Inicio Columnas COTERO ES DENUNCIADO ANTE EL TFCA POR VENTA DE TOMAS DE NOTA...

COTERO ES DENUNCIADO ANTE EL TFCA POR VENTA DE TOMAS DE NOTA Y SE HUNDE CON CARREÓN, SU “HAMPONAZO”

10571
0
Carreón y Cotero, las bases ya no les compra sus mentiras y antidemocracia

Tiempo de lectura aprox: 6 minutos, 54 segundos

*  El dirigente nacional de SIMESA y su líder sin Toma de Nota en la CDMX, Héctor Carreón, se desmoronan ante el cúmulo de pruebas en su contra como la denuncia por el cobro de trámites en el TFCA, que acaba de hacer el dirigente en Michoacán, José Edgar Vidales, con pruebas contundentes que deben ser investigadas por los magistrados del Tribunal para deslindar responsabilidades; el ex líder de la 12 del SUTGCDMX, además de evadir su responsabilidad laboral como chofer de ambulancia en el Hospital, Rubén Leñero, ha tratado en vano de sorprender a funcionarios de la Dirección de Personal, exigiendo que le entreguen más de 40 comisiones sindicales, sin tener representación alguna como  supuesto líder de SIMESA en la CDMX

Por Giuseppe Gatopardo

Especial para Cananea TV

Héctor Carreón Garcés y Ricardo Cruz Cotero, encarnan como anillo al dedo, el significado de la famosa expresión: Amenazas públicas. Pero como reza la máxima: “no hay líder corrupto que dure cien años, ni bases que lo aguanten”, el círculo vicioso de mentiras y atentados a la democracia interna del SIMESA, se está cerrando para este par de sujetos, indicándoles la ruta de salida hacia el basurero de su fugaz historia sindical.

Este dúo de consumados mitómanos narcisistas, han perdido total credibilidad hacia sus contados agremiados; el primero, no ha podido siquiera conseguir las comisiones sindicales a los pocos incondicionales que le quedan como reminiscencia de su liderazgo al frente de la Sección 12 del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la CDMX (SUTGCDM), pues en vano a tratado de sorprender a los funcionarios de la Dirección de Administración de Personal con el cuento de que tiene toma de nota expedida por el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje (TFCA).

El líder de SIMESA en Michoacán con el apoyo de sus bases

Al “batmancito” de chisguete ya nadie le compra su versión de contar con miles de seguidores, y los actuales funcionarios del gobierno capitalino lo conocen hasta en la sopa por sus corruptelas, venta de plazas y comisiones con las que se hizo millonario en el sexenio de Miguel Ángel Mancera. Muchas de estos delitos aún esperan justicia en la Fiscalía capitalina.

A este espacio llegaron versiones que hace unas semanas un personero del corrupto y fanfarrón ex dirigente —que por cierto se presenta un día sí y un día no, dizque a trabajar como chofer de ambulancia en el Hospital Rubén Leñero–, pidió hablar con un funcionario de Personal, exigiendo la entrega de más de 40 comisiones, para sus allegados, entre estos y en primera fila, su esposa y su hija.

Por supuesto que se le pidió a su mensajero explicar la razón del por qué debería darse este beneficio sindical contemplado en las Condiciones General de Trabajo para las dirigencias legalmente reconocidas por las autoridades con su toma de nota correspondiente. Carreón Garcés pensó que por el solo hecho de que su amigo Pedro Haces lo ha recomendado y ha tratado de interceder con algunos funcionarios a su favor, sería suficiente para tomarle el pelo a los servidores públicos, quienes para ahorrarse polémicas, expidieron un documento demoledor el pasado 20 de febrero, echando abajo las falsas expectativas a sus cada vez más escasos seguidores, y a algunos trabajadores a los que busca engañar, abusando de su buena fe.

CERO COMISIONES AL DIRIGENTE DE CHOCOLATE, CARREÓN GARCÉS

Sergio Antonio López Montecino, titular de Administración de Personal y Desarrollo Administrativo, envío un oficio a la Directora General de Administración y Finanzas de la Secretaría de Salud del gobierno capitalino, Emma Luz López Juárez, notificándole que la Dirección a su cargo: “no tiene conocimiento formal de la Toma de Nota, ni demás actuaciones suscitadas ante el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje respecto a ese sindicato” (SIMESA).

