Inicio Columnas EL PRESIDENTE VALEDOR… LE VALE MADRE TODO

EL PRESIDENTE VALEDOR… LE VALE MADRE TODO

474
0

* El decretazo que mató ilusiones de Michoacán y Guerrero

*Sicilia puede ser la chispa que detone el polvorín

Por Martha Elba Torres Martínez

Definitivamente, López Obrador es un Presidente valedor… le vale madre todo.

Le vale madre los 31 mil muertos que lleva en su cuenta, entre estos 13 periodistas y 25 activistas, contando al más reciente, Arnulfo Cerón, líder del Frente Popular de la Montaña, en Guerrero, así como los de 800 niños y niñas víctimas, en ejecuciones familiares. Bueno, se echan hasta a la mascota para no dejar testigos.

La Red por los Derechos de la Infancia (Redim) tiene documentada la desaparición de cerca de cinco mil menores y López Obrador no apoya su búsqueda, ni el discurso, ni en el presupuesto. A Alejandro Encinas lo trae como el tío Lolo, nada más haciéndose pendejo solo, con Ayotzinapa.

Y así como le valió pagar de nuestros impuestos, 75 mil 223 millones de pesos, por los contratos liquidados en las obras del nuevo aeropuerto de Texcoco, también se pasó por el arco de las piernas las Zonas Económicas Especiales, cuya extinción apareció en el DOF del pasado martes 19 y con eso, a Michoacán le da un golpe bien gacho.

De las siete ZEEs, la de Lázaro Cárdenas-La Unión, es cierto, fue la única que consolidó inversiones por cerca de 10 mil millones de dólares. El 2 de septiembre pasado, los gobernadores de Michoacán y Guerrero, Silvano Aureoles y Héctor Astudillo, respectivamente, enviaron una carta a López Obrador, para pedirle un modelo sustitutivo de incentivos fiscales para retener los capitales. La petición estuvo respaldada por 182 firmas de representantes de todos los sectores de los estados. No escuchó. Los proyectos de desarrollo regional del sexenio, están en el Tren Maya, la refinería de Dos Bocas y el Corredor Transístmico. Le vale el resto del país.

Y así nos podemos seguir con la flojera que le dan las protestas y marchas, sean de campesinos, niños con cáncer o de víctimas de la violencia, cuando en 1996 como opositor al régimen, bloqueó pozos petroleros en Tabasco, y en 2006, instaló un plantón en pleno paseo de Reforma, por 47 días. Desde 2013, a Peña Nieto le hizo la vida imposible con sus manifestaciones contra la reforma energética y educativa.

Pero creo –es una impresión-, que Amlo, con Javier Sicilia y ahora respaldado por la doble nacionalidad del clan mormón LeBarón y otros activistas que se siguen sumando, Isabel Miranda e Hipólito Mora, la expresión de la flojera para escucharlos, es un mal cálculo.

Sicilia no solo es un poeta que escribía en Proceso y al que le mataron a su hijo. Logró en abril de 2011, conformar el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, como una respuesta de la sociedad civil a la incapacidad del gobierno de frenar la violencia. Tras sus marchas por el país y la empatía social que despertó, finalmente sentó al gobierno calderonista en el Castillo de Chapultepec en junio de ese año, para el primer Diálogo por la Paz. Y hay que decirlo, el PAN perdió la Presidencia, porque no pudo con la inseguridad y el voto se lo cobró. Lo mismo le pasó a Peña.

Pero recordemos de López Obrador, ya como presidente electo, se reunió con Sicilia el 14 de septiembre de 2018, con motivo de sus foros Escucha, que no fue más una mareada a las víctimas que hasta se le hincaban y le besaban la mano, porque él si les haría justicia. ¿Y qué pasó?

México le grita que detenga las masacres, que no perdone a los criminales ni los deje libres, que se aplique la ley. Pero no quiere escuchar y menos aceptar que tan humano es, que también se equivoca. Lo más patético es que la esta errando prácticamente en todo.

Por cierto, en agosto de 2018 que recibió las conclusiones de los foros Escucha, dos cosas dijo que no cumplió: que habría crecimiento económico, porque sin este no hay empleos y sin empleos ni hay paz ni tranquilidad. Y dos, garantizó «el respeto absoluto a la autonomía» de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). Pero ya vimos que se arrepintió y puso a su incondicional de Piedra. Porque para poner al frente de la institución a quien haya sufrido en carne propia la condición de víctima, tiene por cientos de miles, incluido el propio Sicilia.

