Inicio País Atentados, suicidios y avionazos persiguen a gobernadores de Colima

Atentados, suicidios y avionazos persiguen a gobernadores de Colima

*Gobernador electo se suicidó o lo suicidaron poco antes de asumir cargo *Cavazos mandado a ejecutar por su sobrino, confeso, según la procuraduría *De todos modos, Juan te llamas; tres elecciones y el ganador termina ejecutado * Jorge Luis Preciado, del PAN, aún puede echar abajo su derrota por 500 voto

733
0

 

De las corresponsalías

COLIMA, Col., 12 de octubre de 2015 (agencia acento)  Atentados, suicidios y avionazos  sospechosos, han perseguido a gobernadores de Colima. Hoy tocó el turno a Fernando Moreno Peña, quien gobernó a esa entidad en 1997-2000; batallaba esta tarde por su vida, con seis impactos.

Este político priista sobrevivió a un atentado ocurrido esta mañana tras disparos casi a quemarropa: uno en la aorta, que compromete la irrigación sanguínea desde el corazón y lo reportan “estable aunque delicado”.
La serie de lo que parece una cadena de crímenes entre políticos sospechosos de cercanías con el narcotráfico, se inicia en 1973. Fue cuando  Antonio Barbosa Heldt, un maestro rural de toda la vida, llegado a Colima casi niño, en 1908, llegó a ser gobernador electo, bajo la bandera del dominante PRI.

¿Suicidio poco antes de asumir la gubernatura?

Semanas antes, el maestro fue encontrado muerto. Se ocultó la autopsia de ley. Y fue encontrado con el cuerpo, una carta dirigida a Mario Moya Palencia, Secretario de Gobernación en el sexenio de Luis Echeverría. Le decía que tomó esa determinación porque estaba muy enfermo de los riñones y no podría con el paquete de gobernador. Nadie en Colima creyó en el “suicidio”.

Tras una era de relativa paz llegó al gobierno priísta Fernando Moreno Peña, con quien se renueva una era de violencia armada por el narcotráfico y políticos involucrados, surgidos en elecciones sospechosas.

A Moreno Peña lo sucedería otro priista de fama extraña: Gustavo Vázquez  Montes.
La oposición denunció insistentemente que fue una elección en que supuestamente el gobernado saliente, Moreno Peña, metió “mano negra”.

Se anularon y repitieron los comicios. En los extraordinarios, volvió a ganar Vázquez Montes –quien había sido alcalde de Tecomán, líder estatal de su partido, diputado local- y volvió a ganar. Pero no pudo asumir el cargo; murió accidentalmente en un avionazo y se convocó a una tercera elección.

Cavazos, otra muerte misteriosa

Resultó triunfador Silverio Cavazos (abril de 2005) con 51 % de votos contra el 47.6 % del panista Leoncio Morán Sánchez.

Pero “casualmente” fue acribillado el 21 de noviembre en 2009. Dos sujetos le dispararon casi frente a su casa cuando paseaba a su perro y platicaba con un subalterno y amigo suyo y así vino la elección del actual mandatario de salida, Mario Anguiano.

Su mayor fama han sido excesos del poder e igual que sus antecesores, “meter mano negra” en elecciones, como las que hubo en junio reciente, para sucederlo.

Se repiten supuestas trampas. El candidato que aparentemente perdió esta vez, el senador Jorge Luis Preciado Rodríguez, encara una dura batalla legal para echar abajo el triunfo que se le adjudica al priista, José Ignacio Peralta. El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación tiene en estudio la resolución final, aunque el senador retomó su lugar en la Cámara Alta.

Colima, botín de gobernadores y narcos   

El atentado del ex gobernador Moreno Peña, se produce cuando  Colima tiene en el puerto del Pacífico mexicano, Manzanillo, un centro de trafico con metanfetaminas  a EU, Europa y Asia.

A este ex gobernador siempre se le señaló de ser cabeza de una mafia política desde finales del siglo pasado en que fue mandatario. Un sobrino suyo, Samuel Rodríguez Moreno, fue arrestado, señalado como coautor intelectual del homicidio de Silverio Cavazos. “Estorbaba” a la mafia, dijo la procuradora de entonces, Yolanda Verduzco.

Mario Anguiano, el gobernador saliente, con fama de haber saqueado a Colima; de ostentar una colección de propiedades inmuebles y aparece como amigo y parte de complicidades que le achacan con Moreno Peña, repitió frases de sus antecesores:

“No habrá impunidad”. Pidió y dijo recibir apoyo del gobierno federa. El gobernante por salir informó que Miguel Ángel Osorio Chong y el Almirante Vidal Flrancisco Soberón Sanz coadyuvarán en las investigaciones para el pronto esclarecimiento de los hechos.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here