Inicio País Líder de la CNTE cierra escuela; clases en la calle, bajo sol...

Líder de la CNTE cierra escuela; clases en la calle, bajo sol y lluvia

584
0

*Líder de la CNTE cierra escuela; clases en la calle, bajo sol y lluvia
*De “tarea”, marchas; golpear en el Senado y Cámara de Diputados
*Derechos Humanos ciega y sorda ante la niñez víctima de abusos así

De la redacción
CD de México, octubre 6/2016 (agencia acento) Clases en la calle porque la CNTE la cerró…Y de tarea “marchas” de alumnos y padres, so pena de represalias, es la nueva modalidad de “lucha” magisterial rebelde.

El líder de la CNTE aquí, Francisco Bravo, director de la escuela primaria “Leonardo Bravo”, ordenó cerrar.

Las clases se pasaron a la calle -bajo sol o lluvia y ruido, riesgos-. No ha habido poder humano que cese esa agresión a la dignidad que tanto pregonan proteger los partidos políticos que operan en apoyo a La Coordinadora.

A la Comisión de Derechos Humanos no le alcanzan ánimos para desgarrarse las vestiduras por ellos, como sí lo ha hecho frecuentemente por criminales y asaltantes, que regresan a las calles y son liberados por tibieza, complicidad y trampas legaloides.

La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, llegó a ese nivel de deshumanización e impunidad.

Así reclama tener el papel que tiene el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, titular del contrato colectivo del magisterio.
Con base en la fuerza numérica quieren imponer con formas de violencia abierta o disfrazada su “ley”.

Con niños usados como carne de cañón, ahora “protestan” sus alumnos porque fueron cesados once maestros faltistas, por dedicarse a marchas callejeras en lugar de dar clases en ese plantel, el Leonardo Bravo en el barrio de Peralvillo, del Centro Histórico.

Abusando de su “autoridad” han obligado a niños a marchas al Senado y a la Cámara de Diputados a repetir actos de vandalismo que son la táctica de sus maestros. Así, quienes deberían ser ejemplo de civilidad, parece que preparan a generaciones del vandalismo, cada vez más común en la capital prisionera de marchas violentas.

Hace días que la capital del país muestra la deshumanización de maestros rebeldes, despedidos por abandonar su trabajo dan muestra de su criterio de maestros.
Francisco Bravo, líder de la Sección 9 de la Coordinadora aquí, mantiene a niños de la primaria Leonardo Bravo tomando clases en las calles.
En tanto, los hijos de dirigentes de la Coordinadora, son enviados a escuelas privadas.

La tarea, marchas;¿y Derechos Humanos apá?

Este líder de maestros disidentes en la capital llevó a alumnos a protestar frente al Senado. Allí los inducían a sabotear la comparecencia de titular de la SEP, Aurelio Nuño. En calidad de una protesta pacífica, se les tuvo bajo el sol a decenas de niños, ajenos al conflicto.
No ha habido ningún partido o grupo defensor de los derechos humanos que ponga un alto.
En México está prohibido poner a los niños a trabajar. Está prohibido por la Constitución. Pero para los maestros de la CNTE no está prohibido usarlos como carne de cañón?
¿Y los derechos de los niños son menores que los de los maestros?

Vamos a seguir usándolos: CNTE
“Vamos a seguir dando clases en la calle con apoyo de los papás, ellos son los que están incluso resguardando la seguridad de los niños. Nosotros vamos a seguir en esta dinámica porque nosotros seguimos defendiendo que hay trabajo en las escuelas”, dijo ayer en una entrevista radiofónica.

Unos 20 niños se manifestaron, supuestamente en forma voluntaria, aunque es fama que al niño o padre suyo que no acata ordenes, se atiene a las consecuencias. Estas han incluido rapar a maestros que no secundan acciones inhumanas así.

Según la CNTE padres y sus maestros acudieron voluntariamente frente a la Cámara Alta para exigir la reinstalación de los 11 maestros (faltistas) que dejaron sus aulas del 5 al 11 de julio pasado para unirse a las movilizaciones de la CNTE.

“No somos rateros; déjennos entrar”

Al grito de “No somos rateros, déjenos pasar”, “Solución, solución, exigimos solución”, y “queremos a nuestros maestros”, voces de niños aleccionados, cumplían su papel.

Atrás, los verdaderos manifestantes alentaban a la “protesta” a niños que apenas comienzan a leer, con 8 de edad, aunque los mayores, ya de 11 años de edad, parecían divertirse.

El grupo intentó ingresar a la Cámara alta, lo que les fue impedido por los elementos de seguridad del recinto legislativo.
Una mujer, que se identificó como Blanca Estela, madre de una niña (del cuarto año de primaria) dijo que seguirán tomando las instalaciones del plantel y no permitirán el arribo de los maestros sustitutos.

“Estamos aquí apoyando a los maestros porque de la noche a la mañana los corrieron y no queremos a otros”, señaló.

Antonio, un niño de escasos 7 años, dijo que su presencia en el Senado era porque “queremos a los maestros, que se queden y que no traigan a nuevos maestros”.
Desde el lunes pasado, alrededor de 150 niños de ese plantel, ubicado en calle De los Misterios 227, colonia Peralvillo, toman clases sobre la banqueta.

De acuerdo con la página MejoraTuEscuela.org, iniciativa en la que participan miembros del Instituto Mexicano para la Competitividad A.C. (Imco), esta escuela pasa de panzazo” en cuanto a la calidad de la educación.

“Teniendo la lista de calificaciones de las escuelas por nivel educativo, el 50% de las escuelas con las calificaciones más bajas a nivel nacional se asignaron al nivel ‘reprobado’, el siguiente 20% de las escuelas se clasifican en el nivel “de panzazo”, señala la página de este organismo civil.

Blanca Estela advirtió que los padres no dejarán que los maestros que suplirán a los 11 docentes cesados den clases, “porque estamos luchando por su reincorporación inmediata a la escuela. Porque los 11 maestros son dedicados, responsables y tienen los estudios necesarios para impartir las materias que los niños necesitan, empezando por el director y terminando con el personal administrativo”.

El dirigente centista señaló que las clases en las calles “no sólo se están dando en mi escuela, la Leonardo Bravo, sino en la José López Portillo y Rosas, en Panti-tlán; en la escuela Ricardo Flores Magón, en Coapa y también hay una maestra en (Magdalena) Contreras”.

Así publica hoy el diario La Razón este escenario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here