Inicio Columnas EL ÉXITO DE MAY

EL ÉXITO DE MAY

1192
0

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 26 segundos

Por Samuel Cantón Zetina / @SamuelCantón

Javier May Rodríguez ha hecho un nombramiento que abriga la esperanza de que está muy consciente de un mal de Tabasco que avanzó hasta convertirse en cáncer.

Designó a un destacado profesional, Fernando Vázquez Rosas, para la atención de medios y temas de comunicación, lo que resulta una extraordinaria noticia para el gremio, injustamente despreciado y vilipendiado por años en el estado.

El futuro gobernador da señales de que valora a los colegas, y el trabajo que realizan a favor de la sociedad.

Lo expresó con sus propias palabras el 22 de octubre con los miembros de la Asociación Tabasqueña de Periodistas (ATP): “…nuestro compromiso con la libertad de expresión es absoluto”.

A propósito del tema, dice el escritor español Arturo Pérez Reverte: “El único freno, la única medida que conocen el político, el financiero o el notable, cuando alcanzan cuotas perversas de poder, es el miedo a la prensa libre…”

Sin embargo, aquello no debe verse como un guiño de ojo de May Rodríguez exclusivo a medios.

No. En el fondo, deja entrever que terminó la sordera, la indiferencia y el ensimismamiento -y autoendiosamiento- del poder.

Es el tumor maligno que día a día empobreció el acontecer de Tabasco.

“…una de las grandes enseñanzas del presidente Andrés Manuel López Obrador -expresó JMR el 7 de septiembre en entrevista con Emmanuel Sibilla- es que nunca hay que olvidarse de la gente”.

De allí la expectativa de que el primero de octubre de 2024, cuando asuma el control de lo que queda del Edén, el gobierno oirá, será receptivo, y realmente tomará parecer de lo que opina, siente y sufre el pueblo.

Con Vázquez Rosas como vocero, May logró un acercamiento impresionante con los tabasqueños a través de tuits y anotaciones en redes.

El manejo de comunicación, sin duda, tuvo mucho que ver con el enorme margen de ventaja que en las encuestas sacó a sus adversarios.

Se antoja claro que el ex titular federal de Bienestar y de Fonatur comprende la urgencia de escuchar a la población no nada más por educación sino para no repetir obras multimillonarias inútiles, seguirse desentendiendo de las preocupaciones y carencias de las personas, e ignorarlas como si fueran estorbo o lastre, creyéndose -gobernantes ladrillo- paridos por Atenea.

Los ineptos arrogantes están teniendo su castigo en las urnas.

Por lo pronto, el candidato va rumbo a una victoria apabullante el 2 de junio, con el plus -definitivamente dorado-, de que su éxito no únicamente proviene de la popularidad del presidente paisano, sino también, en gran medida, de su propio talento y sensibilidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here