A Héctor Carreón lo quedó de otra que sacar un libelo para tratar de lavarse la cara del tremendo chasco diciendo que en relación a su toma de nota, “estamos inmersos en el proceso para obtenerla”. Y tratando de reponerse de la circular de López Montecino, expuso en su comunicado: “Recordamos que el Lic. Sergio Montesinos (sic), a pesar de desconocer nuestra opción sindical, previamente recibió documentos básicos para el registro sindical”.

El asunto es que además de cambiarle nombre y apellidos al funcionario, el ex líder nuevamente engaña a la gente pues en el caso de que haya presentado lo que dice son sus documentos básicos, esto no es ninguna prueba de que el tribunal le reconozca personalidad alguna. Sencillamente Carreón NO TIENE TOMA DE NOTA que lo legitime como dirigente del Sindicato Mexicano de Salud en la CDMX.

Inobjetables pruebas de la venta de tomas de nota de Cruz Cotero

Pero hablando de tomas de nota, si para el Carreón el tema es complicado, para su dirigente nacional, Ricardo Cruz Cotero, las cosas en tal sentido se le enredan cada vez más pues a pesar de decir una y otra vez en las redes que en SIMESA no se venden tomas de nota, ayer 28 de febrero, el dirigente de este sindicato en el Estado de Michoacán, y de los contados que sí tienen toma de nota, presentó una demanda ante el TFCA, pidiendo que investigue el por qué Cotero, sí pide dinero para tramitar tales documentos cuando por ley deben ser gratuitos.

Además, el químico José Edgar Vidales Becerril, le exige vaya a su estado a dar la cara a las bases, y cumpla con la transparencia que se establece en la nueva Reforma Labora, informando en que se ha gastado el 60 por ciento que les ha tumbado de sus cuotas sindicales, de una manera indebida y no contemplada en su estatuto.

VIDALES DENUNCIA A COTERO ANTE EL TFCA POR COBRO DE TOMAS DE NOTA

Al escrito, el líder michoacano anexo nueve hojas con las firmas de sus agremiados quienes le otorgaron su apoyo a través de su voto libre, directo y secreto, así como el contrato con BanBajío, institución bancaria donde Cruz Cotero estableció el manejo de los fondos sindicales con la salvedad, como denunció en un programa de televisión por internet, Vidales Becerril, de que el único autorizado para su manejo, además de Cotero, es un sujeto de nombre Mario Ignacio Munguía Cambrán, que al igual que otros ahora integrantes del Comité Nacional de SIMESA, ni siquiera son trabajadores del sistema de salud.

José Edgar Vidales, según explicó en la charla periodística de conocido canal laboral, fue notificado de su remoción en diciembre pasado, por el solo hecho de haber exigido la entrega de cuentas a Cotero, lo que provocó el enojo del autoritario y trastornado líder que quita y pone dirigencia a su antojo, como si las leyes laborales pudieran torcerse a sus caprichos e intereses.

En la Ciudad de México, por ejemplo, en solo un año, de noviembre del 2022 a noviembre del 2023, puso a tres dirigencias diferentes. Primero a Cristina Ramírez, a finales del 2022; a mediados del 2023, la desplazó para imponer a Guillermina Murillo y colocar al tristemente célebre, Héctor Carreón Garcés. Cotero no tuvo empacho en comentar en un podcast difundido en su círculo cercano que Murillo había aceptado de buena gana ser relevada por los escasos resultados ofrecidos, lo cual fue desmentido por la fugaz líder de SIMESA en la CDMX, en una entrevista periodística.

Al igual que a Vidales, a Cristina Ramírez Cotero la destituyó también el hecho de exigirle transparencia y libertad sindicales para ejercer sus funciones de representación. En ambos casos nunca medió un procedimiento estatutario ante la Comisión de Honor y Justicia. A los ojos de Cotero, ambos se convirtieron en traidores a la causa por no doblegarse a sus dictados personales. Y en ambos casos, lo que menos le importó al regordete de la bata blanca, fue pedir su opinión a las bases.

¿Y para qué? Si al igual que su hamponazo Carreón –como el mismo lo bautizó en el ya popular audio–, a Cotero le tiene sin cuidado lo que digan las bases. Solo sus chicharrones truenan.

