Inicio Exclusivas ASPIRO A SER VÍNCULO SOCIAL CON LOS JÓVENES: EDUARDO BAÑOS

ASPIRO A SER VÍNCULO SOCIAL CON LOS JÓVENES: EDUARDO BAÑOS

1105
0

* La educación, motor decisivo del cambio

Por Antonio Ortigoza Vázquez

Una vez cerrada la campaña electoral, Eduardo Baños, candidato suplente para diputado federal por “Va por México», con cabecera en Tepeapulco, muestra confianza y entusiasmo por el trabajo realizado, junto con el compañero de fórmula Héctor Meneses: «Tuvimos una excelente respuesta de la gente; el cierre fue una explosión de alegría y confianza en el triunfo. Mi función será la gestión social».

A la pregunta de qué se debe hacer para reactivar la economía, señaló que «lo primero es la seguridad, porque en este clima terrible que vivimos no es difícil, sino casi imposible que prosperen los negocios, como es evidente. Proveer a la población de una vida con un mínimo de seguridad y en consecuencia, impulsar el desarrollo económico».

El problema de fondo, plantea, «es que por medio de la educación se deben modificar ciertas conductas sociales. Se piensa que el clima de violencia, de crímenes brutales, es la normalidad. Pero eso no puede ser, no se puede aceptar como normal que se asesinen mujeres, a candidatas que habían prendido esperanzas en sus respectivos electorados. En este año electoral se rompieron marcas en violencia política, y lo peor, que se mire todo esto desde las alturas del poder con un gesto de anomia, de indolencia hacia el dolor ajeno.

Pero no, los muertos duelen, las víctimas de la tragedia de la línea 12 duelen, pese a que se las desprecie con una expresión procaz».

«En otro aspecto básico, la educación de calidad como la palanca para la superación de las nuevas generaciones. Es el motor decisivo de cambio. Es un área en la que trabajo hace ya unos años».

En cuanto a lo que sucede en estos momentos, señala: «Tenemos un gobierno que compra refinerías, y lo peor, acompañada de una deuda enorme, pero no llegamos ni al 30 por ciento de la población vacunada; no hay para medicamentos desde que el gobierno decidió, en sus primeros días, recortar brutalmente el presupuesto para el sector salud, y ahora la población paga las consecuencias».

Reflexiona: «Un pueblo sin salud difícilmente podrá ser productivo, y parece que ese es el proyecto de la 4T, pero no podemos permitir que se llegue a ese extremo: por eso vamos a dar la pelea en el Congreso».

PUBLICIDAD

«Se trata -abunda en el tema- de esfuerzos bien coordinados, para que no haya desperdicio de recursos. Creo que se olvida algo muy importante: la ineficiencia es la peor forma de corrupción, y de eso, en estos momentos, tenemos ejemplos muy crudos».

Para Eduardo Baños es imprescindible trabajar para que antes de fin de año toda la población esté vacunada, y en ese tenor debe rectificarse el rumbo para evitar ineficiencia y desperdicio, como se ha visto, lamentablemente, sostiene.

En cuanto a los municipios que conforman su distrito, hace notar que «no hemos tenido un plan federal de apoyo, para poder así lograr beneficios. Tenemos que pelear por los recursos, para eso pedimos el voto, porque a estas alturas de que concluyen su periodo, no hemos tenido oportunidad de ver a los diputados locales, y federales, hacer algo positivo».

Hace memoria sobre lo que fue el Fondo Metropolitano, lo que funcionó y que fue dejado de lado, con funestas consecuencias para las comunidades.

– ¿La clase política ha perdido credibilidad? – preguntamos.

«Bueno, veamos el asunto de frente: la gente, en realidad, no tiene idea clara de qué es y qué hace un diputado, porque se cerraron las puertas a quienes debían representar. Eso no puede seguir así: vamos a ser diputados con las puertas abiertas. En ese orden de ideas, el PRI es un partido que se está renovando, y yo como joven tengo encima esa responsabilidad, porque, en realidad ¿cuándo se le daban oportunidades a un joven de 26 años? Yo estaré trabajando desde mi trinchera, porque aportaré esfuerzo, entusiasmo y un responsable optimismo».

Subraya: «Mis padres me enseñaron el trabajo duro, consistente. Esa es mi sencilla fórmula».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here