Inicio Columnas LAS GRACEJADAS DE XÓCHITL

LAS GRACEJADAS DE XÓCHITL

748
0

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 28 segundos

RAMÓN ZURITA SAHAGÚN

Xóchitl Gálvez, es polémica, le gusta serlo y jugar con ello, ya que trata de esa forma de revertir las tendencias que la mantienen lejana de la puntera en la carrera presidencial.

La candidata de Fuerza y Corazón por México fue seleccionada como abanderada de esta alianza precisamente por ese estilo desparpajado y por no tener miedo al ridículo.

Senadora con licencia y con un caudal de ejemplos que dan fe de ese estilo nada convencional de hacer política en sus 24 años en la ruta política, Gálvez busca por todos los medios impactar en el ánimo d ellos electores y por eso su senda es distinta a la de la otra candidata y trata de imprimirle un sesgo diferente a lo acartonado de los discursos y las ofertas de siempre de los políticos.

Xóchitl juega y se divierte y, tal vez, sepa que no le alcanza con lo que enseña para ganar la Presidencia de la República, pero busca dejar su sello particular en los tres meses que dura la campaña presidencial formal.

La hidalguense fue catapultada a la candidatura presidencial por una serie de comentaristas que la publicitaban como una mujer de carácter festivo, sin miedo a nada y que ante la escasez de figuras políticas de la oposición podría ser una buena competidora.

Ella buscaba la nominación al gobierno de la CDMX, pero fue convencida que tirara más alto y después de llegar a la tocar la puerta de Palacio Nacional y le fue negado el acceso, la placearon como mujer valiente, echada para adelante y competidora ideal de una pasiva candidata del partido mayoritario.

Y es que mientras desde el poder se empujó la candidatura de Claudia Sheinbaum, una mujer inteligente, con perfil académico e investigadora, pero sin carisma electoral. Con una voz diminuta, pareja,totalmente plana y hasta con sonsonete falso y sin una sonrisa atractiva para un electorado que gusta que sus autoridades tengan un halo mágico, los opositores encontraron la idoneidad en Xóchitl, festiva, carismática, alejada de los estándares de la política, pero no captaron que ella carece de conocimientos en muchos terrenos.

Desconocedora de la geografía nacional, la senadora con licencia confunde ciudades, que, aunque ubicadas en el mismo estado no son a las que debiera hacer referencia.

Cayó hace poco en una situación en que confundió a Tampico con Ciudad Madero, ciudades que son hermanas, pero solamente en una de ellas se ubica la refinería. Ahora lo hace en Baja California, donde confunde, la capital Mexicali con Ensenada, donde se ubica la ruta del vino.

Para colmo, Xóchitl estigmatiza Tijuana, la ciudad con más cruces de frontera en el mundo, a la que califica de fea, aunque hace la aclaración que no es como Cancún, sitio de playa preferido por la hidalguense.

La calificación de Tijuana puede ser tomada como un acto sincero de Xóchitl, que muestra ser genuina y no andar mintiendo por el país, lo que podría serle conveniente en su trayecto electoral, aunque la expresión duela a los bajacalifornianos, sin que Xóchitl de explicaciones del porque se toma esas licencias o si lo hace por el hecho de mostrar que sigue siendo chistosa como en aquellos tiempos en que se disfrazó de dinosaurio para asistir al Senado o se encadenó a una escalera en la sede del Congreso, para evitar la aprobación de leyes por parte de la mayoría.

Sin grandes proyectos que ofrecer, queda claro que Xóchitl hace campaña para divertirse, sin importar si gana o no.

………………………………

Día aciago para los trabajadores petroleros el festejo de la Expropiación Petrolera, ya que la paraestatal vive sus peores momentos en su historia de 86 años. Abandonada a su suerte, la petrolera y su majestuoso edificio sufren un total deterioro, con dos de los cuatro edificios fuera de servicio por causa de la austeridad republicana, con una producción en lo más bajo y una nueva refinería que ha sido inaugurada, sin que se logre terminarla. Malos tiempos para PEMEX, con pérdidas ubicadas en los 800 mil millones de pesos en los pasados cinco años…El primer debate entre los candidatos al gobierno de CDMX fue como se esperaba entre los dos contrincantes, la del partido mayoritario y el del frente opositor, el tercero en el debate simplemente mostró que aspira a ser cómico y, tal vez, haría buena mancuerna con Xóchitl Gálvez.

Email: ramonzurita44@hotmail.com

Email: ramonzurita44@gmail.com

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here