Inicio Columnas ARRANCAN CAMPAÑAS; PISO EFECTIVO DE VOTO EN URNAS: 21 MILLONES SHH Y...

ARRANCAN CAMPAÑAS; PISO EFECTIVO DE VOTO EN URNAS: 21 MILLONES SHH Y 19.5 MILLONES FYCM; FUERA DE ESO, TODO ES CUENTO

2029
0

Tiempo de lectura aprox: 6 minutos, 4 segundos

* Este viernes arrancan las campañas electorales y en tres meses, el futuro de México se decidirá: democracia o autocracia

Por: Martha Elba Torres Martínez

Claudia Sheinbaum, la candidata del trágico continuismo, inicia con ventaja: encuestas a modo, recursos públicos y un voto duro de 21 millones, hasta las elecciones intermedias del 2021. La opositora Xóchitl Gálvez, con la nada despreciable masa de votantes de 19.5 millones que alcanzaron el PRI, PAN y PRD en esos mismos comicios. Al emeceísta Jorge Álvarez Máynez solo un milagro lo sube al ring, con 3.4 millones de simpatizantes.

Este es el piso real, las cifras llanas, en cuanto voto efectivo en urnas, más reciente. Fuera de eso, todo es chisme y las encuestas solo son instrumento propagandístico atascadas de bots.

Un ejemplo.

Acaba de publicar La Política On Line, sobre una “mega-encuesta de 30 mil casos encuestados (que) llegó a manos del equipo de la candidata de la 4T en las últimas horas y dejo un clima de optimismo total rumbo al arranque de la campaña presidencial este viernes en el Zócalo capitalino. Según pudo conocer LPO, el sondeo arrojó una intención de voto en favor de Morena de 62 puntos mientras que Xóchitl Gálvez estaría en 26 puntos”. Ningún dato sobre el supuesto sondeo ni quién la levantó. Un día antes (27 de febrero) el mismo medio publicó sobre el optimismo en el equipo de campaña de la hidalguense “por un dato del proveniente del War Room morenista: Claudia Sheinbaum tendría una ventaja de 16 puntos”.

Al margen de frivolidades periodísticas de este tipo, el tema, que arrancan campañas de mujeres con perfiles marcadamente contrastantes y proyectos de gobierno diametralmente opuestos. Le escuché a María Amparo Casart con Pepe Cárdenas en Tele Fórmula, que éstas serán elecciones de emociones más que de propuestas. En procesos electorales “normales” -por decirlo así-, coincido. Pero este año, con los niveles que ha alcanzado la narcoviolencia y su expansión como nunca visto, los electores exigirán soluciones al megaproblema que desataron los “abrazos” a los criminales.

La analista se refirió también a los 45 millones de electores que forman la masa de indecisos, abstencionistas y apolíticos, que en esta ocasión tendrán que motivar las candidatas y el candidato. Si. Son un titipuchal. Hablamos que más que todo el voto duro de los tres contrincantes. Por ello, de las estrategias, no regarla y los perfiles, dependerá el triunfo.

Xóchitl y Claudia es bien fácil contrastarlas: mientras una es risueña, desparpajada y llevada, la otra sigue insípida, monótona y opaca; una tiene propuestas para todos los temas, la otra: es un honor estar con Obrador.

Ni en las entrevistas “amigables” con Ciro Gómez y López Dóriga, la candidata del partido en el poder se atrevió a soltarse el pelo ni salir del guion. ¿Cómo putos sigue con eso de que ha bajado la inseguridad 20 por ciento, en relación de un año con otro, cuando suma López Obrador 180 mil asesinatos? Su propuesta de obra pública se limita a “consolidar” los megaelefantes blancos del AIFA, el Tren Maya y la Refinería de Dos Bocas, y para nada investigar los sobrecostos con que se realizaron. Y tan nada original que este viernes recicla el plan de los 100 compromisos.

Como AMLO, Sheinbaum sigue negando la intromisión del crimen organizado en los procesos electorales y asegura que tendremos unas elecciones limpias y pacíficas.

Ajá.

Que le pregunte a la familia del doctor Miguel Ángel Zavala, aspirante de su partido a alcalde de Maravatío. Apenas en octubre pasado, Dagoberto García Reyes, dirigente del guinda en ese municipio y el favorito para la candidatura, fue levantado y asesinado. Por cierto, ¿Claudia siquiera tuvo la cortesía de darles el pésame a sus respectivas familias?

O qué le puede decir al empresario Gabriel Orantes, aspirante en el municipio de San Fernando, Chiapas, que anteayer lo balacearon. Acudió a presentar la denuncia ante la delegación de la FGR y nadie lo quería atender. “Pues aquí estoy en la fiscalía, pero no me atienden, no me dan atención, ya llevo un rato aquí parado y no me atienden. No podemos seguir en un estado de inseguridad total”. A ver, que recapacite que quiere ser candidato del mismo partido del gobernador Rutilio Escandón y de su amado presidente Peje.

No hay pierde ni busquemos excusas pendejas. Esta es la “continuidad” de la 4T, el “segundo piso” que ofrece Claudia Sheinbaum.

Leo y escucho mucho sobre el mal humor que se carga el inquilino de Palacio Nacional y que aun así, sigue marcando agenda. No lo creo. Encabronado sí, porque lo único que le preocupa es su imagen, y el país, que se vaya al carajo. Desde mi humilde opinión, la agenda la está marcando desde hace mucho el poder fáctico de la narcopolítica y López Obrador solo dispara contra la oposición y la prensa, porque a los meros meros, fuertes abrazos.

