Inicio Columnas TURISTAS ACRIBILLADAS

TURISTAS ACRIBILLADAS

305
0

Por Samuel Cantón Zetina / @SamuelCanton

Indignan dos cosas de la reacción del gobernador Carlos Joaquín González frente a la ejecución de turistas en Tulum.

Para él, lo más importante fue aclarar que la alerta de viaje de Alemania contra la Riviera Maya no fue tal, sino “un comentario”.

“Me parece que no se ha dado esa alerta”, dijo, tratando de minimizar.

En más de 5 años, no ha sido capaz de dar respuesta a la violencia en Tulum, Cancún, Chetumal o Playa del Carmen.

La balacera en el bar “La Malquerida” de la “Mini Quinta Avenida” de Tulum, en que dos turistas -una germana, otra india- perdieron la vida en un presumible enfrentamiento de cárteles por el control de la plaza, no fue un hecho esporádico ni inusual en lugares concurridos por los paseantes.

¡Venir desde tan lejos para morir sin siquiera saber por qué!

Tres más: dos alemanes y un holandés resultaron heridos, así como un civil probablemente involucrado en la pugna de los grupos criminales.  

El gobernador no puede insistir en presentarlo como algo nuevo de lo que únicamente fue responsable el alcalde saliente.

A decir suyo, la tragedia del bar “resta méritos” a los avances en materia de seguridad.

Se ve en el baño de sangre que a diario vive Quintana Roo.

Marciano Dzul Caamal, el edil entrante, acababa de anunciar que no renovaría el Mando único con el gobierno del estado, porque “no da resultado”. 

Con todo y que según Joaquín González “no se había dado” la alerta, el periodista Víctor Flores reveló que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania -un día después del tiroteo- había dado a conocer el decreto de alerta de viajes en que advierte a sus ciudadanos para que tomen precauciones al venir al Caribe mexicano, concretamente Tulum y Playa del Carmen.

En su página web, el Ministerio expuso que “se han producido incidentes y ataques violentos y dramáticos en las últimas semanas, que también han afectado a viajeros alemanes, incluida una víctima mortal”.

Advierten de peligro en restaurantes, discotecas y clubes nocturnos; sugieren no dejar las instalaciones seguras de hoteles; utilizar únicamente compañías de taxis con base en el aeropuerto o recomendadas por los lugares de hospedaje, y que los coches de alquiler igualmente han sido robados allí en repetidas ocasiones, y a veces, “con el uso de armas de fuego”.

Alemania es uno de los principales emisores de turismo hacia la Riviera (su gente mantiene en los destinos estadías de más de una semana).

El portal REPORTUR.mx tituló la alerta que “no se ha dado”: Cancún: prestigio dañado al pedir Alemania “no salir de hoteles”.

Sin embargo, para el gobernador buscachambas -implora a la 4T lo pongan al frente de SECTUR-, lo de Berlín “fue un comentario”.

En abril, otra turista salvadoreña pereció igualmente víctima de la incontenible violencia local.

Tras el escándalo internacional, bajo intensa presión diplomática, las autoridades desplegaron operativos de vigilancia en Tulum con soldados, elementos de la Guardia Nacional y policías quintanarroenses.

Solo hasta entonces.

El segundo asunto que causa repudio en la reacción del sepulturero del Clan Joaquín fue la demagogia y palabrería que usó tras la captura de un presunto sicario agresor: mantendrá “el trabajo coordinado”.

¿Para los mismos resultados?

Tanto para el fiscal Oscar Montes de Oca, como para el titular estatal de Seguridad Pública, Lucio Hernández, varios cárteles del narcotráfico se disputan Quintana Roo.

En sintonía con el jefe, y aunque no da resultados -tiene poco tiempo-, Hernández dio la nota: “No nos ganarán la pelea; que me escuchen fuerte y claro estos señores…”

Para los “flashes” y la prensa en nómina, prometió que se procederá “con todo rigor” contra ellos.

A ver si como ladra, muerde.

Días antes, un ex presidente de la Asociación de Hoteles de Quintana Roo, Abelardo Vara Rivera, dijo que la inseguridad que está viviendo la entidad con secuestros y extorsiones no es controlada por las autoridades.

“Estamos peor que nunca”, opinó.

Coincidió el actor y aspirante a gobernador Roberto Palazuelos: “A raíz de esta administración (de Carlos Joaquín), que empezó hace 5 años y que está a punto de terminar, empezaron a pasar hechos delictivos. Antes había 5 u 8 homicidios al mes. Ahorita supera los 100…”

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here