Inicio Opinión AMLO ha sido reprobado por el INAI con 8.94 en Transparencia

AMLO ha sido reprobado por el INAI con 8.94 en Transparencia

2777
0
AMLO, EL INTERNACIONAL

*AMLO, candil internacional, no reporta gastos de 16 giras

El líder de MORENA se tituló en Ciencias Políticas, sin un requisito esencial: sin “dominio de un idioma y posesión de otro”, pues así lo exige esa licenciatura

 

GUSTAVO CORTÉS CAMPA

Especial para Expediente Ultra

Durante poco más de 15 años, Andrés Manuel López Obrador manifestó su aversión a viajar fuera del país. A principios de la década de los 80, hizo un breve viaje a Cuba, patrocinado por la escritora Julieta Campos, esposa del, en ese momento, gobernador de Tabasco, Enrique González Pedrero.

Pero, quizá, Cuba es muy parecido a Tabasco (igual que Campeche, Veracruz y en alguna medida, Yucatán). Era pues, como viajar dentro del propio estado.

Hace poco, algún periodista le preguntó si sabía hablar inglés. Respondió con gesto de fastidio: “No hablo inglés, no lo necesito”. (En realidad, ya son escasísimos, muy raros, los mandatarios en el mundo que no hablan el idioma que es la lengua franca, como lo fue el latín durante el Imperio Romano).

Pero debe recordarse que López Obrador estudió y –se asegura- se tituló en Ciencias Políticas. Y que el plan de estudios de esa carrera universitaria incluye “dominio de un idioma y posesión de otro”. Consideremos, a priori, que la        UNAM no concede título a quien no logra acreditar una materia. Entonces ¿Qué idioma dominará y que otra lengua posee, si ninguna de las dos es el inglés? Hace poco más de 10 años que circula en Internet el documento con las calificaciones finales de AMLO, donde se puede ver que reprueba economía política, estadística y otras más.

Y eso que presentó examen profesional 14 años después de inscribirse.

IR A CONOCER LA TIERRUCA

PUBLICIDAD

José López Portillo hizo, en 1977, una gira por España, con motivo de la reanudación de relaciones diplomáticas entre México y la Madre Patria. Se llenaron unos cuatro o cinco aviones oficiales con emocionados funcionarios, periodistas, empresarios y otros tipos de gorrones, porque iban a convivir con los reyes de España.

López Obrador en el Centro Woodrow Wilson (Foto La Jornada)

En el itinerario, el presidente López Portillo incluyó un pequeñísimo pueblito del País Vasco: Caparroso. Parece que el Ministerio de Exteriores ibérico padeció sudores y apuros para localizar el lugarejo. Porque ahí nacieron los antepasados de don Pepe, que arribaron y se quedaron en la Nueva España a comienzos del siglo XVII.

Ahora otro López viajó a España para visitar otro pueblito perdido en la geografía de la montañosa zona vascongada: Ampuero. De ahí salió a comienzos del siglo XX José Obrador Revuelta, abuelo del aspirante a la silla presidencial de México.

Ese pueblito se localiza por rumbos de la costa cantábrica, donde hay otro pequeñísimo pueblito, Durango, donde presumen ser la cuna de los cachopines (voquible que en México derivó en gachupín). La cosa es más o menos así: protegidos por múltiples barreras montañosas, a esa zona no llegaron ni árabes, ni moros ni judíos, por lo que los cachopines se jactaban de “pureza de sangre” a toda prueba.

Y EN WASHINGTON, AMLO REPARTE YA PUESTOS

En 2006, varios meses antes de las elecciones, AMLO comenzó a repartir (o cuando menos a prometer) puestos en el gabinete presidencial. Así, entre otros, surgieron los nombres de José María Pérez Gay como futuro secretario de Relaciones Exteriores y de Rogelio Ramírez de la O como titular de Hacienda.

En una etapa de su gira internacional, en Washington, en el Centro de Estudios Internacionales “Woodrow Wilson”, disertó acerca de su “Proyecto de Nación”. En cierto momento, López Obrador mencionó a la hija del que fuera candidato de Acción Nacional a la presidencia, Manuel “Maquío” Clouthier, Tatiana Clouthier, como “la mejor opción para nueva Fiscal General del país.”

AMLO, le propuso a Tatiana Clouthier ser Fiscal General del país, ella le dijo que no

No por la personalidad de la señora Clouthier, sino por otras circunstancias, ese “nombramiento”  propicia ya muchas preocupaciones. Porque evidenció que, o el tabasqueño no tiene empacho en soltar ocurrencias momentáneas en lugares tan relevantes como el Centro “Woodrow Wilson” –las que después podría modificar- o bien el que se siente futuro presidente de México no se documenta ni superficialmente sobre los “perfiles” de los prospectos a ocupar su posible gabinete.