ILEGAL DESTITUCIÓN Y VIOLENCIA DE GÉNERO A LÍDER DE SINALOA

Hace también dos días, otra líder con toma de nota en Sinaloa, Miriam Ramírez Rivera, fue desconocida por Ricardo Cruz Cotero, acusada de filtrar información y “aliarse con rufianes y estafadores”. En su miopía sindical y política, y en términos médicos, Cotero no dimensiona que la democracia interna no puede ser acuchillada sin anestesia general, ni tomar los asuntos gremiales como excusa para hacer negocios.

Además del burdo e ilegal desplazamiento, el líder se está metiendo en los peligrosos terrenos de ejercer violencia política en razón de género contra Miriam Ramírez, legalmente votada por sus compañeros como su dirigente. Pero parece que en cuestiones de género, Cotero desconoce reglas elementales del respeto a las mujeres y se comenta que en redes circulan algunos videos donde incluso ejerce violencia doméstica contra su propia esposa.

Seguramente los magistrados del TFCA que valorarán la denuncia de Vidales Becerril, tendrán que tomar muy en cuenta las pruebas aportadas por el líder apoyado y reconocido por sus bases. Una de las cuales se antoja imposible de ser rebatida por Cotero. Y cuyos contenidos publicamos en esta ESQUINA DEL MOVIMIENTO.

MAGISTRADOS DEBEN INVESTIGAR ANTE EL CÚMULO DE PRUEBAS

En una de las capturas de pantalla de WhatsApp, Cotero le escribe a Vidales: “ Listoooooo¡¡ Ya estás¡¡ Vas a ser secretario general¡¡ Quiere ella 100,000 para ayudarnos en todo el trámite del comité…”

El líder de Michoacán, le responde: “Cuando se ocupa el recurso”.

Responde Cotero: “Yo creo que el viernes es buen día para dejárselo. O lunes…”

“Entendido”, asiente Vidales y el líder de SIMESA, agrega: “Por qué ella será la que te ayude en todo…”

Cotero le anexa la ubicación por Google de las oficinas del TFCA. Extraoficialmente, tenemos entendido que la persona a que se referían como “gestora” en el Tribunal, bien podría ser Lizbeth Jasso Coss, quien era Secretaría General del Organismo y cercana al actual presidente y fallido candidato de Morena a Chiapas, Plácido Morales.

Plácido Morales debe llamar a cuentas al líder del Sindicato Mexicano de Salud

Con el balón en su cancha, los magistrados tienen en sus manos un asunto sumamente delicado porque si Cotero se valió de una “gestora” para obtener sus tomas de nota a cambio de dinero, quiere decir que el Presidente del Tribunal consintió esta corrupción o, en el menor de los casos, le han estado tomando el pelo sus funcionarios pues a final de cuentas, es él quien firma los documentos del TFCA. Aunque también podría ser negoció personal del ventajoso y obeso líder.

La investigación debe llegar al fondo del asunto porque de otra manera se pondría entredicho la nueva justicia y transparencia de la Reforma Laboral de la 4T. Además, Cotero debe explicar en el órgano de justicia, el por qué destituye sin respeto a sus estatutos y a las leyes laborales, a todo aquel dirigente que sencillamente no le jura lealtad.

También en su momento, la que fuera líder de SIMESA en la CDMX, Cristina Ramírez, denunció públicamente la petición de un millón de pesos para que se le expidiera su toma de nota. Y al menos en el caso de SIMESA, más que chismes de “traidores” como justifica Cotero las ilegales remociones de sus críticos, parece que cuando el río suena…

Y el calificativo de rufianes y estafadores, encaja mejor entre su actual círculo cercano, que al igual que su líder nacional, lejos de rendir cuentas a sus agremiados, promueven mensajes de voz pidiendo no contestar las denuncias en su contra y pedir que las bases repitan que son leales y están con Cotero hasta la ignominia, como difunde el líder del Estado de México, Oscar Rivas Maldonado.

¡Vaya forma de construir un “nuevo sindicalismo” de Cotero, Carreón y demás personeros que les acompañan¡ Patéticos estos merolicos de plaza que siguen esparciendo la versión de que son los únicos que pactarán con el IMSS-Bienestar cuando en los Hospitales de la CDMX, no tienen un solo agremiado, como se los han puesto por escrito las autoridades capitalinas.

Por hoy aquí la dejamos. Nos leemos en nuestra próxima ESQUINA DEL MOVIMIENTO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here