Inicio Columnas ENCUESTAS ESPEJO

ENCUESTAS ESPEJO

1183
0

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 7 segundos

Por Samuel Cantón Zetina / @SamuelCanton

De las encuestas se pueden decir muchas cosas: están “cuchareadas”, se hacen a satisfacción del que paga, “nunca le atinan”, en fin, lo que usted guste y mande.

Son de libre interpretación. De “lectura” a conveniencia, incluso.

Está probado, sin embargo, que sirven para crear percepciones entre el electorado y que -para bien o para mal- influyen en la decisión del voto.

No únicamente en México sino en el mundo entero.

Pero a propósito de las exploraciones, no se pueden negar dos hechos: continúan siendo el método más efectivo para conocer la opinión de los votantes, y son -por naturaleza- espejos imperfectos donde la ciudadanía ve donde están los aspirantes.

De ese modo, en el caso específico de Tabasco, es posible observar la posición de quienes lideran las preferencias, echando a la hoguera de la discusión los porcentajes -si se desea-, aunque igualmente la de sus adversarios de la oposición.

Al fin y al cabo, las encuestas tienen el propósito de retratar y contrastar -comparativamente- la realidad de cada quien.

Y desde esa perspectiva, siempre tratándose del edén destruido por gobernantes del PRIAN y de PRIMOR, hay que decir que la fortaleza de Javier May (sin demeritarla) es proporcional a la extrema debilidad de sus rivales.

Sin meter las manos al fuego por la ciencia de los sondeos, el reportero sí cree que el abanderado guinda arrasará y el 2 de junio triunfará por más de 40 puntos, lo que se antoja una barbaridad.

Las encuestas pueden modificar los números previos de una elección, más lo primero que concurre al ejercicio de los cuestionarios es el pasado de unos y otros.

Al aprecio y prestigio, o desprestigio, con que se llega al examen.

En tal sentido, los retadores de May y de la 4T fueron incapaces de transformar el espectro adverso del pasado con que entraron a las campañas, y en éstas la brecha se abrió aun más.

PRI, PAN, PRD y Movimiento Ciudadano fracasaron miserablemente.

Se confirmará en las urnas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here