Inicio Columnas MUNICIPIOS CONTRA COMERCIANTES UN FRENO AL DESARROLLO LOCAL

MUNICIPIOS CONTRA COMERCIANTES UN FRENO AL DESARROLLO LOCAL

171
0
Foto especial

Por Juan Carbajal/@JA_CARBAJAL

El desarrollo de las ciudades no podrían explicarse sin la fuerza económica que genera el comercio; constituyendo así uno de los activos de mayor empuje para la construcción de municipios en desarrollo.

Los núcleos de desarrollo concentran población, actividad industrial, servicios, centros educativos y de salud, áreas administrativas y políticas, además de nodos de comunicaciones y transportes, pero históricamente en todos estos aspectos se generan unidades de comercio que generan riqueza en cada entidad, así como su participación en el valor agregado nacional.

En  México, los sectores productivos se dividen en: Sector Primario: Agricultura, ganadería, silvicultura y pesca. Sector Secundario: Integrado por minería y petróleo, así como la industria de la transformación de la materia prima, como la industria automotriz. Sector Terciario: Abarca turismo, comercio, comunicaciones, servicios y transportes; de los cuales en el Estado de Hidalgo un total de 49  municipios cuentan con unidades económicas de Agricultura, cría y explotación de animales, aprovechamiento forestal, pesca y caza, y en 80 de los 84 municipios la actividad predominante es el comercio, según datos del Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas (DENUE) del INEGI.

Con más de un año de pandemia, se ha impulsado el concepto de Desarrollo económico local, que en teoría se ocupa de potenciar las fuentes de riqueza y los recursos de que dispone el territorio municipal. Sin embargo, lo evidente es una  urgente necesidad de elaborar estrategias que apunten a mejorar la calidad de vida de los habitantes del municipio.

Desafortunadamente, ante una carente política pública municipal de apoyo al comercio, y dejar solo en el discurso la promoción al consumo local, en municipios de Hidalgo se han visto en fechas recientes enfrentamientos entre autoridades y comerciantes que lejos de encontrar aliados, afrontan un embate por la obtención de recursos y sobre todo por “controlar” las actividades que se han llamado “informales”.

Y peor aún, en municipios metropolitanos en donde la presencia comercial es mayor, se han concretado acciones de enfrentamiento mediante el discurso de odio, discriminación y segmentación por intereses grupales, políticos  e ideológicos, por encima del diálogo y la razón.

El desarrollo económico local puede definirse como el proceso organizado, planificado y concertado de creación de riquezas, que debe considerar los factores sociales, políticos y ecológicos como elementos que se condicionan recíprocamente.

Cierto es que todo crecimiento debe ser planeado, ordenado y sobre todo fomentado, por lo cual se debe contar con un desarrollo Político que fomente la democracia local y la participación ciudadana, en cuya actividad los pobladores, sin distingos de ideologías, son agentes activos en la solución de sus problemas.

PUBLICIDAD

Esto puede ser posible en los municipios debido a la capacidad de liderazgo de las autoridades locales para lograr consenso. La viabilidad de un plan de desarrollo además de su racionalidad técnica, debe lograr un consenso social alrededor de sus objetivos.

Para lograr resultados favorables se requiere de la presencia activa de toda la población pero la disyuntiva que enfrentamos los ciudadanos es encontrar a estas autoridades municipales que estén dispuestas a sobre poner el desarrollo de los ciudadanos por los ingresos que reciben, y mejor aun, que decidan ser factor de unidad y dejar a un lado una visión institucionalizada para articular de manera plural el desarrollo de las unidades económicas locales.

Mientras las autoridades municipales, decidan enfrentarse a los comerciantes –formales, informales, fijos, semifijos, ambulantes o como quieran definirlo- solo están aplicando el freno para el desarrollo local, favoreciendo que la riqueza escape y en el  ámbito local solo se fomente el encono, la discordia y el enfrentamiento social.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here