Inicio Columnas RICARDO BAPTISTA, UN LÍDER SIN AUTORIDAD… Y SIN DIPUTADOS

RICARDO BAPTISTA, UN LÍDER SIN AUTORIDAD… Y SIN DIPUTADOS

817
0
Tal para cual

*  La discusión del Presupuesto de Egresos 2020 para el estado de Hidalgo, terminó exhibiendo la incapacidad política del alfíl de Sosa Castelán en el Congreso de Hidalgo, al terminar enfrentado con el Subsecretario, Ricardo Peralta y el senador, Julio Menchaca

Por Antonio Ortigoza Vázquez/@ortigoza2010

Ricardo Baptista confirmó la regla: quien siembra vientos, cosecha tempestades…

Con una menguada mayoría en el Congreso Local, el boquiflojo y bravucón líder morenista ha terminado enfrentado con todos y con las manos vacías.

Un cartucho quemado que de poco le sirve ya a su jefe político, Gerardo Sosa Castelán, luego de que en el estira y afloja en la aprobación del Presupuesto de Egresos 2020 de Hidalgo, acusó de injerencistas nada menos que al Subsecretario de Gobernación, Ricardo Peralta y al senador, Julio Menchaca, ambos destacados miembros de su partido y con indudable peso político en el ámbito nacional.

Tras subirse al ring con personajes de esta talla política, Baptista descendió del cuadrilátero como era de esperarse: vapuleado junto con otros incondicionales del Jefe Político del Grupo Universidad como es el caso de Rafael Garnica, quien fuera presidente de la Fundación Hidalguense de la UAEH. De Garnica se comenta, por cierto, que arrastra como letal lastre, algunos pecados con sus respectivas cuentas pendientes que saldar.

En el seno partidista de Morena, el enfrentamiento del “chivo en cristalería” con los citados políticos de primera nivel, insistimos, de su propio partido, terminará por afectar las aspiraciones políticas de Sosa Castelán, ya de sí mermadas por el asunto que pesa sobre el manejo de las cuentas de la Máxima Casa de Estudios del estado, y que no suelta el fiscal antilavado, Santiago Nieto.

Si las instrucciones de ir a contracorriente fueron del jefe de la Sosa Nostra, muestran que el capo de tutti capi de la UAEH, se encuentra en una posición de franco declive y, podría decirse, hasta desesperación, porque no haber sopesado que tal encargo le quedaba muy grande a las capacidades del IQ de su coordinador parlamentario, es un error que le costará caro.

Por el momento tanto el senador Menchaca como el Subsecretario, saben que Baptista es un coordinador que además de no contar con el apoyo de todos los diputados de su partido, es cuestionado en su endeble liderazgo por los partidos de oposición que a una voz terminaron por hacerlo a un lado en la aprobación del presupuesto hidalguense  del próximo año, estimado en  50 mil 242 millones 794 mil 196.90 pesos.

La presidenta de la Junta de Gobierno de la LXIV Legislatura de la entidad, María Luisa Pérez Perusquía, terminó por borrar del escenario legislativo a Baptista cuando tras la aprobación del presupuesto, expuso: “esta Soberanía, atendiendo a su libertad decisoria y sin presión alguna de factores externos o de grupo, realizó modificaciones y redistribuyó mil cien millones de pesos, que serán utilizados para combatir la pobreza, fortalecer los servicios educativos y de salud, apoyar el desarrollo del campo, impulso económico y turístico, entre otros”.

¿Baptista estará viviendo sus últimos momentos como líder de la bancada morenista? Es muy posible. Y ni qué decir, se lo ha ganado a pulso.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here