Inicio Columnas ¡ESAS LICITACIONES!

¡ESAS LICITACIONES!

177
0
Intransparencia en las obras de la Línea 12

*  En el sector de las obras públicas el gran drama ha sido que para obtener más rendimiento en los presupuestos, los ingenieros suelen utilizar materiales de diferentes especificaciones a las precisadas en los planos

Por ABEL LUNA ESPINOSA

Especial para Expediente Ultra

LA TRAGEDIA DE la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México no es más que una muestra en el mar de corrupción en el cual se mueve no sólo esta administración gubernamental sino también las del pasado, pero la diferencia es que en el antes había responsabilidad en los procesos de licitaciones (compras) de los tres niveles de gobierno, se hacían más o menos públicas y ahora se limitan a unos cuantos proveedores.

Esto ha sido muy claro desde el momento en que las compras oficiales han sido aplicadas directamente, más del 75 a 80 por ciento, sin darle oportunidades a otros proveedores con lo cual habría mayor calidad en los proyectos,  favoreciendo así a los amigos y familiares.

¡No todo en el pasado fue peor, pero el presente ha sido indignante porque mantiene muchos nichos de poder hasta ahora intocados!

En el sector de las construcciones el gran drama ha sido que entre muchos de los ingenieros (¡claro, no todos, afortunadamente¡) es vox popular entre ellos que para obtener más rendimiento en los presupuestos suelen utilizar materiales de diferentes especificaciones a las precisadas en los planos.

Allí empieza la cadena de corrupción, sin la menor duda, sin importarles vidas humanas. Quizá el más lamentable hecho de esta situación el ver cómo se cayeron muchos edificios con el gran sismo de 1985.

La politización del tema es otro punto. Y ya no faltó el político (el panista Federico Doring) que han querido sacar beneficio en sus trayectorias a partir de la desgracia de quienes perdieron seres queridos en la fractura del puente en la Línea 12, señalando a otros políticos de la corrupción que ellos mismos han encubierto o han vuelto cara hacia otro lado.

En otras palabras, son muy dados a que sean fotografiados en los medios, pero no apoyan ni solucionan gran cosa; bueno al grado que los mimos familiares de los lesionados por accidente del Metro no han sido atendidos en sus necesidades inmediatas.

Es más, para la foto del recuerdo, los propios senadores de Morena bloquearon la integración de una Comisión que acompañe las investigaciones en torno al muy lamentable accidente del Metro, y, muy a su estilo, calificaron la propuesta de “carroñera” y no es urgente. ¡A ese grado!

También por estos días la senadora Geovanna Bañuelos de la Torre solicitó a la Fiscalía General de la República y a la Unidad de Inteligencia Financiera, un informe “puntual y detallado” del estado que guarda la investigación sobre los supuestos desvíos de recursos del exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, y el expresidente, Felipe Calderón Hinojosa, relacionados con el otorgamiento de contratos sin licitación por casi 300 mil millones de pesos.

En este punto salta la pregunta: ¿y qué ganamos los mexicanos con estas denuncias, si nunca llegan a la recuperación de los recursos mal habidos a las arcas de la Nación?

Porque así como se ha hecho la pantomima de la pretensión de juicio a los expresidentes, derivada de una ocurrencia nocturna del principal habitante de Palacio Nacional, y que ha quedado en el olvido, así ha ocurrido con cientos de casos que la memoria colectiva soslaya por ocuparse de las necesidades cotidianas más inmediatas.

Las indagatorias en los documentos de las contralorías internas de las diversas secretarías, de los gobiernos estatales, nos darían muchas luces sobre la forma y fonos en cómo se han llevado a cabo las licitaciones, favoreciendo a unos cuantos proveedores, en donde no resulta novedosos encontrar a amigos y familiares.

EN EL COLMO del humor negro, intencional o subconsciente, sobre la Línea 12, la senadora por Durango, Margarita Valdez, dijo textualmente: “No sabe uno si hay gente perversa, que sí la hay y mucho aquí en México, que en un descuido van y le mueven a la ballena para que se caiga; yo tengo una mente muy… de ¿por qué pasan las cosas? ¿por qué no habían pasado antes?”, se escucha en el video.

De esta manera, como vemos cotidianamente, a los legisladores morenistas les gana la emoción antes de pensar lo que van a decir en público. ¡Y eso que hablamos de una senadora de la República!

Después la legisladora pidió disculpas pero la burla ya estaba difundida. Pero si lo considera uno un poco más es serio, ¿esta es una de las consecuencias de la pandemia por tantos días de marginación social?

EN OTRO ESCENARIO de esta controvertida, turbulenta y rápida campaña electoral, con miras a la votación del 6 de junio, un amigo me llamó y conversamos en donde me comentó que el Partido Encuentro Social para cubrir sus candidaturas está pidiendo la presencia de militares retirados para ocupar esos sitios.

Seguramente esto no lo conoce en detalle el líder Eric Hugo Flores, me dice mi interlocutor, pero ya hay varios aspirantes a “engordarle el caldo” al PES y lograr que fortalezca su votación, yendo más allá del 3 por ciento del total de la votación nacional requerida para afianzarse y meterse hasta la obtención de más diputaciones.

aluna55ster@gmail.com

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here