Inicio País Oaxaca, en disputa; sus “salvadores”, los candidatos, pasan del lodo al estiércol

Oaxaca, en disputa; sus “salvadores”, los candidatos, pasan del lodo al estiércol

634
0

 


*¿Debate? ¡No! Exhiben rally de latrocinios…Los de Carrasco, Ruiz, Murat y Cué
*Pasarela de cinismos. Quieren “salvar” al estado antes que lleguen los ladrones
*¿Propuestas de un plan de gobierno?…Todos se olvidaron que para eso debatieron

 

Debate en Oaxaca. Foto: Especial

De la corresponsalía
OAXACA, Oax., mayo 2016 (agencia acento) – ¿Debate? ¿Menú de propuestas? ¡No!. Oaxaca sólo se vio en el espejo de Texcatlipoca… y se horrorizó.

Pretensos “salvadores” tricolores, azules enlazados con negroamarillos, rojos, tricolores o “morenos”, ayer y hoy sus verdugos, ellos le juraron de rodillas que la quieren.
El “debate” para mostrar autenticidades se centró en una pasarela de atrocidades “del otro”, del enemigo a vencer.

Un “rally” farisaico pues  -“Dios mío, te agradezco que no me hayas hecho un ladrón, un cínico como aquél”, dice el pasaje bíblico- y salieron a relucir los latrocinios sin detenidos en los gobiernos de Diódoro Carrasco (1992-1998) José Murat (1998-2004), Ulises Ruiz (2004) y, el “colmo”, el del saliente, Gabino Cue (2010-2016).

Oaxaca bien vale un show

En pos del voto, la guerra en que se han desenvuelto las campañas, se trasladó del lodo al estiércol.

Los candidatos a la gubernatura van desde el aparente favorito,  Alejandro Ismael Murat Hinojosa (PRI-PVEM-Panal) a José Antonio Estefan Garfias (en la Alianza
PAN-PRD); Salomón Jara Cruz, de Morena, el partido de Andrés Manuel López Obrador –“nosotros no mentimos ni traicionamos al pueblo”- y el ex perredista (días antes) Benjamín Robles Montoya, del Partido del Trabajo.

Alejandro Murat (cuya alianza encabeza el PRI) desechó acusaciones contra José Murat quien gobernó de 1998 a 2004) y aclaró que “la autopista del Istmo, la que sí se construyó en esa administración, se logró a pesar de una huelga de hambre… (Fue cuando) hubo liderazgo, cuando hubo firmeza y cuando hubo pantalones que es lo que le faltó a esta administración” (de Gabino Cué, el gobernante de salida).

Prometió una fiscalía anticorrupción. Ofreció rescatar de la violencia callejera a Juchitlán y Pinotepa Nacional, entre otras medidas, con cámaras  en todas las ciudades con altos índices de inseguridad y el mando único en policías, “respetando usos y costumbres”.

Cue, “criminal”

En tanto el abanderado del PT, Robles, calificó de “criminal” al gobernador, Gabino Cué. Lo acusó del saqueo de 10 mil millones de pesos. Se explicó: “Hace 6 años pensamos que los Ulises Ruiz, los Murat y muchos como ellos, por fin, irían a la cárcel; pensamos que había justica, sucedió todo lo contrario, ahora tenemos un criminal más; Gabino Cué”.

¿Y las propuestas de gobierno?

El “debate” no se tradujo en propuestas de gobierno para darle a electores a escoger.
Por ejemplo, la apuesta de Andrés Manuel López Obrador, el candidato de Morena, Salomón Jara Cruz, se sumó a críticas contra el ex José Murat y recordó sus propiedades millonarias en EU. Y, de paso, lo acusó de “la masacre de Agua Fría”.

El aliancista (PRD-PAN) José Antonio Estefan Garfias, reprendió al petista. Le dijo que “para tener la lengua larga, hay que tener la cara limpia”. Advirtió, micrófono en mano, que él sí tiene, más que palabras, documentos. Estos prueban que el petista tiene depósitos millonarios de dólares en EU.

El morenista dijo que el gobierno federal “reprimió” a maestros de la sección  22. Estos que ahora insiste en sumar a sus filas AMLO. No explicó que a partir de esa “represión”, que fue rescatar a cientos de miles de estudiantes sin clases por décadas de “luchas” sindicales con usos de violencia.

“Represión”, a la CNTE, tema de campaña

La “represión” –el arresto de un pequeño grupo- permitió abortar sabotajes a las elecciones. “Casualmente” Morena no logró uno solo de los once distritos en disputa ese 2015 de elecciones.

El candidato aliancista José Antonio Estefan Garfias, fue señalado como colaborador en los gobiernos que hundieron a Oaxaca con Diódoro Carrasco y Ulises Ruiz, en abusos de poder y del dinero en miles de millones de pesos.

Así, los aspirantes a “rescatar” a Oaxaca, lanzaron sus mejores misiles contra los corruptos (de enfrente, obvio) y olvidaron sus propias culpas en mantener a esta entidad entre las tres más pobres, analfabetas y marginadas del país.

A casi un año de que la violencia de la CNTE llegó al clímax y fue aplacada, sin armas de fuego, Oaxaca enfila a suceder a uno de los peores gobiernos de su historia, el de Gabino Cue.

Extrañamente, ninguno de los candidatos ha pedido juicio político contra Gabino Cué, que busca evitar acciones penales en su contra, al dejar el cargo, a partir de las elecciones que este año deciden quien le sucederá.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here