El caso que el poeta representa mucho más que su frustración personal por tan mal presidente que resultó López Obrador. Es la de millones de mexicanas y mexicanos, que en una de esas, nada más requieren de una chispa para explotar el polvorín en que esta sentado López Obrador.

Y comparto un fragmento de una carta de Sicilia, a Amlo en la campaña electoral de 2012:

“Para muchos, usted señor López Obrador, significa la intolerancia, la sordera, la confrontación, en contra de lo que pregona su república amorosa. Con aquellos que no se le parecen o no comparten sus opiniones, significa el resentimiento político, las revanchas sin matices contra lo que fueron las desahuciadas elecciones de 2006, el mesianismo y la incapacidad autocrítica para señalar y castigar las corrupciones de muchos miembros de su partido. Significa también la red de componendas locales con dirigentes, que años atrás reprimieron a quienes buscaban un camino democrático. El señor Bartlett es sólo la punta del iceberg”.

Pues no se equivocó.

Una vez le escuché a Carlos Monsivais en sus eternas críticas al PRI, que el único patrimonio real, tangible, del pueblo –y el pueblo somos todos, pobres, ricos, prietos, chaparros y bizcos, todos los que habitamos este país-, es el voto. En 2018, ese voto decidió sacar a los corruptos e ineptos. En el 2021, con las elecciones intermedias, el voto puede hacer lo mismo con los nuevos corruptos e ineptos que se asentaron en el poder…

                                                             ***

Y para prueba, otro botón del autoritarismo.

Las amenazas de ayer del líder morenista en el Senado, Ricardo Monreal, de instruir juicio político a los gobernadores y alcaldes que desacaten las recomendaciones de la CNDH bajo la presidencia de Piedra Ibarra, quien primero tendrá que responder a la queja presentada por la asociación civil de Periodistas Desplazados, en contra de ella. Porque 20 días y ni siquiera un acuse de recibo para ese grupo del gremio.

Pero lo grotesco de las expresiones de Monreal, es que dijo que “no es una buena idea, ni siquiera es inteligente, menos brillante, mandar al diablo las instituciones”. Pues el primer poco inteligente y menos brillante, es el mismo López Obrador, que desde 2006 mandó al diablo las instituciones. Y tan cumple con eso, que las está desmantelando. Como la propia CNDH.

La Oficina en México del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) ya se pronunció ayer al “sugerir” mantener la independencia de la Comisión. Aseguró que dada la importancia de la CNDH, “la elección de su máximo responsable debe ser particularmente escrupulosa, objetiva, transparente y certera” y argumentó que el proceso ha generado “dudas sobre el cumplimiento de los requisitos de elegibilidad de la candidata a quien se tomó protesta y cuestionamientos respecto a si en la tercera votación se alcanzó la mayoría calificada que exige la Constitución”.

Ya la directora ejecutiva de Amnistía Internacional, Tania Reneam Panszi, se había pronunciado por una rectificación al proceso de elección del ombudsperson, porque lo que México, “un país de tantas víctimas, lo que menos necesita es una CNDH cuestionada y que imposibilite las labores de esta dependencia de forma autónoma, transparente y que haga contrapeso al Poder Ejecutivo, pero ni así. Es lo que Amlo dice y punto…

                                                    ***

LA COMIDILLA

El eventual despido del joven piloto de Aeroméxico que se atrevió a pedirle a López Obrador que reconsidere la cancelación del aeropuerto de Texcoco. El residente de Palacio Nacional exige respeto, pero irrespeta a todo el que piensa, critica y defiende sus derechos. Bueno, hasta a los pobres se los chingó con eso de que son animalitos a los que hay que darles de comer…

La decisión de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, de declarar por su cuenta la Alerta por Violencia Contra las Mujeres en la Ciudad de México. Mi reconocimiento total a su iniciativa y el valor de enfrentar la realidad y actuar, desde el poder público, en defensa de las mujeres, niñas y niños de su estado. Bien por respaldar la ley Olimpia y el registro público de agresores sexuales con sentencia firme para que todo mundo sepa quiénes son violadores y alejarlos. Entre otras acciones, el próximo año dará mayor presupuesto para los Centros de Atención Integral a Mujeres, la profesionalización con certificación de los Ministerios Públicos, asesores jurídicos y peritos especializados en atender delitos de carácter sexual y la construcción de más “Senderos Camina Libre, Camina Segura”. Lo que inexplicable es que a pesar de que Conavim desde hace mucho tramitó la solicitud ante la Secretaría de Gobernación, ésta siga sin responder. Buena lección de la Sheimbaum a Olga Sánchez, en cuanto a congruencia…

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here