanciable, lo pagan los que lo usan pagando la TUA.

Ese dinero sólo existe si existe el NAIM.

Y finalmente el NAIM sería un buen negocio. Sí que dejaría utilidades importantes.

Véase la gráfica de flujos que se obtuvo de la propia página oficial del NAIM.

 

Pero no le gusta a AMLO…

La razón por la que no le gusta, es que no es SU obra. Fue de EPN y él la terminaría, y eso no lo quiere, porque esa obra de infraestructura, la más importante del siglo, estaría asociada al nombre de EPN y no de él. Para qué nos hacemos tontos, ESA es la razón.

También otra posible razón, no exclusiva sino que se agrega a la anterior, es que inspirado en su “gurú” el economista de Harvard Dani Rodrik que ya trataré con algún detalle pronto y que básicamente lo que establece es que la globalización merma el poder democrático “Puede seleccionar integración económica pero con esto cederá el poder adquirido democráticamente a instituciones tecnocráticas supranacionales” Y aunque el mismo Rodrik establece que “, se puede ser una nación – estado y democracia aceptando la autarquía del  empobrecimiento”, parece ser que AMLO quiso demostrar que el poder democrático “Aquí mando yo”, podía enfrentarse a las instituciones tecnocráticas, sin consecuencias importantes.

Todo lo que escribí del NAIM a cambio de un aeropuerto, el de Santa Lucía que no es más que una idea, mala, con severos cuestionamientos desde el punto de vista aeronáutico, del que no existe un proyecto formal maestro; es,repito, una idea, y sólo eso.

 Su enfrentamiento con los Mercados, le ha salido caro, y le va a salir más caro.

Ciertamente, pienso que Urzúa y Herrera, los “tecnócratas” de AMLO imaginaron un efecto sobre el tipo de cambio: Después de la elección y el discurso “tranquilizador” el USDMXN bajó hasta 18.50 y probablemente hubiera bajado aún más a 18, o incluso debajo de 17.80 si no hubiese empezado con sus tonteras, y atacar al NAIM.  El día que anunció su cancelación el USDMXN estaba en 19.30, ahora cotiza cercano a 20.65 y con un piso muy firme en 20.00.

Con una deuda nominada en USD de 450 mil millones tan sólo ese movimiento ya le agregó al monto de la deuda un 11% más (tomando $ 18.5) pero lo peor es que como establecí si no hubiera anunciado la cancelación del NAIM probablemente la deuda hubiera bajado un 7-8% mucho más de lo que según él se ahorraría cancelando el NAIM. Se estima que sólo por el anuncio abandonaron el país $ 40,000 millones de pesos de tenedores de deuda soberana mexicana principalmente en bonos M (Instrumentos de renta fija)  que brincó en el interés que paga de 8% a 9.25%, o sea más intereses para pagar la deuda.  (No confundir con los bonos del NAIM, eso es otra cosa).

Siempre habló de los contratistas que participaban en el NAIM, que no los afectaría y bla, bla, bla. Incluso los reunió y les ofreció que no perderían, y que se irían a construir su mafufada de Santa Lucía. Claro como son constructores, no se iban a pelear legalmente con AMLO, y “doblaron las manitas”.

Sin embargo estoy totalmente cierto, que en octubre, noviembre, ni AMLO ni sus “tecnócratas” pensaron en los bonos. Muy en especial las emisiones de bonos que por $ 6 mil millones de USD se colocaron en New York, Singapur, y Amsterdam. Y que los compraron grandes inversionistas como BlackRock, Vanguard, Fidelity, y otros no menos importantes, el primero de ellos el más importante proveedor de capital del ¡Mundo!  Y afirmo que ni se les ocurrió, porque si se les hubiera ocurrido todo el circo de la consulta “popular”, lo hubiera hecho hasta después del 1 de diciembre, y además antes de armar su circo, se hubiera informado del enorme riesgo que representan la cancelación del NAIM y esos bonos. Ya que las leyes y tribunales aplicables, son los de New Yor.

Las leyes de New York que son las que se usan para la colocación de bonos, establece claramente, que una cancelación del proyecto equivale al default (impago) de todo el bono, y esto implica que se tendría que pagar anticipadamente el valor de todo el bono a face value (valor nominal), de todos sus cupones (intereses que se pagan) que son para 10 y 30 años, más una penalización del 20 al 40% del valor nominal del bono. O sea, para que entiendan el mismísimo infierno financiero le caería encima al gobierno de AMLO.

Todos sabemos que el gobierno de AMLO trató de enmendar el problema ofreciendo comprar bonos de NAIM pero a un precio menor al nominal, 0.9 a 1.0 y que además pretendía que le firmaran los tenedores documentos en los que renunciaban a las penalizaciones arriba mencionada. Este dinero lo toman de la caja del proyecto, que además guardaba el dinero obtenido por esos bonos más lo que se va acumulado por la TUA en el NAIM.

Los tenedores de bonos, que compraron a de 10 a 30 años, no tienen ninguna prisa por recuperar su dinero.  Por eso el bufete legal especializado en este tipo de lides Hogan Lovells, que formó el denominado Grupo de Tenedores de Bonos Ad Hoc de MexCAT, junto con otros tenedores, supera en la actualidad 50 por ciento del monto de capital de al menos una serie de bonos de MexCAT. Rechazaron la oferta de recompra.  Lo que tienen preparando es un class action (demanda colectiva), para además jalar a otros tenedores y recuperar anticipadamente todo y todo lo que esperaban reunir hasta en 30 años.

Y el gobierno de México deberá claramente especificar qué sucederá si desaparece la garantía del colateral, esto es el NAIM. Actualmente los cupones se pagan con la TUA, si desaparece el NAIM, la TUA queda limitada a lo que pueda recolectar sólo de AICM (que no era la idea original).

Así las cosas, vean tan sólo la estupidez:

Supongamos que pueden colocar la re compra de bonos. Pero la deuda de 6 mil millones de dólares, o sea que la deuda la reducirían a 4.2 mil millones de dólares, mismos que tendrían que seguir pagando con la TUA del AICM, y que no podría usarse en Santa Lucía, proyecto que además no queda claro cómo será financiado.

Así que éstos necios van a pagar 4.2 mil millones de USD unos 86-90 mil millones de pesos, por algo que ya no se va a construir.

Y sí no la pueden colocar, se van a litigio, tendrán que pagar unos 220,000 millones de pesos sólo a los tenedores de bonos. Más la degradación y contaminación que tendría con la deuda soberana mexicana. El incremento en la paridad, el incremento en los intereses para servir la deuda soberana, en fin, nos metería en una recesión, una crisis financiera.

¿Qué necesidad hay? ¡Carajo!

Tan fácil que sería terminar el NAIM, y si quiere AMLO que no vaya a su inauguración, que ni lo mencione, que se abra, y ya. Sin fiestas ni nada. Sin menciones a EPN.

Pero carajo, se evita y nos evita a todos los mexicanos un problema mayúsculo.

Problemas, posibles demandas, dinero tirado a la basura a raudales, empezando por lo que ya se usó en el NAIM, por un aeropuerto aeronáuticamente inviable, o muy cuestionable, mucho menor, con alcance de no más de 15 años, y eso si se pude que las interferencias aéreas efectivamente puedan aumentar el número de operaciones, MITRE dice que no. Un aeropuerto que es poco más que una idea, sin proyecto maestro, sólo con estimaciones de su costo al “aventón”.

¿Qué quiere hacer este presidente?

Destruir el país.