Inicio País LEY DE SEGURIDAD INTERIOR JUDICIALIZA LAS LUCHAS SOCIALES: CIOAC-JDLD

LEY DE SEGURIDAD INTERIOR JUDICIALIZA LAS LUCHAS SOCIALES: CIOAC-JDLD

1417
0
Lolo López se pronuncia en contra del menoscabo a las libertades ciudadanas

*  El líder nacional de la central campesina, José Dolores López Barrios, exige  a los senadores someterla  a consulta social pues su contenido permitiría encarcelar a líderes sociales y atentar contra los derechos humanos de la población

 

Por La Redacción

Especial de Expediente Ultra

Luego de que en el Senado de la República se discute la Ley de Seguridad Interior, la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos “José Dolores López Domínguez” (CIOAC-JDLD) condena y rechaza esta ley por atentar contra el sentido de la Constitución y violar los Derechos Humanos,  ya que a toda luz, es evidente que el Estado busca judicializar las luchas sociales, anular la transparencia en las acciones de seguridad interior que aplique el gobierno, darle el mando pleno de estas acciones al Ejército y en algunos casos actuar con la fuerza militar, antes de realizar las declaratorias.

Al respecto, José Dolores López Barrios, dirigente nacional de la CIOAC-JDLD, detalló que esta ley justifica la presencia del Ejército en las calles, llevando a cabo funciones que deben realizar los cuerpos de seguridad policiaca, con la actuación de las autoridades judiciales civiles, no como ahora buscan imponer.

Recordó que en el artículo 5 de la Ley de Seguridad Nacional, ya se establece las “amenazas a la Seguridad Nacional”. La pregunta entonces es ¿Por qué y para qué se aprueba una ley para actuar contra las mismas amenazas que ya están contempladas en ella?

Existe el riesgo de criminalizar la protesta social, denuncia el líder agrario

El líder campesino, advirtió que con la Declaratoria de Protección a la Seguridad Interior se habilita a las Fuerzas Armadas para contener y reducir amenazas que ellos consideren atentan contra la paz interior.

Además se establece de manera legítima el uso de la fuerza, como la que utilizan las Fuerzas Armadas para controlar, repeler o neutralizar actos de resistencia -a criterio de la autoridad, de una o grupo de personas-, como lo es manifestarse afuera de una dependencia y no moverse del lugar; ya que el gobierno hará uso legítimo de la fuerza.

De igual manera, explicó que con base al artículo 11, el Presidente de la República podrá emitir la Declaratoria de Protección a la Seguridad Interior cuando las autoridades competentes no puedan controlar una manifestación social; ya que podrá recurrir de inmediato el ejército y será el mismo jefe del ejecutivo quien designará a un Comandante de las Fuerzas Armadas para dirigir y coordinar los grupos interinstitucionales que se formen con motivo de la Declaratoria.

Refirió que hace 50 años acusaban y encarcelaban a líderes sociales y sindicales por el delito de disolución social. Por lo que ahora “nos acusarán de amenazar la Seguridad Interior y el resultado será la cárcel para los líderes sociales como en el pasado”.

Resaltó que esta ley de Seguridad Interior es inconstitucional, ya que el artículo 129 de la Constitución Nacional indica que en tiempos de paz el “Ejército deberá estar encuartelado y no puede hacer labores de despliegue en el territorio y menos en seguridad pública”.

Lolo López, exhortó a las autoridades federales a decir entonces sí estamos en estado de Guerra. “Con esta ley no habrá transparencia, ni acceso a la información de los hechos derivados por la aplicación de la declaratoria que realice el Presidente. Sólo bastará emitir una Declaratoria de Protección de Seguridad Interior en todo el territorio nacional y nombrar como coordinador de todas las instituciones al Comandante Secretario de la Defensa o de la Marina para su aplicación”.

Acotó que con ella, las autoridades podrán investigar en nuestros bienes, telefonía, redes sociales; entre otras.

Por lo que “demandamos al Senado de la República convoque a reuniones abiertas con grupos y organizaciones sociales, con académicos e investigadores para discutir sobre esta minuta de los Diputados, al menos en los próximos 6 meses.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here