Inicio Opinión 4T DEFIENDE LA IGNORANCIA

4T DEFIENDE LA IGNORANCIA

174
0

“La inmadurez es la incapacidad de usar la inteligencia sin la guía de otro”: I, Kant

● 4T defiende la ignorancia
● Tres años con nulo avance
● Las batallas de R. Monreal

Por Lilia Arellano

Ciudad de México, 16 de enero de 2022.- Terminó el 2021 y la primera quincena del 2022 obliga a reflexionar sobre los cambios, la transformación, el estilo de gobernar o desgobernar y la ausencia de políticas públicas y de efectividad administrativa. Dentro de las últimas decisiones llaman la atención los cambios en el gabinete periférico. La llegada de Javier May a Fonatur y la defensa esgrimida sobre éste en boca del titular de Gobernación con facultades de presidente señalando no se requiere ser ingeniero para hacerse cargo de la construcción del Tren Maya, ponen en blanco y negro el rechazo a las especializaciones aún y cuando éstas sean indispensables para la buena realización de las responsabilidades asignadas.

Con ese criterio se designó a un arqueólogo en el Insabi, al agrónomo en Pemex, a la doctora en letras para Economía, a los marxistas en la Tesorería, a politiqueros en la UIF, a una maestra de primaria como eje de la Educación Pública, una inexperta es gobernadora del Banco de México, de grillos han llenado las embajadas, la periodista fue transformada en titular de Seguridad y Protección Ciudadana, en este mandato ya suman tres los encargados de Hacienda, el carcelero encabeza el INM, al mecánico sin educación básica lo mandan a terminar la construcción de una de las obras ícono del lopezobradorismo. Los generales lo mismo son albañiles que banqueros o surtidores de medicinas o policías o lo que se ofrezca.

Lo claro está en que ha transcurrido más de la mitad del periodo constitucional de esta administración federal, autodenominada “Cuarta Transformación”, y no se ha avanzado en la solución de las crisis multifactoriales que resiente México: económica, sanitaria y la ola de violencia. Además, el desgaste y la confrontación impulsados desde Palacio Nacional han dividido a la población. El panorama no mejorará en el corto plazo pues la oposición ha sido pulverizada y no hay liderazgos en sus filas para hacerle frente al mandatario y a su partido, Morena. Es justo dentro de las filas de la organización creada por AMLO de donde se espera surjan quienes habrán de intentar poner fin a esta etapa y reiniciar la reconstrucción de los renglones cuyas alteraciones, e inclusive cancelación, repercuten severamente en la población.

Organismos autónomos fueron eliminados con recortes presupuestales radicales o con nombramientos de personas incapacitadas para las tareas asignadas como es el caso de la Piedra en la CNDH. Se cancelaron guarderías, vaciaron las arcas de fideicomisos, sus adecuaciones en materia fiscal convierten el pago de impuestos en una hazaña heroica, desataron la inflación, paralizaron las inversiones, aumenta potencialmente tanto la fuga de capitales como de mexicanos con destino laboral en el territorio del vecino del Norte. Le han generado al país una pésima imagen en el extranjero y sigue siendo inexplicable el intento de liquidar al INE y con ello enterrar cualquier objetivo democratizador. El dinero producto de los impuestos no se traduce en mejor gobierno e inversión pública, sino en dádivas compra-votos. Y ¿así la seguirán llevando?

BATALLAS GANADAS Y PERDIDAS

De Palacio Nacional surge el apoyo a Mario Delgado, las aprobaciones para designar a los seis candidatos de Morena para las gubernaturas de Oaxaca, Durango, Quintana Roo, Tamaulipas, Hidalgo y Aguascalientes, hablan de la inexistencia de un partido político en forma y de la certeza de existir e intentar hacer sobrevivir a un movimiento generador de muchas esperanzas, todas ellas fallidas, enfrentadas con la realidad cotidiana. A partir de análisis basados en comportamientos y respaldos se incrementa la duda sobre la entrega, el apoyo brindado por el líder morenista a su partido original, el Verde, y de la clase de chantaje o presiones ejercidas por esa organización bisagra cuyos tentáculos parecen haber alcanzado a la familia presidencial. Con la organización cuyos propietarios pertenecen a la familia González, López Obrador perderá su principal batalla y no pasará mucho tiempo para comprobarlo.

Quien lleva más de dos batallas ganadas es Ricardo Monreal. Recientemente se informó sobre la serie de arbitrariedades cometidas por el gobernador veracruzano por lo que el líder senatorial hubo de intervenir. Así, el miércoles anterior, el gobernador Cuitláhuac García anunció enviaría al Congreso estatal la petición para que el muy endeble precepto de ultraje a la autoridad se derogue. Sin embargo, hay que recordar fue usado a modo contra quien se hubiera cruzado en el camino; es un delito muy socorrido por las autoridades veracruzanas que mantiene presas a muchas personas de manera injusta y sin pruebas. Fue usado a capricho, en pocas palabras.

Monreal, puso el dedo en la llaga y salieron (siguen saliendo) a la luz estos innumerables casos, el primero fue el de seis jóvenes a los que acompañó en el proceso hasta su liberación en cuanto documentó y verificó la violación a sus derechos legales y humanos. La violación a los derechos en Veracruz se puso al rojo vivo cuando detuvieron al secretario técnico de la Jucopo, José Manuel Del Río, lo cual hizo evidente un revanchismo del mandatario estatal contra el senador, quien denunció en ese ínter otros casos que le fueron presentando.

Pero por fortuna hasta la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, en respuesta a la petición de Monreal, emitió una recomendación al gobierno de Veracruz que será atendida puntualmente. Otro acierto es la constitución de una Comisión Especial de Investigación del Caso Veracruz, multipartidista, receptora de aproximadamente 50 denuncias de abuso de autoridad y violación a los derechos humanos y legales de estas víctimas. Sólo falta que la justicia no vaya en caparazón de tortuga, que los legisladores locales actúen rápido para derogar el delito de ultraje a la autoridades en esa entidad.

DE LOS PASILLOS

La otra gran crisis no resuelta en la 4T es la sanitaria: el país registró el viernes pasado 44,293 nuevos contagios de la Covid-19 para un total de 4,302,069. La realidad es que el número de muertos supera las 600 mil víctimas y contando. Las autoridades reconocen que con base en las actas de defunción el país puede rozar los 451 mil fallecimientos. México se mantiene como el decimosexto país en el mundo en número de contagios y es el quinto con más decesos por esta causa, por detrás de Estados Unidos, Brasil, India y Rusia, de acuerdo al recuento de la Universidad Johns Hopkins. Por cierto, la cabeza del Doctor Muerte, Hugo López Gatell, está sobre la guillotina… Ha iniciado la operación limpieza de imagen del gobernador de Quintana Roo, Carlos Manuel Joaquín González. De avanzada le compraron unas entrevistas al Fiscal Oscar Montes de Oca en donde habla de su antecesor, de quien ocupó esa posición hace cuatro años y de los cárteles que operan en la entidad y cuyos nombres son del dominio público, nada nuevo y eso sí, mucha justificación para tanta incapacidad.

Esperamos sus comentarios al correo: Lilia_arellano@yahoo.com;
www.facebook.com/liliaarellanooficial Twitter @Lilia_Arellano1
Disfruta de los programas que tenemos para ti en nuestro canal oficial de www.youtube.com/liliaarellano

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here