Todo se precipita de su mal gobierno: las etiquetas de “narcopresidente AMLO” y “narcocandidata Claudia” ya no se las quitan de la frente ni yendo a bailar a Chalma.

El Presidente estuvo prácticamente todo febrero, quemando en leña verde a los periodistas gringos Tim Golden y Natalie Kitroeff por publicar en sus medios sobre el narcodinero en sus campañas de 2006 y 2018. Insisto, que el gobierno de Joe Biden haya dicho “caso cerrado” no quiere decir que no sea real, verídico.

A lo que voy con esto, es que Sheinbaum, a diferencia de AMLO en 2018, con sus inapropiadas críticas a la concentración ciudadana del 18 de febrero en el Zócalo capitalino, solita, se cierra la puerta del voto clasemediero apartidista. Porque no se trata solo de los cientos de miles que participaron y a los que señaló de falsarios, hipócritas, clasistas y solapadores del fraude electoral, sino de todos aquellos que no se “mueven” pero con las suficientes neuronas para contrastar la realidad con el discurso, y entender que la 4T fue un desastre.

¿Cuál fue -creo yo- el mayúsculo error de López Obrador con su gobierno? El nepotismo y encumbrar a corruptos, ignorantes y resentidos con la vida en cargos de alto nivel; privilegiar la fidelidad perruna sobre la capacidad y experiencia. Lo vemos con Loretta Ortiz, Jasmín Esquivel y Lenia Batres en la Corte; a Bertha Alcalde la quiso hacer presidenta del INE, luego ministra y ahora directora del ISSSTE. El asunto es dar chamba para que cobren aunque sepan una chingada.

Los datos duros no mienten. En 2021, el obradorato tuvo una merma de 10 millones de votos. ¿Cuánto podría perder más en junio próximo con esos insultos y ataques tan innecesarios a un sector del electorado que se mueve por sus propios medios, que no espera la dádiva ni el acarreo? El riesgo para la democracia mexicana es que terminen en el abstencionismo, y ese es el reto de Xóchitl Gálvez y sus redes ciudadanas.

López Obrador tuvo la idea que ese quebranto en votos se dio mayoritariamente en la clase media. Tiene razón. Pero en lugar de reanimarla, la vapuleó por emprendedora, aspiracionista y pensante. Por marchar al Zócalo, se es oligarca.

Eso si que nel.

Los oligarcas están con AMLO. Como han estado con todos los presidentes en turno y han sido sus asesores y en ocasiones socios: Carlos Slim, Ricardo Salinas Pliego, Germán Larrea, Bernardo Gómez, Olegario Vázquez Aldir, Carlos Hank González, Daniel Chávez, Miguel Rincón, Sergio Gutiérrez Muguerza, María Asunción Aramburuzabala, entre otros. Que nadie se haga tarugo, varios de estos adinerados lo apoyaron desde la campaña e hicieron negocio. ¡Ah! Pero el malo es Claudio X, el idealista y descarriado hijo del presidente de Kimberly Clark, Claudio X. González Laporte.

El caso, que comienzan las campañas y mucho ojo y oído a lo que hagan y digna las y los candidatos. Porque México no se puede volver a equivocar…

***

Regreso al inédito caso de los dos aspirantes a alcalde de Maravatío, por ser ejecutados el mismo día y a horas de diferencia, pero sobre todo por evidenciar hasta dónde la injerencia de los grupos criminales en las elecciones de este año y en particular en Michoacán.

Al doctor Miguel Ángel y a Armando Pérez Luna, del PAN, los mataron para “quitarlos de en medio”, declaró el fiscal Adrián López Solís. “Todo parece indicar que se trató de la intromisión de los intereses de los grupos criminales para quitarse de en medio a los posibles candidatos, que en ese momento tenían la condición de precandidatos en los procesos internos de sus propios partidos”.

Reconoció que hay riesgos para aspirantes a cargos de elección popular en algunas zonas del estado donde operan grupos criminales y buscan influir sobre “quién pueda ser o deba ser la candidata o candidato“, práctica reiterada y acreditada en los informes de sus investigaciones. Para el coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, Rubén Moreira, la razón de su asesinato fue por no pedir permiso para competir.

Entonces, tan malo estorbar como no suplicar la venia del “señor” jefe de plaza; igual del mal buscar el apoyo de los malosos para ganar elecciones porque luego terminan secuestrados, extorsionados. De esto si puede hablar el gobernador Alfredo Ramírez Bedolla a quien le “hicieron el favor” en la Tierra Caliente para ganar la elección en 2021…

                                                                                              ***

LA COMIDILLA

En un santiamén, el ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Alberto Pérez Dayán, pasó de villano favorito del Presidente, a héroe de México, con su voto ponderado sobre la inconstitucionalidad de la Ley de la Industria Eléctrica que a fuerzas quería imponer el de Palacio Nacional.

La decisión de la Segunda Sala de amparar a empresas contra las reformas a la LIE dejó sin efecto la controversia que Estados Unidos y Canadá formularon desde julio de 2022, en el marco del T-MEC, contra la política energética. Con esto, se evitó para nuestro país una condena económica de grandes dimensiones en el tema energético.

Brincaba de gusto por la decisión del ministro Pérez Dayán, la secretaría de Economía, Raquel Buenrostro, y no lo pudo describir de mejor manera: “Ya no hay litis, o muerto el perro se acabó la rabia”. O sea, era una perrada la reforma de AMLO y se les tiene que bajar la rabia a la bancada de Morena en la Cámara de Diputados que pretendía juicio político en contra del ministro salvador…

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here