Inicio Columnas MORENA CREA SU TORMENTA PERFECTA EN PACHUCA, ALLANANDO EL TRIUNFO AL PRI

MORENA CREA SU TORMENTA PERFECTA EN PACHUCA, ALLANANDO EL TRIUNFO AL PRI

678
0

*  Mientras en Morena las fracturas y divisiones se agudizan entre sus bases de Hidalgo con sus líderes nacionales, en el PRI la unidad apunta a ser una valiosa divisa electoral; precandidatos como el Secretario del Medio Ambiente, con licencia, Benjamín Rico, se han sumado a la nominación de Sergio Baños, echando abajo los pronósticos de aquellos que apostaban a una ruptura interna

Por Antonio Ortigoza Vázquez/@ortigoza2010

Especial de Expediente Ultra

Situados frente a un escenario político diametralmente opuesto al del 2018, los candidatos del PRI en Hidalgo, y particularmente en Pachuca, pueden remontar el descalabro de la elección presidencial pasada, ante un Morena que antes de subir a la contienda electoral se encuentra seriamente golpeado por sus conflictos internos.

La imposición de candidatos, el desaseo en sus anunciadas encuestas que hasta el momento nadie sabe a ciencia cierta quién las aplicó y a quiénes se pidió su opinión, ha puesto contra las cuerdas al naciente partido, secuestrado por una cúpula nacional que pasó por encima de la dirigencia local, de sus líderes naturales, militantes y simpatizantes, para trabar una alianza con corrientes de poder de corte caciquil como el Grupo Universidad.

Factores como estos están abonando a lo que podría considerarse la tormenta perfecta para Morena, enfilando a esta organización a un inevitable despeñadero, al grado de que en muchos municipios ni siquiera ha logrado integrar sus planillas edilicias, poniendo en riesgo su participación si no cumple con los requisitos establecidos por los órganos electorales.

En municipios como Tulancingo la imposición a la brava de Damián Sosa, hermano de Gerardo Sosa Castelán, ha levantado una verdadera revuelta no solo de precandidatos sino de las bases que van ir con todo para impugnar al consanguíneo del mandamás universitario, que ni siquiera es oriundo del municipio que pretende gobernar, o mejor dicho, saquear.

Y ahora dependerá de lo que hagan el PRI y otros partidos, para llegar ante todo cohesionados y con propuestas que reflejen el malestar y las necesidades de una sociedad francamente molesta con gobiernos como el de Yoli Tellería, que deja a una Bella Airosa devastada, sumida en la inseguridad y el desempleo, entre otros males.

Morena ya no es la aplanadora del 2018, eso es evidente y las expectativas para un resurgimiento del tricolor en la capital del Estado, son amplias sobre todo si se valora que precandidatos como Benjamín Rico Moreno, se han sumado en buen talante, a la candidatura del ex dirigente local del PRI, Sergio Baños.

El grado de madurez y solidaridad partidista mostrado por quien va en la planilla del tricolor como candidato suplente a la alcaldía pachuqueña, es un buen síntoma de comenzar a trabajar en equipo con el objetivo bien puesto de ganar en octubre próximo.

Hay sin duda un elemento que ligado a esta actitud de ir hacia adelante del Secretario del Medio Ambiente con licencia, contribuirá a que ambos políticos puedan cuajar una sólida alianza; los dos son reconocidos empresarios y saben cómo hacer que la economía se reactive para sacar adelante a una población golpeada severamente en lo económico por la pandemia.

Rico y Baños saben además de la importancia que representa para atraer inversiones y apoyar a los sectores productivos, el contar con una ciudad segura. Si el PRI logra plantear una oferta política madura y bien enfocada a estos temas, seguramente que la ciudadanía –e incluso muchos decepcionados militantes y simpatizantes de Morena–, optarán por darle su voto.

Si el PRI va unido contra un Morena seriamente fracturado que no termina siquiera de aterrizar su plataforma política, marcará la diferencia hacia la ciudadanía. Y se antoja muy difícil que los candidatos del partido guinda en Hidalgo, puedan sacarse de la manga discursos sobre antidemocracia y corrupción cuando desde su dirigencia nacional se les impuso a personajes que encarnan precisamente esas malas artes de la política.

De esta forma, lo que antes de la pandemia se vislumbraba como una misión casi imposible, ahora se torna en un piso más parejo para todos los contendientes y donde el PRI puede comenzar a despuntar, porque cuenta con hombres como Rico Moreno que más allá de los protagonismos y el hambre por los reflectores, están demostrando que en su partido sí hay vocación institucional, convicción partidista y compromiso social,  para ir en un proyecto común con Sergio Baños a la alcaldía de Pachuca. Los que apostaban a una crisis interna en el tricolor fallaron rotundamente en sus pronósticos.

En contraparte, los morenistas siguen abonando rayos y centellas a su tormenta perfecta.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here