La misma Tatiana aclaró el punto: “Me siento muy halagada por la distinción, pero… ¡No soy abogada!”. (En rigor, quiso decir que no tiene título de licenciada en derecho, porque no estudió leyes).

Pero hay otros asegunes: la ley establece que el prospecto a la Fiscalía General, que sustituirá la Procuraduría General de la República, debe tener características y virtudes como estar alejado de los poderes públicos, de los partidos y los grupos de interés. Eso ya lo pone difícil en extremo, pero además, como ha quedado en evidencia, o mejor dicho, con escándalo añadido: No debe tener relación alguna con el presidente de la República en funciones. Y todo lo anterior, sin perjuicio de que el nombramiento no lo podrá hacer el presidente en turno, sino el Congreso.

Así pues, encima de todo, López Obrador anda ahora ofreciendo puestos para los que no tendrá facultades legales ni constitucionales para cumplir la promesa. Así que… ¡cuidado con entusiasmarse de más.

16 GIRAS INTERNACIONALES Y MORENA NO RINDE CUENTAS

El Partido del Movimiento de  Regeneración Nacional (Morena) recibirá el año próximo, para administración y gastos de campaña, 649 millones de pesos, dentro del programa de financiamiento a los partidos establecido por ley y operado por el Instituto Nacional Electoral (INE). Son fondos públicos, obtenidos por Hacienda del bolsillo de todos los ciudadanos mexicanos (con excepción de AMLO, según todas las evidencias).

Pero sucede que este año, López Obrador ha hecho 16 giras internacionales, pero no ha rendido cuentas de ninguno de esos viajes.

Con sueldo de «50 mil pesos2 mensuales, López Obrador ha realizado 16 giras internacionales

Los partidos tienen fijados en la ley 78 obligaciones de Transparencia y Acceso a la Información Pública, entre lo que destaca “la máxima publicidad en la firma de convenios para el arrendamiento o compra de bienes y servicios”. También que los partidos tienen obligación de publicar datos, los que tendrán que reportar periódicamente en sus páginas de Internet sin que medie solicitud de información”.

Empero, en la Sección de Transparencia del portal de Internet de Morena, no aparecen los gastos de transporte, comidas y hospedaje del dirigente nacional por 16 giras realizadas en el extranjero.

El 22 de agosto pasado, el Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de datos (INAI) presentó los resultados de Sujetos Obligados, entre los que se encuentran los partidos políticos, se los cuales Morena fue el peor, con 8.94 puntos, de un total de 100 posibles.

Y Duncan Wood,  del Instituto “Woodrow Wilson” México, fue parco al comentar la participación del tabasqueño en el famoso centro de estudios: “López Obrador no abundó mucho en su exposición  de cómo sería un gobierno federal con él a la cabeza, si acaso gana en 2018”.

En realidad, AMLO nunca abunda “mucho” ni poco en ese tema.

Propone que “ningún aspirante a la UNAM quede fuera”, y se eliminará el examen de admisión.

AMLO nunca se ha tomado el trabajo de explicar cómo acomodaría cada año a más de 100 mil aspirantes a la UNAM y que al cabo de seis años, habría más de 700 mil estudiantes.

Otro detallito: Guillermo Barnés de Castro se enteró que ya no era rector de la UNAM por un boletín de Notimex, emitido a las diez de la noche. El presidente Zedillo lo había nombrado y después lo destituyó. Pero después llegó Fox a Los Pinos y a partir de ese momento, todo mundo reclamó su autonomía.

En Washington hablo de la corrupción en México, pero no de los corruptos de su partido

Pareciera que López Obrador tiene un plan para quitarle de nuevo la autonomía a la UNAM. ¿Lo permitirán los universitarios? ¿Cómo? Tendrá una carta oculta, dicen sus fans.

Que entregará cuatro mil 500 pesos mensuales a 300 mil estudiantes de media superior.

Que suspenderá y eliminará las obras del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México. No dice cómo liquidará la cancelación de contrato con una centena de empresas.

Que cancelará los contratos con las firmas petroleras transnacionales, pero los contratos están avalados por reformas constitucionales y por leyes secundarias. Tendrá qué dar marcha atrás a las reformas y para el caso, tendría que pactar una alianza similar a la lograda por Peña Nieto. La columna vertebral de esa alianza fue la concertada entre PRI y PAN

Son  sólo algunas interrogantes en torno a López Obrador, que por el momento se encuentra muy entusiasmado con su tarjeta de “viajero frecuente”.

 

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here