Inicio Columnas PINTADA DE AZUL, CAROLINA VIGGIANO ACUERDA CON LÍDERES DEL PAN Y MARGINA...

PINTADA DE AZUL, CAROLINA VIGGIANO ACUERDA CON LÍDERES DEL PAN Y MARGINA A LOS DEL PRI Y PRD

1022
0

*  Mientras en los medios nacionales el torpe “Alito” insiste en calificar de “entreguista” al Gobernador de Hidalgo, y especula que Julio Menchaca, pre candidato de Morena, fue impuesto por Fayad, la amarrada candidata de la alianza PAN, PRI y PRD, Carolina Viggiano, se reúne con dirigentes locales de Acción Nacional, enviando a segundo término a los líderes perredistas y tricolores, lo que ya anticipa una inminente ruptura en la unidad priísta, mostrando que a la diputada federal le importa un cacahuate el sentir de las bases

Por Antonio Ortigoza Vázquez / @ortigoza2010

Especial de Expediente Ultra

Con las pugnas políticas al rojo vivo en Hidalgo, «Alito» comienza a dar muestras de lo que popularmente se enjuicia: «de lo que adolece, reparte».

Ahora acusa al gobernador Omar Fayad de «entreguista» cuando él ha sido señalado como un dirigente que, no bien rindió protesta como tal y ya le señalaban los «pendientes» dejados en Campeche y la frase lapidaria de la nueva gobernadora de Morena: «se acabó la robadera».

En el colmo del absurdo, «Alito» acusó al gobernador priista de «imponer como candidato de Morena a Julio Menchaca», algo que sorprendería hasta el más imberbe en los pasillos de Palacio Nacional.

La política ha sido definida por tratadistas como el arte de negociar intereses encontrados, donde nadie gana ni pierde todo, y se llegan a soluciones que se aceptan como lo mejor dentro de lo posible, para evitar rupturas que suelen resultar muy costosas para uno y otro lado.

El presidente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas («Alito»), parece no entender esos, digamos principios, y da por hecho que «el albazo», la puñalada trapera, es muestra de gran habilidad y que además, puede mofarse públicamente de sus tropelías.

Primero arma una reunión de la que excluye al gobernador Omar Fayad, priista prominente, y a la directiva estatal, para sacar adelante un «plan ranchero» y por una, digamos, «vía oblicua» forzar la candidatura de su aliada Carolina Viggiano, cuya familia, hace muchos decenios, ha sido parte de un típico cacicazgo de horca y cuchillo.

Cuando surgen, lógicamente, desacuerdos y protestas por la turbia maniobra, «Alito» responde con insultos y calumnias.

¿MENCHACA IMPUESTO POR FAYAD?

El periodista Carlos Loret de Mola entrevistó para su programa radiofónico al dirigente nacional del tricolor, en relación con los pronunciamientos del gobernador Fayad Meneses, de que «Alito» no le toma las llamadas, y que con su conducta está provocando «una pugna de priistas contra priistas». Fayad señala que él es uno de los cuatro gobernadores que quedan en todo el país, y que con la conducta del líder nacional se pone en riesgo la elección de gobernador.

A eso, «Alito» replicó con señalamientos que se antojan algo delirantes. Le dijo a Loret que «a todo Hidalgo le queda claro que al candidato de Morena, el senador Julio Menchaca lo puso el gobernador Omar Fayad Meneses», algo muy extraño, dado que si algo le queda claro al país entero es de cómo el presidente Andrés Manuel López Obrador no deja pasar ni el aire cuando se trata de candidatos, sean a diputados estatales, alcaldes, diputados federales, miembros de la Suprema Corte y de cuanto instituto haya por ahí.

Puso como consejeros en la Comisión Nacional de Energía a personas que, como evidenciaron en comisiones de la Cámara de Diputados, no tenían idea de qué es un «certificado de energía limpia», ha colocado a guardaespaldas como directores de instituciones gubernamentales diversas y recién colocó como gobernadora del Banco de México a una funcionaria menor sin idea alguna de política monetaria.

Pero «Alito» insiste: «Fayad es un vocero de Morena». (¡!)

EL PRI, NINGUNEADO POR CAROLINA

Mientras tanto, en Hidalgo circuló por redes sociales una foto donde aparecen en un desayuno, Carolina Viggiano, la nueva lideresa del PAN en Hidalgo, Claudia Luna y el ex líder del azul, Asael Hernández Cerón.

Si se trataba de la triple alianza con PRI y PRD ¿por qué no estuvieron presentes los dirigentes de esos dos partidos.

El comité nacional propuso, como es ya muy sabido, que al PAN correspondería postular candidato para apoyarlo con los tres partidos. Pero con unos condicionantes curiosos: debía ser mujer y «externa». Y casi de inmediato, el prospecto tenía nombre y apellido: Carolina Viggiano Austria. Una priista que será «candidata externa» del PAN. Vaya pues.

¿Cómo será que los priistas (280 mil votos en la pasada elección) serán convencidos de votar por una candidata del PAN que no será del PAN, sino del PRI? ¿Cómo se convencerán los panistas a votar por una candidata que no será del PRI sino del PAN?

Pero que a los dirigentes del PRI en Hidalgo no los toman en cuenta para el arreglo. ¿Así es el plan de «Alito» para ganar en Hidalgo?

O tal vez, en realidad, a Moreno Cárdenas no le importa en absoluto cómo le vaya al PRI en Hidalgo, sino que Layda Sansores, en Campeche, no se meta mucho, o nada, en las cuentas que dejó «Alito».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here