Inicio Exclusivas FRAUDE AL ISSSTE: INSUSTANCIAL DEFENSA DE PRIÍSTAS AL YA AUSENTE PACO OLVERA

FRAUDE AL ISSSTE: INSUSTANCIAL DEFENSA DE PRIÍSTAS AL YA AUSENTE PACO OLVERA

16716
0

Tiempo de lectura aprox: 5 minutos, 3 segundos

*  El dirigente estatal del PRI, Marco Antonio Mendoza y sus correligionarios, salieron a defender al ex gobernador y candidato al VI Distrito Federal de Pachuca, Francisco Olvera, en su conferencia de prensa, insistiendo con el argumento de que el faltante de cinco mil millones de pesos no entregados durante su gobierno al ISSSTE, no es asunto de distracción de recursos ni corrupción, el líder tricolor, le aseguró a los medios que en su momento, Paquito saldrá a demostrar con  pruebas contundentes, su inocencia. Los más de 80 mil maestros a los que el ex gobernador les descontó vía nómina sus cuotas no reportadas al instituto, esperan que el aspirante a San Lázaro explique y entregue la millonaria cantidad que les defraudó

Por Antonio Ortigoza Vázquez / @ortigoza2010

Tras su pírrica autodefensa, no se necesita confirmar notarialmente lo archisabido: Paco Olvera es uno de esos “cadáveres” políticos que por alguna ficción partidista no han recibido institucional sepultura.

En la conferencia de prensa del agónico PRI, el pasado 12 de febrero, el ex gobernador volvió a declararse inocente de toda responsabilidad en las acusaciones de complicidad lanzadas desde el penal de Pachuca por su ex amigo y ex socio, Pablo Pérez Martínez y, de paso, se deslindó de los más de cinco mil millones de pesos adeudados al ISSSTE durante cuatro años de su gobierno, argumentando que el pago de su gobierno fue de 600 millones de pesos, con lo cual quedó subsanado el asunto.

Es más: dijo tener la frente en alto y las manos limpias para pedir el voto a los electores del Distrito VI de Pachuca, y acceder con ello al fuero como diputado federal, en San Lázaro.

Con antelación, Olvera declaró en una entrevista radiofónica otra versión muy distinta, al señalar que durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, le habían descontado “a lo chino” vía la federación, en específico a través del Sistema de Administración Tributaria (SAT), esos 600 millones de pesos de las partidas presupuestas asignadas a su administración.

Según sus palabras, esos 600 millones no se vieron reflejados en los adeudos de su gobierno con el Instituto encargado de brindar pensiones y seguridad social a miles de trabajadores burocráticos, sobre todo a maestros del Estado, porque los mismos se transfirieron para cubrir adeudos de la administración que le antecedió, es decir, que le aventó la papa caliente de la deuda a su compadre, Miguel Ángel Osorio Chong.

Parafraseando al “Borolas” Calderón: “Haiga sido como haiga sido”, Olvera miente en todos los sentidos. Y le argumentamos por qué:

Primero punto, en el supuesto caso de que se le hubiera requerido en su gobierno el pago de 600 millones de pesos al ISSSTE, ¿por qué no aclaró públicamente en su momento que tales incumplimientos no correspondían a su administración y exigió aclarar las cuentas pendientes con este organismo?

Segundo: De acuerdo a la información publicada el 31 de diciembre del 2023 por la Dirección de Incorporación, Recaudación e Inversiones del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), el gobierno de Hidalgo aparece con adeudos a los conceptos de Cuotas de los trabajadores y Aportaciones a los Seguros de Cesantía en Edad Avanzada y Vejez, en los años 2011, 2012, 2013 y 2014, por un total de cinco mil 117 millones 506 mil 922 pesos con 91 centavos.

En este espacio, Expediente Ultra exhibió las pruebas del organismo que, como señaló hace unos días el gobernador, Julio Menchaca, está requiriendo vía la federación el pago de la millonaria cuenta pendiente, no saldada en la gestión de Francisco Olvera Ruiz.

Con un exacerbado cinismo, el ex mandatario hidalguense dijo el pasado día 12, en la conferencia del deslavado tricolor, que se enteró del asunto en su contra por ciertas notas periodísticas y “algún comentario en redes”. Según “Paquito”, su abogado ya ha solicitado informes sobre una supuesta investigación en su contra a la Fiscalía Anticorrupción, pero no ha obtenido respuesta.

Si el aspirante a diputado federal realmente quisiera poner el asunto en claro ante la opinión pública de Hidalgo y sobre todo, a los más de 80 mil maestros –activos y jubilados– a los que su gobierno les birló su dinero, por descuentos vía nómina, bastaría con que se remitiera al informe citado por este medio y expedido por la referida Dirección del ISSSTE.

