Inicio Columnas MAY ¡A PAGAR!

MAY ¡A PAGAR!

1747
0

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 6 segundos

Por Samuel Cantón Zetina / @SamuelCanton

Aunque el capitán Carlos Manuel Merino aseguró en entrevista que dejará en arcas de 200 a 300 millones de pesos, Javier May Rodríguez no debe confiar que no tendrá problemas para afrontar los pagos del gobierno de fin de año.

Ya se sabe cómo son -¡de locos!- los cierres de ejercicio en el edén en ruinas.

Lamentablemente, nadie preguntó a Merino a cuánto ascienden los compromisos financieros de la administración en diciembre -más o menos-, para que el de Comalcalco sepa bien a bien a qué atenerse.

¡Pero son una barbaridad!…

Eso, sin contar los millonarios adeudos a proveedores, que el mandatario provisional aseguró que cubrirá en tiempo y forma, ni lastres como el proverbial saqueo de doceavo mes en la UJAT.

La institución devora en los diciembre fácilmente el 20% de su presupuesto anual, entre léperos aguinaldos de ¡85 días!, sueldos de profesores favorecidos de más de 90 mil pesos mensuales, costo de atención médica privada generalizada (nomás eso faltaba), y fantásticas prebendas -disfrazadas de conquistas laborales- de sus sindicatos.

Al calor de la Navidad, los recuentos y buenos deseos,  ¡aquello es un auténtico festín legal de roedores!

Esos $500 o 600 millones que necesitará la universidad para recompensar por un año de labores a su ejército de parásitos presuntamente ilustrados, los tendrá que conseguir Javier May en la ciudad de México, ya con Claudia Sheinbaum, pero tambien aquí, en Villahermosa, porque estado y Federación van mitad y mitad.

En teoría, lo que el gobernador electo encontrará en caja no le alcanzará ni para poner el 50% del gobierno del estado a “la noble causa” de premiar a los príncipes de la educación superior.

Y DE MAÑANA…

MAY HARÁ gira de agradecimiento a partir del lunes17, una vez que el IEPCT haya concluído trámites. Sobre el señalamiento de que ganó una “elección de Estado”, el PRIAN ni la burla perdona: fue hecho papilla en las urnas. ¡Inútiles y llorones…!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here