Inicio Columnas LA ORGANIZACIÓN MUNICIPAL COMO BASE DE LOS BUENOS RESULTADOS

LA ORGANIZACIÓN MUNICIPAL COMO BASE DE LOS BUENOS RESULTADOS

165
0

Por Juan Carbajal/@JA_CARBAJAL

Sin duda la administración municipal es todo un tema por desarrollar y la organización interna representa todo un extenso capítulo en su desarrollo, sin embargo existe una base primordial que debe atender todo gobierno y precisamente va enfocada en la obtención de buenos resultados, por lo que es pertinente dedicarle el tiempo adecuado para el diseño de una estructura orgánica sólida, que permita adecuar y eficiente el desempeño de los servidores públicos y sobre todo dar curso al ejercicio presupuestal de manera adecuada.

A partir de la información recopilada en la campaña y mediante el procesamiento de las propuestas realizadas en dicho proceso, una vez que se tienen la constancia de mayoría, se está en condiciones de realizar la planeación de la organización que deba impulsarse en el municipio.

El primer paso siempre será analizar la actual estructura en donde la Presidenta o Presidente Municipal electo debe realizar por sí o por encomienda, la realización de un estudio de congruencia de la estructura orgánica, con relación a distintos referentes obtenidos y valorados durante su campaña y de conformidad con su plataforma política y las estrategias que pretenda establecer e impulsar en el Plan Municipal de Desarrollo.

Otra de las estrategias que se siguen para la determinación de una estructura orgánica es la alineación con la estructura establecida en el gobierno estatal y federal, lo que permite consolidar una mayor eficiencia en la gestión y canalización de políticas públicas en un esquema piramidal de tal forma que no se contrapongan o se dupliquen las actividades cotidianas de la función pública.

Cabe destacar que una gran parte de la estructura del gobierno local están definidos de manera legal, es decir que están estipulados en leyes y reglamentos que definen sus funciones, como son la contraloría interna, la tesorería municipal, la secretaria general, la seguridad pública y la unidad de transparencia ente otros.

En todo caso, es importante que se determinen oportunidades de desarrollo por las distintas materias que involucran el progreso de un municipio, tales como el Desarrollo económico que promueva actividades del sector primario y comercio, incremento de servicios para la sociedad municipal, apoyo a la productividad con infraestructura y servicios públicos, reglamentación idónea, vinculación con programas estatales y federales, capacitación para el trabajo; el Desarrollo Social que contempla la gestión de servicios educativos, salud familiar y pública, cultura, recreación, deportes, esparcimiento, integración familiar, blindaje contra adicciones, provisión de servicios públicos, equipamiento, mantenimiento de infraestructura, comunicación social, asistencia social, programas de atención a grupos marginados, gestión de programas estatales y federales, organización comunitaria y el Desarrollo Urbano que genere los planes, programas, reglamentación, administración y operación de obras y servicios públicos vinculados al desarrollo estructural y funcional de los centros de población, destacando los procesos de uso de suelo, infraestructura, equipamiento, servicios públicos, mobiliario urbano, servicios catastrales, vivienda, medio ambiente, tránsito, imagen urbana, recuperación de áreas, centros históricos, propiedad inmobiliaria municipal, sitios y monumentos.

Sin embargo, todo gobierno que se jacte de estar cerca de sus gobernados debe considerar fundamentalmente el Desarrollo Cultural que promueva  distintas expresiones y manifestaciones de la vida municipal; procure el equipamiento cultural, organización y operación de casas de la cultura, formación y auspicio de grupos culturales, talleres de actividades vinculadas, gestión de programas con otras instancias de gobierno y extensión con otras municipalidades, sin olvidar un área específica para el Desarrollo Político que promueva y gestione las necesidades de representación de la comunidad ante otras autoridades, relaciones públicas con grupos organizados de la comunidad, apoyo jurídico, mediación de conflictos vecinales, reglamentación municipal y cultura cívica, gestión del protocolo de gobierno, participación democrática de la ciudadanía en programas municipales, organización de la junta local de reclutamiento, entre otras.

En todo caso, lo no justificable es crear áreas para crear posiciones o cargos sin la debida planeación de su actividad institucional, para tener los resultados esperados, es necesario que desde un inicio se cuente con los manuales operativos, reglamentos y líneas de acción que permitan alcanzar los objetivos adecuadamente.

Los gobiernos locales electos, tienen la oportunidad de formar escenarios organizacionales en cada área que deban atenderse en forma específica, tienen la oportunidad de construir una administración ordenada, sincronizada y adecuada a los objetivos consolidados a los que se quiere llegar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here