Inicio Exclusivas DAMIÁN SOSA, EL PORRO QUE UTILIZÓ EL DEBATE PARA GOLPEAR SIN PROPONER

DAMIÁN SOSA, EL PORRO QUE UTILIZÓ EL DEBATE PARA GOLPEAR SIN PROPONER

7452
0

Tiempo de lectura aprox: 3 minutos, 7 segundos

*  El aspirante al Senado no contestó a las preguntas planteadas durante el encuentro y se dedicó a victimizarse sin responder tampoco al por qué ha vivido cuarenta años de la UAEH y ha cambiado siete veces de partido; sus diatribas fueron tan descabelladas que se atrevió a culpar al gobierno local de la falta de electricidad a la gente cuando tal servicio es facultad de la CFE

Por Antonio Ortigoza Vázquez / @ortigoza2010

Especial de Expediente Ultra

La pregunta que eligió contestar Damián Sosa Castelán en el pasado debate, fue: “¿Votaría usted en contra de iniciativas que en su opinión no beneficiarán a Estados y Municipios, aún cuando existiera una postura diferente de su partido?

El cuestionamiento fue claramente planteado en el castellano que usted, yo y millones de mexicanos conocemos y entendemos, pero la respuesta de Damián Sosa fue en un sentido totalmente opuesto y ajeno al tema:

“En Hidalgo –dijo–, las instituciones de Procuración de Justicia se están usando para perseguir y encarcelar a algunos adversarios políticos en el PT; hemos sido blanco de ataques…”

Así se salió por la tangente el miembro de la mafia universitaria mejor conocida por todos los hidalguenses como la “Sosa Nostra”, sobre todo los jóvenes que han experimentado en carne propia las intimidaciones académicas y políticas de los Sosa Castelán, cuando empleó la palestra del debate para tratar de victimizarse junto con una serie de personajes con problemas judiciales y negros antecedentes, colgándose de una supuesta persecución política por el gobierno del Estado.

La sociedad hidalguense atestiguó la burda manera como Damián Sosa lejos de plantear propuestas se dedicó, como un experto porro, en atacar y denostar al gobierno del Estado por el solo hecho de no haberse plegado, como muchos otros a lo largo de más de 30 años, a los lineamientos y caprichos de lo que acertadamente la candidata de Movimiento Ciudadano, Elizabeth Flores Torres, calificó como una mafia universitaria que ha secuestrado por más de 40 años a la UAEH, la Máxima Casa de Estudios del Estado, y de la que han vivido por décadas por Sosa Castelán.

Damián Sosa es sin duda un consumado analfabeto político o, en su caso, un ingenuo al que le toman el pelo sus asesores. Le explico: Durante el una de sus tantas diatribas contra el gobierno local lo responsabilizó de dejar sin luz a más de 137 mil hidalguenses.

Hasta donde se sabe, ningún gobierno ni municipal, ni estatal ni el gobierno federal, tienen la facultad de otorgar al servicio de energía eléctrica a dependencias de todos los niveles, comercios, industria y población en general. Esta responsabilidad es exclusiva de la Empresa Productiva del Estado, que todos conoces y lleva por nombre Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Cuando la candidata de Movimiento Ciudadano lo acusó de junto con su mafia universitaria de no permitir en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), la libertad política y la libertad de expresión, pidió pruebas. Y desde aquí le decimos que la mejor prueba es que la reprimida y amenazada comunidad estudiantil tiene muchos, pero muchos años, que no vota por los candidatos de la Sosa Nostra.

Por décadas, alumnos han sido sacados de sus aulas para ser trasladados a actos políticos a echar porras; de este delito electoral y vergüenza académica, han sido testigos decenas de catedráticos, acostumbrados a ver cómo se vacían sus cátedras ante las órdenes fulminantes de los capos universitarios.

Ante la pregunta de por qué como candidato del PT debía hacer campaña con un amparo en la bolsa nuevamente sacó el trillado argumento de la persecución política en su contra, y evadió responder por qué a lo largo de los años la Sosa Nostra ha transitado para obtener poder político por siete partidos diferentes.

Damián Sosa dijo venir de una familia con valores, pero tales “valores familiares” parece que nunca contemplaron la enseñanza ética de no secuestrar una universidad pública para vivir por más de 40 años de sus recursos. Porque eso, por donde se le vea, es un auténtico acto de inmoralidad.

El aspirante al Senado debe explicar a los hidalguenses cómo es que en una de las peores incongruencias políticas que se tenga memoria en el Estado, se dice aliado de la 4T como candidato del Partido del Trabajo, y cuestiona los logros en materia de salud, porque seguramente también ignora que el IMSS-Bienestar es operado por el gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador en entidades como Hidalgo y que, en el caso del IMSS y del ISSSTE, la atención a los usuarios también se engloba en el sector salud del gobierno federal.

La chiva loca que se dedicó a atacar al gobierno local, pide el voto cuatro de cuatro para el partido que su mafia universitaria a alquilado en el presente proceso electoral y que deberá responder ante las autoridades electorales por el derroche de bardas y espectaculares que sencillamente no cuadran con las prerrogativas asignadas al PT.

Y si alguna duda quedaba del fin propagandístico que Damián Sosa está haciendo para tratar de tomarle el pelo a la sociedad, es que a unos días del debate, nuevamente volvió a machacar con el cuento de la persecución política a 30 candidatos del PT, por supuesto, él incluido.

No hay ningún miedo de Morena a perder ante aspirantes que todos conocen como consumados pillos.  El PT en Hidalgo, ni qué decir, se ha convertido en el peor aliado incómodo al gobierno de la 4T, porque secuestrado como la UAEH, es ahora el contrasentido de la doctrina morenista de “no robar, no mentir y no traicionar al pueblo”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here