Inicio Columnas AGUILILLA: LA SANGRE QUE CUBRIÓ EL INFORME DE SEGURIDAD

AGUILILLA: LA SANGRE QUE CUBRIÓ EL INFORME DE SEGURIDAD

402
0

*Federico Arreola, sin puta idea sobre este municipio

*El golpeteo de Televisa a Silvano

Por Martha Elba Torres Martínez

Todo Presidente de un país tiene sus fans y sus contras. Eso es necesario y fundamental en todo sistema democrático que así se jacte. Pero como hay de contras a contras, hay de fans a fans. Colocaría entre estos últimos, con decepcionante desanimo, al columnista Federico Arreola, de SDPnoticias.

Entiendo que trabajando para Televisa tiene que responder a los intereses de este monstruo de la comunicación, que igual se pone de acuerdo con gobiernos priístas, panistas y ahora morenista. El negocio está por delante. Igual entiendo que si López Obrador dice rana, Arreola se ponga a dar de saltos por todo palacio nacional.

El periodista ejerce su derecho a expresar libremente sus pensamientos y opiniones, como lo hacemos todas y todos. Pero se vuelve peligroso cuando la intención es meterle al Presidente en la cabeza, sin ningún sustento serio ni verificado, que a los 13 policías michoacanos los mataron nada más para sabotearle su informe sobre seguridad. Creo que lo sensato es demostrarlo, porque así las cosas, si se cae un avión –que Dios no lo permita- o tiembla, será culpa del conservadurismo.

Esto escribió en su columna del martes 15: “No tiene sentido lo que pasó en Aguililla, Michoacán”. (…) “La razón más simple para comprender lo que sucedió en Aguililla es que no lo hicieron narcos, porque no les convenía, ni se trató de un épico lío de faldas de magnitudes homéricas; entonces, descartado lo anterior, solo queda la violencia política.

“El día en que el presidente López Obrador y su secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, informaron sobre avances en la lucha contra la delincuencia, alguien pagó matones bien entrenados para realizar una acción desestabilizadora.

“El patrocinador del atentado debió contar con la complicidad de funcionarios del gobierno de Michoacán, que aceptaron enviar a no pocos policías a una emboscada muy bien preparada. Por ahí tendrán que ir las investigaciones. No hay de otra”.

Quiero imaginar a funcionarios estatales orquestando el complot nada más para boicotear el informe de Alfonso Durazo. Pues entonces así le iba a ir el pobre militar que se llevó por delante a 14 sicarios en Guerrero, pues le mosqueó a la Sedena su informe sobre letalidad.

Pero me queda claro que Federico Arreola no tiene ni puta idea –perdón por la grosería- sobre Aguililla, que conozco desde finales de los ochenta que llegué a Michoacán. Esta enclavado en la abrupta sierra y toda referencia que recibía era sobre la mariguana y el Aguaje, la capital mundial de la hoja verde en aquellos años. Ahora domina la siembra de amapola.

Limita al norte con Buenavista, al este con Apatzingán, al sureste y sur con Tumbiscatío, al oeste con Coalcomán y al noroeste con Tepalcatepec. ¿Les recuerda algo estos municipios? Por eso no comparto que haya exonerado a los narcos, porque no les “convenía” calentar la región donde “el Mencho” –que es originario de Aguililla- y los “Viagras” libran las más cruentas batallas por el control del trasiego de droga.

Por cierto, sobre Tumbiscatío hay la historia bonita y la historia negra. Esta refiere que a principios del siglo pasado ahí se escondían cuatreros y asaltantes que huían de la justicia, por lo inaccesible de la zona. Con el tiempo bajaron a los pueblos a robarse muchachas y así fundaron hoy este municipio que lucha como todos por sobrevivir. Ya cuenta con carretera decente.

¡Ah! Se me pasaba.

Fue precisamente en Tumbiscatío, donde a Nazario Moreno González, alias “El Chayo”, fue asesinado –de a de veras; la de mentiritas fue en 2010- por la espalda, el 12 de marzo de 2014. Alfredo Castillo, el entonces comisionado presidencial en seguridad, recreó toda una narrativa en torno a la ejecución del líder de los templarios. Que lo atraparon afuera de una choza, montado en una mula y andrajoso.

Según la versión oficial, “El Chayo” cuando se vio cercado, levantó el rifle y disparó. Sus captores repelieron y le asestaron dos tiros en el pecho. Entonces ¿por qué el dictamen forense determinó que los orificios de entrada estaban en la espalda?

Pero estoy con la columna de Arreola. Comparó a la mujer que presuntamente sería trasladada junto con su hija a un juzgado familiar, con Helena de Troya. Dispara directo con que la usaron como carnada, y especula –ahora sí- sobre una guerra por celos, desamor o por custodia de la menor. “Tales cosas solo ocurren en la mitología griega”, escribió.

