Inicio Exclusivas ENFRENTAMIENTO ENTRE PACO Y ASAEL AMENAZA ROMPER ALIANZA PRI-PAN

ENFRENTAMIENTO ENTRE PACO Y ASAEL AMENAZA ROMPER ALIANZA PRI-PAN

14277
0

Tiempo de lectura aprox: 2 minutos, 42 segundos

*  El ex dirigente del PAN en Hidalgo, fue señalado por el ex gobernador Francisco Olvera de poner en riesgo la coalición opositora tras acusar al líder estatal del PRI de romper acuerdos en la integración de planilla a la alcaldía de Pachuca, al “agandallarse” posiciones de más; Olvera Ruiz amenazó de que cada quien juegue con sus canicas en tierra, y hasta amenazó con romper la alianza electoral pactada

Por Antonio Ortigoza Vázquez / @ortigoza2010

Apenas iniciaron las campañas de los candidatos de la alianza pactada entre el PRI y el PAN y ya asoma por su sombrío horizonte un pleito de bandidos que además de enviar pésimas señales al electorado, anuncia una mayúscula derrota porque antes que los intereses de la sociedad, están los de un reducido grupo de políticos ambiciosos que solo van a la suyo.

Esta tragicomedia del prianismo hidalguense, inició su primer capítulo cuando el ex dirigente de Acción Nacional, Asael Hernández Cerón, abrió fuego contra el presidente estatal del PRI, Marco Antonio Mendoza, a quien acusó de “agandallarse” posiciones no pactadas en la planilla del priísta Benjamín Rico, a la alcaldía de Pachuca.

La segunda parte de la trama siguió cuando el ex gobernador Francisco Olvera descalificó los comentarios de Hernández Cerón al no tener ninguna representación partidista ni sustantiva en el ayuntamiento pachuqueño. Y se fue hasta el municipio conurbado de Mineral de la Reforma, acusando sin mencionar por su nombre a Asael, de que otra persona, otra ala que ha sido beneficiada con obras, hizo acuerdo al margen de la líder estatal del blanquiazul, Claudia Lilia Luna Islas, para enviar a dos personas de la Presidencia Municipal a las candidaturas.

Acusó al PAN de tener dos caras: una, la que le da a los priístas; y otra, con la que “pacta con nuestros enemigos pues no hay ética”. Indudable que Paco Olvera se refería a la inclusión en las listas de Acción Nacional a diputados locales, del ex secretario particular del alcalde con licencia, Israel Félix, Guillermo Sanjuanero, personaje que buscó ser candidato por Morena y otros partidos más, sin éxito, lo mismo que su jefe que se quedó con las ganas de ir al Senado.

Por supuesto que Olvera tiene justificadas razones para acusar de traidor a Israel Félix, pues no debemos olvidar que éste fue Secretario Particular del ex gobernador Omar Fayad, con quien Olvera Ruiz no quedó en muy buenos términos.

El ex mandatario que está involucrado en un fraude al ISSSTE por cinco mil millones de pesos, también debe pelear con uñas y dientes las posiciones en la Planilla de Benjamín Rico a la presidencia municipal de la Bella Airosa, pues en ella va como regidor un tal Carlos García, hijo de quien también se llama Carlos García, y ha sido Presidente del Patronato Universitario de la UAEH y es gente allegada al capo, Gerardo Sosa Castelán. Este último, considerado el protector político de Olvera cuando fue el jefe de los porros de la Máxima Casa de Estudios de la entidad, y al que debe tanto.

En la conferencia de prensa donde Francisco Olvera hizo las veces de dirigente estatal de su partido, se le lanzó a la yugular a Asael cuando comentó: “si el señor del PAN que ha declarado que lo pretendimos agandallar, bueno pues que no se sienta agandallado, simplemente rompemos la coalición y cada quién que juegue sus canicas en tierra, y que a cada quien le vaya según la voluntad del electorado”.

Aunque Benjamín Rico devolvió las posiciones que inicialmente se pactaron en su planilla con Acción Nacional, su operación cicatriz no ayudó en mucho a sanar las profundas heridas dejadas por el cruento enfrentamiento público, porque medios todavía afines a los intereses del PRI, han cuestionado severamente la candidatura de Asael Hernández Cerón, como diputado plurinominal por la acción afirmativa indígena, con el pequeño inconveniente de no serlo.

Al ex dirigente panista en el Estado, no le quedó de otra más que tratar de justificarse en el sentido de que México tiene un legado de pueblos originarios y que, aunque el no sea indígena, “siente esa conexión en sus raíces”. Como diría el mimo Cantinflas, ahí el está el detalle, porque Asael debió obtener el respaldo, al menos, de una comunidad indígena, en este caso del municipio de Nicolás Flores, al que apenas y conocía, pues el es de Tezontepec de Aldana, de donde fue alcalde ejerciendo un pésimo gobierno y dejando infinidad de obras sin concluir.

El brutal golpeteo parece que terminará de dar la puntilla a los desfondados partidos en alianza, porque lejos de lavar la ropa sucia en casa han decido tender sus percudidos trapos a la vista de todos. Y sin el menor recato, ventilan lo que más que alianza parece ser un pleito de bandidos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here