Inicio Columnas CRECER NO SIEMPRE ES BUENO; PARA LOS MUNICIPIOS TAMPOCO

CRECER NO SIEMPRE ES BUENO; PARA LOS MUNICIPIOS TAMPOCO

504
0

Por Juan Carbajal/@JA_CARBAJAL

Después de enfrentar una serie de dificultades, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, INEGI, ha dado a conocer los resultados del Censo de Población 2020, en donde entre otros datos, nos encontramos el número de pobladores que se encuentran en cada localidad, den donde demográficamente ubicamos a cada municipio.

En el siglo XXI, Hidalgo ha marcado una tendencia de crecimiento poblacional acelerada, concentrando el mayor número de habitantes en las ciudades y alargando la brecha con las localidades de índole rural en donde se mantienen bajos índices de crecimiento demográfico.

Con el censo de población del año dos mil, Hidalgo contabilizó 2 millones 235 mil 591 personas, en el conteo de 201, se llegó a los 2 millones 842 mil 784 y para el año 2020, 3 millones 82 mil 841 habitantes, lo que representa un incremento cercano a un millón de personas en 20 años.

El crecimiento poblacional se refleja severamente en las principales ciudades de Hidalgo, que en el censo 2020, se ubican seis municipios con la concentración de más de 100 mil habitantes, considerando la capital del estado Pachuca, encabezando la lista con un total de 314 mil 331 habitantes y seguido de Mineral de la Reforma con 202 mil 749 personas, lo que ubica a la zona metropolitana de la capital hidalguense con la de mayor población en el estado con mas de medio millón de habitantes.

A pesar de estos números, contrasta con el resto de los municipios higalguenses que enlistado de manera proporcional a su número de habitantes, más de la mitad; 43 municipios para ser precisos se ubican por debajo de los 20 mil habitantes, y observamos que el municipio con el menor número de personas en el estado es Eloxochitlán con apenas un conteo de 2 mil 593 personas.

Considerando una perspectiva; la red social Facebook señala que una cuenta personal solo puede contar un con total de 5 mil “amigos” … es decir; que toda la población de Eloxochitlán; o por ejemplo; los pobladores de Juárez Hidalgo, (2 895) no alcanzarían a rebasar el número de “seguidores”.

Regresando a los números, según el censo de INEGI 2020; Hidalgo tienen 23 municipios ubicados entre los 50 mil y los 20 mil habitantes y únicamente nueve (9) municipios están entre los 50 mil y por debajo de los 100 mil habitantes.

Crecer demográficamente no siempre es bueno, si bien los municipios dependen de estos números para “crecer” sus participaciones presupuestales, la realidad es que la proporcionalidad entre las demandas y los recursos son completamente dispares y el reto al que se enfrentan los municipios ante una mayor población es desproporcionalmente mayor.

Hidalgo se convirtió en uno de los destinos más atractivos para personas residentes de entidades vecinas, especialmente del Distrito Federal y Estado de México, principalmente por las inversiones inmobiliarias que encontraron en la entidad un paraíso económico, fiscal y administrativo para el desarrollo habitacional, con un crecimiento desmedido principalmente en tres puntos de la entidad como es Mineral de la Reforma, Tizayuca y Tula.

En este sentido, la creciente ola de fraccionamientos, llego emparejada con demanda de servicios, por mencionar los más visibles como agua potable, educación y movilidad, sumado a las peticiones de empleo, esparcimiento y servicios urbanos como recolección de basura, bacheo y centros de abasto y consumo; sin considera el escaso o nulo servicio médico y de atención a la salud evidenciado por la creciente pandemia.

De tal suerte que “crecer” no siempre es bueno, toda vez que son muy poco los municipios que han previsto un desarrollo ordenado y viable en materia demográfica, no solo se trata de tener más ingresos o de recibir un mayor presupuesto por la gente que habita en un municipio; el reto es mayor ante los retos que se esperan para los próximos 10, 15 o 20 años.

Sin bien todo proyecto debe partir de un diagnóstico, los números ya han sido publicados, las cifras están en metadatos que el INEGI ha agrupado, clasificado y analizado, ahora corresponde a cada unidad administrativa al interior de los ayuntamientos, generar las políticas públicas que permitan obtener los resultados favorables para no solo tener un crecimiento, sino estar acompañado de un desarrollo sustentable.

Siempre es un buen tiempo para empezar, y sobre todo con el arranque de un año por demás de anhelos y esperanzas y con una naciente administración publica municipal que se encuentra en la fase de generar su plan de desarrollo, bien vale la pena, analizar a fondo lo hecho en los últimos 20 años, para encaminar objetivos reales, claros y precisos para cada uno los municipios de Hidalgo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here