Inicio Opinión El “platillo institucional” servido en Puerto Chico

El “platillo institucional” servido en Puerto Chico

1383
0
Compartir
Foto especial: debate.com

 *  “No hubo ni hay diferencias ni fricciones con Meade”, señaló un Osorio Chog, siempre ecuánime en su posición institucional que echó por tierra las especulaciones fraguadas por columnistas sobre su encuentro con el amarrado candidato presidencial del PRI

 

Por Antonio Ortigoza Vázquez

Especial de Expediente Ultra

Hace cosa de año y medio, la renuncia de Luis Videgaray Caso a la Secretaría de Hacienda como consecuencia directa del fenomenal escándalo por la visita del aún candidato presidencial de Estados Unidos, Donald Trump, que él promovió, había propiciado que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong se perfilara como seguro puntero en la carrera por la candidatura presidencial del PRI.

Invariablemente, Osorio aparecía en las encuestas entre militantes del tricolor, en un avanzado primer lugar en preferencias. Los priistas lo reconocían como uno de los suyos.

Pero el desenlace final en cuanto a la candidatura, decisión tomada por el presidente Peña Nieto, en su calidad de jefe nato del partido, algo recuerda –o mucho- las decisiones que en los últimos años han tomado, en ejercicio de un pragmatismo perfectamente explicable, los partidos de oposición, solos o en coalición.

Analizada la situación en un determinado proceso estatal, la oposición, en varias ocasiones concluía que con un candidato propio no tenían oportunidad y así, ofrecían (ofrecen) la candidatura a… un priista (Sinaloa, Quintana Roo, etcétera).

Y sucedió ahora en el PRI que  la candidatura recayó en un personaje muy prestigiado, con personalidad atrayente, pero que no es militante del PRI.

LA UNIDAD Y LA DISCIPLINA, SOBRE TODO

Hay muchas diferencias entre Manuel Camacho Solís (qepd) y Miguel Ángel Osorio Chong, aunque algunos comentaristas precipitados insisten en mencionar improbables coincidencias.

El entonces regente de la Ciudad de México hizo berrinche, alboroto y acusaciones vagas “al sistema” del cual él mismo era en esos precisos momentos un miembro muy distinguido, cuando el destape favoreció a Luis Donaldo Colosio.

Camacho y los camachistas dieron entonces por hecho que su prospecto “encabezaba la carrera por la presidencia”, pero era sólo su convicción, su dicho y los comentarios de columnistas debidamente remunerados.

Nunca pudieron exhibir una sola encuesta, porque las encuestas en esas fechas estaban, literalmente, prohibidas, al menos para ese uso, porque el presidente Salinas sí ordenaba encuestas para normar criterios y orientar decisiones. Pero sondear la opinión libre de priistas, o peor, el público en general… ¡Jamás!

UNA COMIDA EN PUERTO CHICO

Según el columnista Pablo Hiriart, Meade cerró todas las posibles fisuras en el PRI al reunirse para comer, en público, con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, en el restaurante preferido de “la clase política”, “Puerto Chico”, frente al Monumento a la Revolución.

Entrevistado por Joaquín López Dóriga en “Radio Fórmula”, Osorio Chong fue enfático en cuanto a la muy difundida comida con el virtual candidato priista:

“No hubo ni hay fricciones con Meade. Yo salí el mismo domingo 26 de noviembre en apoyo del secretario de Hacienda, cuando comuniqué a mi equipo que trabajaríamos por la unidad del partido en torno a una decisión en cuanto a la nominación. Y el lunes siguiente, de inmediato, con el cuidado necesario de lo que permite la ley, en tuiter manifesté mi adhesión a la postulación del partido a favor de José Antonio Meade”.

El responsable de la seguridad interior abundó: “El PRI tiene la unidad que no tienen los demás partidos; eso es lo que distingue al PRI de los otros: un sólido proyecto de nación”.

En cuanto a lo tratado en la comida en el restaurante, precisó: “No buscamos acuerdos, nada sobre algún puesto, de qué te ofrezco, que me das… nada de eso”.

“ESO FUE UNA BAJEZA”

En cuanto a una pregunta acerca de versiones periodísticas que surgieron de forma concomitante con la postulación del titular de Hacienda y con señalamientos acerca de su conducta como funcionario, Osorio comentó:

“Sí. Fue un obús periodístico… la víspera ¡y desde antes! Yo he enfrentado esos señalamientos, y no es la primera vez que sucede, que se difunden cuestiones con el narco,  y yo he sostenido y sostengo: que se elimine, en este caso, el secreto bancario, y que busquen, que pidan al banco que sea informes sobre mi situación financiera, patrimonial… eso fue una bajeza, que estuve involucrado en ciertos contratos… yo pedí a la PGR que investigue, porque no hay una sola prueba, yo habré de enfrentar eso como siempre lo he hecho”.

La charla con el periodista tuvo un momento de ligereza, cuando López Dóriga insistía en que hubo o no fricciones con Meade y añadió, con tono burlón: “¿Ni con el asunto ese del Pachuca y los Pumas?”

Y Osorio siguió la broma: “Bueno, eso será lo único imposible de conciliar, en cuanto al Pachuca y Pumas, pues ahí no, nunca habrá conciliación”.

Y prosiguió en cuanto a fijar su posición personal: “Si aparecí en primer lugar en las encuestas entre priistas, creo que fue por una actuación de responsabilidad oficial, en cuanto a mis funciones en Gobernación, por eso, seguramente”.

LA VIOLENCIA, QUE CADA QUIÉN CUMPLA SU RESPONSABILIDAD

López Dóriga tocó el sensible tema del incremento de la violencia y los muertos por el crimen organizado en los últimos meses, a lo que Osorio explicó:

“Los muertos… es un tema complicado. Me criticaron cuando reclamé que no haya reconocimiento de lo logrado en esa materia. Porque hemos estado buscando soluciones y una alternativa en el combate a la violencia de los grupos criminales. Sostengo que cada quién cumpla con su responsabilidad,  que se sancione a quien no cumpla con su responsabilidad específica, desde los ayuntamientos a los gobernadores. Hay dos mil municipios que no tienen un solo policía, eso no puede seguir así”.

Y para concluir el tema de la postulación del PRI, Osorio remarcó: “Que no quede duda: siempre he actuado en política como lo hago ahora… por supuesto que estaré sumado al proyecto que ahora encabeza José Antonio Meade”.