En torno a esta mujer y su hija, también se tejieron perversos cuentos. Es más, hasta andan en búsqueda de su identidad para subirla a las redes, alimentar el morbo y ganar visitas. Pero pasan por alto la suerte que pudieron correr al no lograr salir de Aguililla…

                                         

***

Y precisamente, por el manejo malicioso de la información de lo sucedido el pasado lunes, es que me atreví a romper la orden, en la rueda de prensa que el gobernador Silvano Aureoles otorgó el miércoles 16, para hablar exclusivamente del programa de eventos culturales que se aproximan.

Inicialmente habían concedido tres preguntas marginales sobre otro tema –Aguililla era el de interés-. Después ni una. Solo cultura. Que me lanzo. Silvano Aureoles respondió que todas las líneas de investigación, por más absurda que sea, serán seguidas. “No se descartará nada y lo mejor es que trabajan conjuntamente la Fiscalía General de la República con la del estado y se llegará a conclusiones”.

Pidió el mandatario a los medios no hacer más dramas del dolor ajeno que sufren las familias de los 13 policías caídos. Y es que cómo se tomaron vuelo fotografiando las lágrimas y gritos de mujeres y niños sobre los ataúdes.

Bueno, hasta el reportero de Televisa, Santos Briz, se apersonó con su cámara para preguntarle a una afligida madre que llamaba a su hijo:

-¿Qué opina de las palabras del gobernador? ¿qué le dice al gobernador?

El hombre que la abrazaba volteó indignado y le gritó al reportero de Televisa:

-¡Ten respeto… ten respeto! ¡Idiota! Y lo empujó.

Obvio que Santos Briz ni Adriana Valasis, la enviada especial que tiene emplazada Televisa en Morelia desde hace poco tiempo, incluyeron en su nota este patético momento, pero es evidente que vino a cortar las mangas al chaleco: sacar de entre la tragedia, declaraciones contra Aureoles.

La Valasis también ya tuvo un entre con la activista Circe López Riofrío, de la organización “Humanas Sin Violencia”, a quien a fuerzas quiso sacarle que culpara al gobernador de la violencia y por eso, la feminista envió una carta de protesta a la empresa.

Aquí el tema es si Televisa lo hace por iniciativa propia o por encargo. Lo que si sería preocupante, porque el futuro de Michoacán depende de la buena relación del Ejecutivo Estatal con el Federal, particularmente por la centralización de la nómina magisterial estatal.

Silvano ha cedido en todo ante la Federación y si no es el Presidente, entonces podemos conjeturar que funcionarios del gobierno federal tienen contratados matones políticos para reventar a la autoridad local. Pero el único que pagaría las consecuencias es el estado…

                                                                              ***

Este viernes al medio en Palacio de Gobierno tendrá lugar el homenaje póstumo al ex gobernador Carlos Torres Manzo que falleció el lunes 14 en la Ciudad de México.

A don Carlos tuve la oportunidad de conocerlo, gracias a mi amigo Arturo Álvarez del Castillo. Un hombre culto, inteligente y tan brillante que era una delicia conversar con él.

Nunca –y lo juro- escuché en todos estos años en Michoacán, a alguien que se expresar algo malo de don Carlos como gobernador. Hizo obra a lo cañón y a todo mundo siempre trató bien.

Uno de sus mayores intereses y preocupaciones, eran los jóvenes. Por eso fundó la Universidad Latina de América; quería una mayor oferta de calidad educativa y no se equivocó. Hoy, el título profesional es la profesionalización básica, las oportunidades laborales están en los posgrados.

Como todos sus amigos, que son muchísimos, sentí su partida. Pero qué bendición de Dios que no sufrió. A sus 96 años, su cuerpo se rindió, pero entero, sin enfermedades ni dolor.

Don Carlos es de esas personas, que vale mucho conocer…

LA COMIDILLA

De acuerdo a las cifras de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, el robo a transeúntes y negocios, por la cantidad que se cometen, son los que más impacta en la población, lo que confirma mi teoría de que deben ser los más atendidos por las autoridades si es que quieren mejorar la percepción sobre seguridad.

Publicó Excélsior, que del 1 de diciembre de 2018 al 31 de julio de 2019, se detectaron nada menos que 494 bandas delictivas y mil 210 células delincuenciales, dedicados a delitos de alto impacto, en tanto que por delitos de bajo impacto, se detectaron mil 19 bandas delictivas y 2 mil 500 células delincuenciales, mientras 143 mil 40 personas fueron remitidas al Juzgado Cívico.

Esta cañón…

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here