En todo caso, si realmente desea fundamentar su frente el alto y sus manos limpias, debería acudir con el Doctor Pedro Zenteno, Director General del ISSSTE, a demostrarle que su gobierno sí pagó los más de cinco mil millones de pesos que sencillamente no aparecen reportados a esta institución.

¿Por qué no lo hace y prefiere echar mano a toda suerte de galimatías para salirse por la puerta trasera?

Y, ojo, el ex gobernador terminó contradiciéndose a sí mismo, cuando sacó en la referida conferencia del pasado día 12, parte de la iniciativa enviada por el presidente AMLO, en el tema de las pensiones que, en el caso del ISSSTE, podría valorarse el cancelar adeudos pendientes. El pillo caradura dijo en tono de franca ironía que esto cancelaba cualquier acción en su contra. O sea que Olvera reconoce su culpa pero agradece que de aprobarse la propuesta, ésta le salvaría el pellejo.

El asunto es que la iniciativa en cuestión tiene diversas aristas y condiciones para que tal premisa se aplique, porque en su caso, no haber pagado ¡por cuatro años¡ no puede justificarse como descuido o falta de recursos, sino como una perversa intención fraguada en el más alto nivel de su gobierno, para robarle su dinero a más de 80 mil maestros, a los que Paco ya no digamos les debe una explicación, sino una disculpa pública, si es que quiere ir realmente con la frente en alto a pedir su voto.

Llama la atención que Olvera Ruiz ya no estuvo en la conferencia de este jueves 22 al lado de sus adláteres de partido. Y ahora quien salió en su defensa en el caso del ISSSTE fue el lego líder estatal, Marco Antonio Mendoza, quien a pregunta expresa del tema se atrevió a decir que en los millonarios adeudos, “no hay tema de distracción de recursos, no es un tema de corrupción (sic); es un tema político. Morena politiza el pasado” (¡recontra sic¡).

Dice Mendoza que no hay distracción de recursos, sino una persecución política. Habrá qué preguntar al líder, o mejor dicho, al administrador del camposanto tricolor, si sabe la forma en que operan las aportaciones del trabajador en el tema de la seguridad social. Le explicamos con manzanitas:

Cada quincena a los miles y miles de trabajadores afiliados al ISSSTE, se les aplica un descuento a su salario por concepto de aportación de sus cuotas al instituto y a fondos de pensiones, jubilación y otros rubros más. Tales cantidades son retenidas por el patrón, en este caso los gobiernos estatales, federales o municipales, que por ley tienen la obligación de entregarlos al ISSSTE.

Dice Marco Antonio Mendoza, que Paco Olvera no cometió distracción de recursos ni acto de corrupción alguno, ¿entonces cómo calificar el hecho de que una vez retenidos los millonarios recursos mensuales y anuales a más de 80 mil maestros de la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo (SEPH), vía nómina, no se entregaron en tiempo y forma al ISSSTE?

Solo los funcionarios o políticos más neófitos desconocen este procedimiento básico con que se aplican los descuentos a los burócratas. ¿De dónde saca el líder priísta que no entregar el dinero de los trabajadores al ISSSTE no es corrupción y a la ligera argumenta persecución política?

Sería bueno que los dirigentes del PRI pregunten su opinión al respecto a los miles y miles de maestros y sus familias, que en calidad de derechohabientes deben hacer largas filas para una consulta o para recibir sus medicamentos y esperar meses para una intervención quirúrgica, porque la acción criminal de políticos como Paco Olvera, dejó sin recursos al ISSSTE, poniendo en riesgo su salud y sus vidas, pero además el pago de pensiones a maestros jubilados.

¿Cuántas camas de hospital, contratación de médicos y enfermeras, compra de medicamentos y equipos para mejorar la atención a los pacientes, no pudieron haberse adquirido con los cinco mil millones que Olvera dejó sencillamente de trasladar al instituto?

¿Por qué? Esa es la pregunta y resulta un verdadero insulto a la inteligencia que en su calidad de patrones, los priístas quebraron al ISSSTE por robar su dinero a los trabajadores y ahora salgan a decir que Morena quiere politizar el pasado.

Mendoza dice que en su momento, Olvera saldrá a aclarar el tema con pruebas contundentes. Los directamente afectados esperan que esa contundencia vaya acompañada de los cinco mil millones que fueron descontados de sus salarios por más de cuatro años y que de acuerdo a los estados financieros del ISSSTE, hasta el pasado 31 de diciembre, sencillamente, siguen sin aparecer.

Olvera a diferencia de otros cadáveres políticos insepultos en el camposanto tricolor, lejos de descansar en paz, puede terminar con sus huesos…¡pero en la cárcel¡

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here